Hay una dieta española que ayuda a estar más sano y delgado. ¿Sabes cuál es?

Javier Sánchez

Llevamos muchos años escuchando hablar de las bondades de la dieta mediterránea, con su ‘mix’ de verduras, cereales y el aceite de oliva como principal grasa. Sin embargo, un estudio liderado por el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela acaba de poner de manifiesto que hay otra dieta muy beneficiosa que se aparta de la que se sigue en el arco Mediterráneo: se trata de la dieta de Galicia, comunidad bañada por el océano Atlántico.

El pulpo a la gallega, un plato saludable. Foto: Wikipedia/Juntiagues
El pulpo a la gallega, un plato saludable. Foto: Wikipedia/Juntiagues

Los participantes en el ensayo clínico ‘Galiat’, que medía el impacto de la dieta Atlántica propia de Galicia, experimentaron una mejora en su salud metabólica. El grupo sobre el que se hizo el estudio fueron 250 familias de la localidad pontevedresa de A Estrada. La doctora María del Mar Calvo, investigadora principal del Grupo Clínico de los proyectos Galiat 6+7 y miembro del Comité de Comunicación de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio, resumió el resultado con una vieja frase de Hipócrates: “que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”.

Más de 80 profesionales del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela actuaron como investigadores colaboradores. El ensayo clínico involucró a 720 personas, entre niños y adultos, que se dividieron aleatoriamente en dos grupos, uno de intervención (127 familias) y otro de control (123 familias). Durante seis meses, las 127 familias del grupo de intervención participaron en un programa formado por cuatro sesiones individuales de educación nutricional y gastronómica, y se les entregó material de apoyo y alimentos característicos de la dieta tradicional gallega. Las 123 familias restantes actuaron como grupo de control. Tras seis meses, se observaron reducciones estadísticamente significativas en los niveles medios de colesterol, así como en el peso corporal, también en el porcentaje de masa grasa corporal e incluso en el índice de cintura y cadera. Es decir, más salud y menos kilos. Entre los alimentos que consumidos figuraron mejillones de la ría, grelos, berzas, queso cremoso, aceite de oliva producido en Galicia, y vinos hechos a partir de las uvas albariño y mencía. Los criterios que se siguieron para su elección fueron científicos, lúdicos y culturales.

Las zamburiñas, parte esencial de la dieta gallega.Foto: Pixabay/la_coleccionista_
Las zamburiñas, parte esencial de la dieta gallega.Foto: Pixabay/la_coleccionista_

Esto podría interpretarse como que el pulpo, las zamburiñas o el pan gallego son beneficiosos para la salud en términos absolutos, pero el estudio va más lejos. Según la doctora Calvo, “todo el mundo se siente orgulloso de su tierra y sus productos y los paladares se educan en los sabores de la infancia”. Pero añadió que el proyecto se podría exportar a cualquier lugar del mundo, adaptándolo a la gastronomía de la zona. La doctora Calvo explicó que no hay que demonizar las consecuencias que ha tenido la globalización sobre la alimentación ni ser integristas, pero que hay que reconocer “el daño causado por las enfermedades relacionadas con la dieta, que requiere una respuesta global. En este contexto, el pilar básico en la prevención de estas enfermedades es el mantenimiento de un estilo de vida saludable, basado en una alimentación óptima y una actividad física adecuada”, explica. Que la que siguen en Galicia parece sana es algo de lo que no queda duda, a la vista de los resultados.