Harry Styles en el vídeo Golden: la píldora de estilo y color para un otoño gris

Por Redacción
·2 min de lectura
Photo credit: ESQUIRE
Photo credit: ESQUIRE

From Esquire

Harry Styles (26 años) tiene un don: el de aparecer cuando más se le necesita. En los últimos meses, sus apariciones públicas han sido contadas —por suerte para sus fans—. Pero parece vivir un confinamiento particular en Italia donde lo único reseñable es ver cómo crece su bigote o ese corte de pelo undercut con el que cualquier hombre con pelazo soñaría. Desde que inaugurara el verano con su videoclip Watermelon sugar, poco o nada se ha sabido de él. De él y de ese particularísimo estilo que tanto predica: el de las maximalistas prendas que Alessandro Michelle pergeña para Gucci… y que tan bien defiende el británico. Hasta hoy.

Acaba de regresar con una nueva dosis de música y de moda optimista gracias a la publicación de su último vídeo Golden. Una pieza audiovisual que cumple con todos los requisitos que se le exigen a uno de los hombres con más estilo del panorama actual. Un maestro capaz de obedecer a Harry Lambert, el estilista que ha logrado que el cantante británico se consolide como todo un ejemplo de irreverencia y buen gusto a la hora de vestir. El yin y el yang, alfa y omega de un panorama que reclama gente que se atreva; con permiso de Timothée Chalament.


Photo credit: GUCCI
Photo credit: GUCCI

Styles no escapa a esa apariencia tremenda de cada uno de sus looks. Bastaría con echar un vistazo a sus apariciones en alfombras rojas como las de la Gala MET para refutar esta tesis. ¿Lo mejor de todo? El cantante sabe defenderlos como pocos y prueba de ello es verle en el videoclip Golden mientras corretea por los campos italianos vestido con una abultada selección de prendas la citada casa italiana. Eso sí, todos los diseños están personalizados. Una prueba más de que no se conforma con cualquier cosa.

De Gucci son, precisamente, esa chaqueta de doble botonadura dorada en color azul agua que se gasta el vídeo. Como también lo es esa camisa de rayas bicolor en crema y azul o en esos pantalones de lana en tonos marrón y marfil que remata como nadie con unos guantes de crochet que tanto suele llevar en algunas otras ocasiones. Parece como si el mesiánico Michelle supiera que nada como la moda de inspiración sementera para que Styles luzca como nadie en su nuevo trabajo.

Photo credit: GUCCI
Photo credit: GUCCI

Y aún hay más: porque a ese conjunto que parece sacado de alguna tienda del londinense Dover Street Market no le falta un detalle. Styles luce un bronceado made in Italy y una manicura en tonos amarillos que refuta la tesis de que la menicura ha cogido un brío imparable. Abran paso a Harry Styles, el golden boy del otoño.

You Might Also Like