Helado de sandía: una receta sencilla y refrescante para hacer en casa

·2 min de lectura
Photo credit: Hearst Owned
Photo credit: Hearst Owned

La sandía es uno de los ingredientes estrella de las recetas de verano. Es una de las frutas más grandes de nuestros mercados, pudiendo llegar a 10 kilos de peso. Su exterior puede ser liso o rallado y su interior rojo intenso, con o sin pepitas, dependiendo del tipo de sandía. Pertenece a la especie de las cucurbitáceas, al igual que el melón; esa otra fruta tan versátil que igual lo puedes tomar en preparaciones dulces como saladas, como este gazpacho picante de melón.

Es una fruta ideal para toda la familia. A los niños suele gustarles por su vivo color, frescor y jugosidad; aquí tienes recomendaciones para la alimentación infantil en verano: niños, cómo alimentarlos. También es ideal para aquellas personas con problemas para masticar debido a su pulpa suave y muy jugosa.

En verano es un gran aliado en la alimentación familiar ya que tiene un aporte muy alto en agua y esto la convierte en un potente hidrante, resulta muy recomendable para personas de edad avanzada ya que les cuesta más tomar agua y comiendo sandía cubren esa necesidad. Para tomar más líquidos prueba estos ricos batidos de frutas saludables y caseros para este verano.

Entre sus cualidades están que es un magnífico diurético por lo que su consumo es recomendable para aquellas personas con cálculos renales, ácido úrico o hipertensión. También es una buena opción para tomar el día después de un atracón, ya que es desintoxicante. En este caso también prueba una dieta verde detox, te ayudará a depurar toxinas.

La sandía es baja en calorías y rica en licopenos, estos últimos tienen propiedades antioxidantes que, según estudios científicos, pueden prevenir algunos tipos de cáncer y además al actuar contra los radicales libres, la sandía reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y degenerativas. Si quieres cuidarte, prueba estas 20 recetas ligeras para adelgazar: platos sanos para perder peso.

Pruébala en este rico helado combinado de otras frutas, encantará a toda la familia, es facilísimo de hacer ¡y solo tiene 150 calorías!

Polo de sandía, melón y kiwi

Photo credit: Hearst Owned
Photo credit: Hearst Owned

Ingredientes para 4 personas: 400 g de sandía, 400 g de melón, 2 kiwis, 1 cucharadita de pepitas de chocolate negro.

Elaboración

Quitar la piel y las pepitas a la sandía. Cortar en trozos , poner en el vaso de la batidora y triturar. Añadir a la mezcla unas pepitas de chocolate pequeñas. Rellenar con la mezcla cuatro moldes para polo o vasitos de plástico. Meter al congelador hasta que se congele.

Realizar la misma operación con el melón quitar la piel y las pepitas, cortar en trozos y pasar por la batidora. Verter la mezcla en los moldes una vez se haya congelado la primera capa.

Pelar los kiwis y pasarlos por la batidora. Verter en el molde una vez congelado la segunda capa y dejar hasta que se congele del todo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente