Haz un costurero muy práctico con una maceta con este tutorial súper fácil

·2 min de lectura
Photo credit: Marta Rivas
Photo credit: Marta Rivas

Hemos reutilizado un macetero alto para convertirlo en un costurero alto para guardar los utensilios para tus labores de punto y ganchillo. Una idea estupenda para que tengas siempre a mano todo lo que necesitas para tu afición favorita.

Photo credit: Marta Rivas
Photo credit: Marta Rivas

Un costurero DIY muy fácil y práctico

Coser y cantar, todo es empezar. Ten en cuenta que tienes la fortuna de haber elegido un hobby muy agradecido, porque da muchas satisfacciones y es capaz de reducir el estrés, solo tienes que ver las ventajas de ocho aficiones caseras muy relajantes.

Por eso, conviene que tengas los elementos básicos siempre a mano. Si acabas de empezar, todo tiene remedio, ya que ponemos a tu disposición los mejores consejos para inciarte en el punto: lanas, agujas, manualidades...

Rebusca por tu terraza, porque seguro que puedes recupera alguna vieja maceta para hacer este paso a paso tan fácil. Vas a utilizar herramientas convencionales, así que no tendrás problema si dispones de este kit básico para hacer manualidades en casa, en el que se incluyen tijeras, cinta de carrocero y lápiz. Para que tu caja de labores esté completa, vas a necesitar también un macetero metálico, pintura en spray, fieltro y una pequeña tira de cuero.

Por supuesto, los colores que elijas definirán el ambiente. En este caso, hemos optado por el blanco, con un toque brillante, en dorado. Para empezar, rocía con el soporte de metal y la maceta en tono oro. ¿Sabes cómo pintar con spray? Sigue esta práctica técnica para no manchar tu casa y que quede uniforme. Ahora, con la cinta de carrocero, delimita la zona superior del tiesto y vuelve a pintar la maceta de blanco. Ya solo te queda dejar que se seque por completo.

La nueva caja de labores DIY, que estás a punto de estrenar, necesita una tapa para ocultar los ganchillos, las agujas de tejer y los ovillos de lana, así que tienes que contornear la boca del tiesto sobre el fieltro y recortar. Calcula el centro de la circunferencia y troquela un agujerito en el que insertarás una tira de cuero, que debes anudar en la parte posterior de la tapa.

Los más mañosos pueden realizar la tapa de madera para que sea más consistente y este costurero alto se convierta también en una práctica mesita auxiliar para dejar un vasito con agua, el móvil o el mando de la televisión. Ya sabes: ¡imaginación, al poder!

Realización: RecyCrafts.


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente