La serie de Alex de la Iglesia que acaba de estrenar HBO es una auténtica joya

Valeria Martínez
·9 min de lectura

Hace cerca de tres décadas que Álex de la Iglesia ocupa un lugar especial en el panorama cinematográfico gracias a 16 largometrajes que reflejan las pasiones e inquietudes de uno de los directores más originales de nuestro cine. Y es ahora, en pleno auge del streaming, que el cineasta da el salto definitivo al poblado universo de las series. Y lo hace con su apuesta más madura hasta la fecha.

HBO estrena el primer episodio de 30 monedas el 29 de noviembre y lo hace con una historia que resume todo lo que engloba la filmografía de este director. Y tras ver los ocho capítulos que la componen puedo confirmar que estamos ante una joyita que disfrutarán los seguidores de su cine, los apasionados de las historias de terror y fantasía y, sobre todo, los amantes de las buenas series.

30 monedas (Manolo Pavón, cortesía de HBO España)
30 monedas (Manolo Pavón, cortesía de HBO España)

Un sacerdote y exorcista desterrado por el Vaticano que se refugia en un pequeño pueblo español mientras es acechado por un culto católico ancestral. Qué pedazo de trama ¿verdad? Pues esa es la base central de 30 monedas que recurre a diferentes vertientes para completar su historia: como un alcalde y una vecina veterinaria metidos en cada misterio y suceso extraño que ocurre en el lugar (Miguel Ángel Silvestre y Megan Montaner), una esposa acechada por los celos (Macarena Gómez) y un pueblo repleto de personajes de lo más variopintos que comienzan a sufrir muertes, asesinatos, monstruos, posesiones y fenómenos de todo tipo tras la llegada del Padre Vergara (Eduard Fernández).

Y entre medias se nos plantea un debate sobre el bien y el mal, sobre la existencia del demonio en la tierra, sobre la figura de Judas en el final de Jesucristo y una trama que utiliza la religión como herramienta para adentrarnos en un terror fantasioso “muy Lovecraft” y “muy Álex de la Iglesia”. Vamos, un festín de monstruos, sangre, humor y mucha originalidad.

Básicamente 30 monedas es Álex de la Iglesia en su máxima potencia. Si te gustó El día de la bestia o La comunidad, o eres más de Las brujas de Zugarramurdi o Los crímenes de Oxford, aquí se pueden encontrar referencias a todas ellas. Los monstruos, momentos slasher, demonios, drama, intriga, comedia, paganismo, brujas, religión... no falta nada. Ya sea en el estilo de las escenas, en la trama, el humor negro, la violencia o los elementos fantásticos, 30 monedas respira Álex de la Iglesia por los cuatro costados. Y habiendo seguido su cine desde el principio y tras entrevistarlo en varias ocasiones (siempre contagiándome esa pasión intensa que siente por el séptimo arte) no puedo evitar sentir cierto orgullo por este director que ha sabido dar pasos firmes y agigantados, por mucho éxito o fracaso que se plantara en su camino (que ha experimentado ambos) y sacar todo su arsenal en el formato que mejor se lo permite: las series.

Todavía recuerdo el día que me dijo (en broma) lo celoso que estaba de que su colega Juan Antonio Bayona fuera a dirigir la secuela de Guerra Mundial Z (lo hablamos en el estreno de Non-Stop (Sin escalas) de Liam Neeson en Madrid poco después de que saliera la noticia). Porque esa era el tipo de película con la que él quería jugar, a lo grande, con los recursos necesarios para darlo todo. Y si bien sus últimas películas tuvieron toda la pomposidad que aporta una buena dosis de originalidad (la de él y su guionista habitual, Jorge Guerricaechevarría), es con 30 monedas que de repente nos damos cuenta del peso de su filmografía. Porque está ahí, presente, con referencias constantes que lo delatan. (Para quienes no lo sepan, Bayona no hizo la segunda parte de la película de invasión zombi sino que abandonó el proyecto, y aunque pasaron varios nombres por el puesto, la cinta está actualmente cancelada).

30 monedas (Manolo Pavón, cortesía de HBO España)
30 monedas (Manolo Pavón, cortesía de HBO España)

Eduard Fernández hace un trabajo espeluznante como el Padre Vergara traspasando la pantalla con un compromiso brutal. A sus 56 años se adentró de lleno en un régimen de dieta y entrenamiento para interpretar a este exorcista que descarga su pasado practicando boxeo, enseñando músculos de infarto mientras su enorme barba alberga los demonios que todavía acarrea en el alma. Eduard me contó que entrenó durante cuatro meses antes de comenzar el rodaje con un culturista y que adelgazó unos 15 kilos. Todo ello, más la barba y una prótesis de nariz, le sirvieron para crear la parte externa de un personaje repleto de matices, pero es en el proceso interno donde radica la magia de su actuación. A él le apasiona componer sus personajes y encontró que la pasión que él siente por su oficio es la misma que siente Vergara por el suyo. Todo ello más el análisis que hizo del pasado del personaje lo llevaron diseñar un papel con una dualidad asombrosa.

Con su amplia experiencia cinematográfica a cuestas, Álex de la Iglesia rodó una serie de ocho capítulos de una hora (o mas en algunos casos) de duración, creando una obra que se vive más como una película extensa que como una serie.Yo también sentía que era una película de ocho horas” me contó Miguel Ángel Silvestre al hablar del enorme rodaje que tuvo lugar en Pedraza, Segovia. “Cada capítulo tenía mucha profundidad y podría funcionar por sí solo. Era alucinante ver a todos los equipos trabajar y ver cómo nos íbamos moviendo por los escenarios. Y cuando ves el rompecabezas terminado es una serie asombrosa, divertida y entretenida”. Y es que cada capítulo expande la historia pero también alberga una trama en sí misma, demostrando un cuidado por la narración que denota la dedicación absoluta por crear algo que esté a altura de las expectativas.

Nuestra charla con Manolo Solo, Macarena Gómez y Miguel Ángel Silvestre por el estreno de '30 monedas'
Nuestra charla con Manolo Solo, Macarena Gómez y Miguel Ángel Silvestre por el estreno de '30 monedas'

En resumen, 30 monedas lo tiene todo: monstruos, slasher, suspenso, terror, absurdo y humor negro. Hasta romance. Es verla y darte cuenta enseguida que estás ante una obra del director de El día de la bestia. O de Las brujas de Zugarramurdi. O de La comunidad. Aquí está Álex en toda su esencia con la dosis añadida de que aporta todo lo aprendido a lo largo de tres décadas para crear una obra muy suya y con todos los recursos que le aporta el contar con un socio como HBO. Y no lo digo yo únicamente, también lo afirman sus intérpretes.

Macarena Gómez (esa scream queen del cine español a la que deberíamos reconocer más de lo que hacemos) trabajó con Álex en Las brujas de Zugarramurdi y ella misma coincidía conmigo en nuestra charla previa al estreno al decirme que la serie “es el cine de Álex en estado puro”.

Hay muchas referencias a películas como El día de la bestia, pero no solo al cine que ha hecho sino a referencias culturales que ha recibido a lo largo de su vida” sentenciaba mientras recordaba la pasión que siente el director por las obras de H.P. Lovecraft y cuyas referencias encontramos en la serie a través de la fantasía monstruosa. Además, existe un elemento esencial que lo une a esta trama cuyo trasfondo se basa en la religión. “Álex fue a un colegio de monjas y estudió teología, y ¿sobre qué va la serie? Pues sobre algo que marcó su infancia, la religión” apunta Macarena. “Aparte, todos los géneros que ha estado tocando hasta la fecha están bien mezcladitos. Le encanta el humor negro y aquí está, lo fantástico, el cine de terror, el drama… ha sabido mezclar todos los géneros y no solo ha salido airoso, sino triunfante”.

Mientras que Eduard, que también conoce bien al director, lo define como un cineasta “muy bueno” que “sabe mucho del lenguaje cinematográfico” mientras define a la serie como “una de sus obras más maduras”.

Nuestra charla con Megan Montaner y Eduard Fernández
Nuestra charla con Megan Montaner y Eduard Fernández

Sin dudas, Álex de la Iglesia ha encontrado en el formato de las series el nicho perfecto para dejar volar toda su vertiente creativa. No se ha dejado nada en el tintero y el resultado es una de las series más recomendables de este 2020.

Mientras el género de terror vuelve a ganar adeptos a través del streaming con otras series y películas, Álex nos trae una serie que podría seguir elevando el producto español más allá de nuestras fronteras. Porque no solo La casa de papel o Veneno tienen alas, 30 monedas las tiene y aun más grandes.

A pesar de centrar su trama en un pueblo español, con todo el costumbrismo y referencias autóctonas que ello conlleva, 30 monedas es de las series nacionales con más opciones de calar hondo en otros países y culturas al tratar con enigmas, religión, terror y mucha fantasía. Álex consigue combinar a la perfección todo aquello que hace que la serie sea tan española como internacional, y eso en sí solo es un triunfo.“Creo que puede llegar muy lejos” sentencia Eduard Fernández quien dice confiar en “el buen gusto y la inteligencia del público”. Megan Montaner también opina lo mismo señalando el gran escaparate que supone que la serie se estrene en HBO.

Mientras Miguel Ángel Silvestre, que en esto de triunfar en otros lados conoce un rato, está convencido de que la serie triunfará más allá de nuestras fronteras. “Creo que la parte existencial y las preguntas que se hace el ser humano, esas que tienen que ver con el enigma de la vida, la serie las plantea y nos da un punto de vista completamente diferente al que estamos acostumbrados. Álex estudió teología, ha profundizado mucho y ofrece un punto de vista sobre la interpretación del personaje de Judas en la Biblia, de los Cainitas, del bien y el mal que a mí me seduce mucho y creo que va a seducir a otras culturas también”.

En resumen, 30 monedas está compuesta por ocho episodios -que se estrenarán uno por semana- y bien podría definirse como una antología del cine de Álex de la Iglesia. Y la buena noticia es que está concebida para contar con tres temporadas.

Más historias que te pueden interesar: