HBO se planta ante la cultura de la cancelación y la censura a Woody Allen

Cine 54
·4 min de lectura

El estreno del primer episodio de Allen v. Farrow ya tiene sus primeras consecuencias...

La miniserie documental de HBO repasa el caso de Dylan Farrow, dándole el espacio para que detalle las acusaciones de abuso sexual que mantiene contra su padre, Woody Allen, desde hace casi treinta años. Y si bien cuenta con otros tres episodios que se estrenarán cada lunes, uno por semana, la serie ha comenzado a provocar todo tipo de reacciones en contra del cineasta y su cine.

En los últimos días, la cultura de la cancelación comenzó un llamamiento en contra de HBO Max en EE.UU. criticando que mantengan seis películas del director en su catálogo. Pero la cadena ha optado por plantar cara y no dejarse cancelar por las redes.

Woody Allen (SteveSands/NewYorkNewswire/MEGA; Gtres)
Woody Allen (SteveSands/NewYorkNewswire/MEGA; Gtres)

El privilegio blanco está dejando que Woody Allen proyecte sus películas en HBO Max, mientras ahora enseñan un documental sobre su supuesto abuso sexual. Está cobrando un cheque mientras simultáneamente es expuesto en la misma plataforma. Asqueroso” escribía un periodista llamado Ernest Owens en Twitter, siendo una de las muchas críticas que encontramos en redes del mismo estilo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y HBO Max ha respondido asegurando que no piensa eliminar las películas de Woody Allen de su catálogo, a pesar de contar también con Allen v. Farrow. En el caso de EE.UU. se trata de Sombras y niebla (1991), Días de radio (1987), Otra mujer (1989), Broadway Danny Rose (1984), Septiembre (1987) y Scoop (2006). Y, curiosamente, en cinco de ellas aparece Mia Farrow como protagonista.

Esos títulos se mantendrán disponibles en la biblioteca para permitir que los usuarios tomen decisiones informadas sobre la visualización del trabajo” dijo HBO a través de un comunicado publicado por The Wrap.

De este modo, a diferencia de las advertencias racistas que Disney ahora incluye antes de la proyección de algunos clásicos animados, o la decisión de HBO de hacer algo similar con Lo que el viento se llevó, en este caso la cadena no permitirá que la cultura de la cancelación pueda con su catálogo. Al contrario, ha optado por mantener las producciones del director a pesar de contar con una miniserie que lo tacha de abuso infantil, para así dejar que sea el propio espectador el que decida cómo tomarse el legado cinematográfico de Woody Allen. Si cancelarlo o no, será cosa del propio usuario.

Woody Allen nunca fue procesado por los supuestos abusos. No existe una sentencia judicial que oficialmente lo condene por los actos que según Dylan ocurrieron en el ático de su casa cuando tenía 7 años. Es su palabra contra la del director y a sus 35 años, ella todavía mantiene su testimonio mientras Allen sigue asegurando que todo fue un juego de manipulación orquestado por Mia Farrow en venganza por haberla engañado con su hija, Soon-Yi (con quien Allen sigue casado).

Cartel promocional de Allen v. Farrow (HBO)
Cartel promocional de Allen v. Farrow (HBO)

Después de haber dado ruedas de prensa, entrevistas y declaraciones defendiéndose a lo largo de los años y acusando a Mia Farrow de ex vengativa, lo que hace Allen v. Farrow es darle la oportunidad a la actriz y su hija de explicar su versión. Y lo hacen con lujo de detalles, contando con el testimonio de personas implicadas -desde familiares a oficiales que investigaron el caso- que no hacen más que incrementar la duda y las críticas sobre el director pero, sobre todo, inclinar aun más la balanza sobre ella y su versión. Por este motivo las redes están comenzando a reaccionar pidiendo la censura del cine de Woody Allen.

Sin embargo, el debate sobre la división del arte y el artista es uno que lleva décadas manteniéndose en todos los ámbitos del mundo artístico y que ha cobrado aun más relevancia en los últimos años a raíz de los escándalos sexuales destapados en Hollywood. Y un debate que, sin dudas, Allen v. Farrow está volviendo a activar.

En España, todas las películas nombradas a excepción de Scoop, se encuentran en el catálogo de Filmin. Mientras que el resto las podemos encontrar también en Amazon Prime Video (como Vicky Cristina Barcelona, Medianoche en París o Café Sociey, entre otras), Movistar+ (como Día de lluvia en Nueva York) o en varias al mismo tiempo, como Desmontando a Harry o Match Point (que también está en HBO). Sin embargo, en general, la gran mayoría, está en Filmin.

Más historias que te pueden interesar: