'Haters', el reto (pendiente) de Internet: cómo combatir el odio a través de las redes sociales

·3 min de lectura
Photo credit: OsakaWayne Studios - Getty Images
Photo credit: OsakaWayne Studios - Getty Images

Las redes sociales son un arma de doble filo para la sociedad. No hay duda que en la última década han logrado convertirse en la mejor herramienta para comunicarnos, informarnos de lo que ocurre de lado a lado del globo terráqueo y, por supuesto, entretenernos. Desde Instagram a Twitter, Facebook o, más recientemente TikTok. Pero no podemos olvidarnos que el uso nocivo de este tipo de plataformas por parte de algunos usuarios nos ha mostrado las consecuencias más negativas que son la adición a Internet o el surgimiento de los llamados haters, "personas que dedican tiempo y energía a comentar en otras cuentas, normalmente de forma ofensiva y destructiva", como bien explica Ixi Ávila, coach de Inteligencia Emocional, a la hora de definir este término tan popular en los últimos años que proviene de la lengua inglesa.

"Se agarran al anonimato para poder criticar sin filtros y sacar toda la rabia no expresada que nunca se atreverían a verbalizar en persona", apunta. Pero, ¿por qué lo hacen? Ávila lo tiene claro y apunta a una forma de "llamar la atención" o buscar la validación del grupo, siempre motivados por emociones como la envidia o el sentimiento de inferioridad.

Photo credit: Maskot - Getty Images
Photo credit: Maskot - Getty Images


Cómo combatir a los haters: tips para gestionarlo

El ciberacoso, como bien podíamos imaginar, se multiplica para famosos o perfiles con multitud de seguidores en este tipo de plataformas. A mayor audiencia, mayor posibilidad de tener haters en las redes sociales. Casos recientes como lo sucedido con Chanel, aspirante a Eurovisión que sufrió en primera persona las críticas y el odio en Twitter tras su elección, son el mejor ejemplo. ¿Cómo hacer frente a estas actitudes?

"Es una cuestión estadística, la mayoría de personas entendemos a nivel racional que no podemos gustar a todo el mundo pero nos cuesta más entenderlo a nivel emocional, porque como seres sociales estamos programados para que nos importe el feedback que recibimos de otras personas", apunta Ávila, que señala a la vez la importancia de saber detectar qué tipo de criticas son y de quiénes vienen.

Por un lado debemos diferenciar las denominadas críticas constructivas y por otro, las destructivas, aquellas que "no suman y no están enviadas desde un lugar sano". Y por otro, y no menos importante, debemos decidir, de forma racial, de qué personas queremos escuchar este tipo de comentarios. Además, la coach apunta a tips que pueden resultar de gran ayuda a la hora de combatir estas actitudes que pueden derivar en problemas de salud mental:

  • Bloquear o restringir: protegerse de ese tipo de comentarios y no tener la opción de exponernos a diario a leer críticas destructivas.

  • No buscar justificación: son comentarios hechos con odio y desde el dolor.

  • No caer en la provocación: debemos apostar por la amabilidad, mostrar empatía y no contestar de la misma forma agresiva.

  • Mantenerse al margen: sobre todo en el caso de personajes públicos con un volumen de críticas alto para no leer comentarios ni positivos ni negativos.

  • Buscar el apoyo REAL: las personas de tu alrededor que te apoyan y te ayudan a mantener el equilibrio emocional.

  • Pedir ayuda profesional: es la forma de conseguir gestionarlo de una forma sana.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente