El riesgo de HBO con su aluvión de series de 'Juego de Tronos'

·4 min de lectura

No, Juego de Tronos no iba a acabar con el final de su polémica octava temporada. Eso ya no nos lo dejó claro HBO en cuanto empezó a anunciar numerosos proyectos ambientados en este universo creado por George R.R. Martin en su saga Canción de Hielo y Fuego. Fue el caso de La casa del Dragón, el spin-off sobre la casa Targaryen que llegará a nuestras pantallas el próximo 2022, pero también de la adaptación de Los cuentos de Dunk y Egg, de una producción animada o de la serie sobre la Reina Nymeria, entre muchos otros. 

Y es que HBO puso en desarrollo varios spin-offs a la vez, una cifra a la que ahora hay que sumar otros dos más.

Póster de Daenerys de Juego de Tronos (Foto: HBO)
Póster de Daenerys de Juego de Tronos (Foto: HBO)

A La casa del Dragón (o House of Dragons), debemos sumar la rumoreada adaptación de Los cuentos de Dunk y Egg y otras posibles series que se titularían Sea Snake (Víbora de mar) y 10.000 Ships (10.000 barcos) -este último es un spin-off que estará inspirado en uno de los personajes que Arya Stark tuvo en mente para dar nombre a su huargo: la princesa Nymeria de Rhoynar- y hasta tres series animadas.

Según ha informado The Hollywood Reporter, la compañía de televisión por cable y streaming ha puesto en marcha dos nuevas series animadas sobre el mundo de Poniente, después de dar luz verde a una el pasado mes de enero. Todavía no han trascendido muchos detalles, pero se sabe que una de ellas podría estar ambientada en el Imperio de Yi Ti, una región inspirada por la China Imperial situada en el continente de Essos, en el límite del mundo conocido.

Pero por muy interesante que puedan parecer estos proyectos, o el entusiasmo generalizado que provoque este tsunami de series salidas del universo de Juego de Tronos, cabe preguntarse si tanto anuncio y el desarrollo de semejante cantidad de spin-offs es una buena idea. 

Primero, porque son ideas que no están desarrolladas al completo, y al final no hacen más que crear unas expectativas que pueden no estar a la altura del producto final. Ni siquiera para ellos mismos, puesto que ya hemos visto como llegaron a rodar un piloto de un spin-off de Juego de Tronos con Naomi Watts y fue totalmente descartado tras ver el resultado. De hecho, este anuncio de los nuevos proyectos animados ha venido acompañado de otra cancelación, el de la serie sobre el Lecho de Pulgas, el barrio más empobrecido de Desembarco del Rey.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Al final, al anunciar una serie y luego cancelarla HBO deja una sensación de ir caminando a ciegas, buscando ideas desesperadamente para tratar de explotar su gallina de los huevos de oro. Y esto conduce a otro problema, la sensación que provoca a los fans de que este aluvión de series vaya a acabar quemando el formato y hacernos perder el interés. Porque si nos preguntamos si queremos ver series salidas de Juego de Tronos, cualquier fan respondería que sí pero siempre que mantengan la calidad de la serie original. Una tarea difícil de conseguir, que incluso resultó imposible para la propia serie principal cuando tuvo que desarrollar sus últimas temporadas.

Y es que no olvidemos que Juego de Tronos fue un fenómeno mundial que supo crear cátedra en la industria a nivel de producción y argumento, dejando el listón muy alto incluso para sus continuaciones. Cualquier serie que tome el testigo será comparada y estará sujeta a la crítica radical de sus fans, quienes ya demostraron sus altas expectativas al criticar sin miramientos el final. Recordemos que fueron muchas las críticas a las que se enfrentó HBO cuando empezó a alejarse de la saga de libros de George R.R. Martin a lo largo de sus últimas temporadas, puesto que la ausencia del final literario llevó a cambios en las tramas, decisiones argumentales muy cuestionables y giros bruscos que se tradujeron en bastantes comentarios negativos en el tramo final de la serie madre. En ese caso eran decisiones entendibles, puesto que poner en pausa la producción para esperar a que Martin terminara las novelas no era asumible. Y de hecho, cada día suena más imposible la posibilidad de llegar leer el final de Canción de Hielo y Fuego.

Pero sabiendo de antemano lo duro que puede ser un mal recibimiento por parte de los fans, tal vez deberían tomarse la continuidad del universo de Los Siete Reinos con más calma, esperar a ver cómo funciona el spin-off de La casa del dragón que nos llega el próximo año y a partir de ahí empezar a tomar decisiones. Hasta ahora no hemos podido ver ningún spin-off, y tener tantos proyectos en marcha sin ver siquiera cómo va a reaccionar el público al primero es jugar con fuego, puesto que al final están invirtiendo tiempo, recursos y presupuesto en un desarrollo que podría quedarse en tierra de nadie.

Más historias que te puede interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente