El problemático actor que obligó a cambiar el final de Harry Potter

·5 min de lectura

Con el estreno de Harry Potter y las reliquias de la muerte - Parte 2 en 2011, los fans de esta exitosa franquicia creada por J.K. Rowling nos despedimos definitivamente de Harry, Ron, Hermione y el resto de los personajes del mundo mágico. También lo hicieron los propios actores, Daniel Radcliffe, Emma Watson o Rupert Grint, que tras ocho películas dijeron adiós a los que fueron los personajes de sus vidas. Pero no todos los intérpretes pudieron despedirse de la franquicia como hubieran querido. De hecho, uno de ellos tuvo que hacer frente a un despido fulminante que conllevó a que el final de la película tuviera que ser modificado.

Fue el caso de Jamie Waylett, el actor que interpretó durante las seis primeras películas a Vincent Crabbe, el fiel amigo de Draco Malfoy y Gregory Goyle. Su salida de la franquicia tuvo que ver con una detención policial por consumo y posesión de drogas, suceso que ocurrió en 2009 poco antes del estreno de Harry Potter y el misterio del príncipe.

Cartel promocional de Harry Potter y las reliquias de la muerte - Parte 2, Warner Bros
Cartel promocional de Harry Potter y las reliquias de la muerte - Parte 2, Warner Bros

Según informaron medios británicos como The Telegraph, Jamie Waylett fue detenido por dos agentes de policía cuando conducía un Audi junto a un amigo por el barrio londinense de Westminster. Al detectar un comportamiento sospechoso, le mandaron parar el vehículo y procedieron a su registro, encontrando un total de ocho bolsas de marihuana en su interior. Posteriormente los agentes registraron su residencia en Candem, al norte de Londres, donde vivía junto a su madre y sus hermanos. En su habitación encontraron diez plantas de marihuana, lo que en Reino Unido está considerado un delito de producción de droga tipo B que puede traducirse en hasta 14 años de prisión.

El juicio tuvo lugar tres meses más tarde, en julio de 2009. Jamie Waylett se declaró culpable, pero el juez aceptó su defensa de que el cultivo era a pequeña escala y para consumo personal y solo le condenó a 120 horas de servicio comunitario. Sin embargo, Waylett, con tan solo 19 años de edad, había cavado su tumba profesional.

Tras el escándalo Warner Bros lo desligó de su multimillonaria franquicia enfocada a todos los públicos. Pero el estudio tuvo que lidiar con un importante quebradero de cabeza, dado que el rodaje de Las reliquias de la muerte estaba a punto de comenzar y no tenían a ningún actor contratado para interpretar a Crabbe. Su decisión fue prescindir del personaje, pero para ello tuvieron que llevar a cabo un importante cambio en la trama del universo mágico de J.K. Rowling.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

En Harry Potter y las reliquias de la muerte - Parte 1 su ausencia no fue percatable, puesto que esta primera entrega del final de la saga se centraba en el viaje personal de Harry, Ron y Hermione en su búsqueda de los horrocruxes. Pero ya entrados en la Parte 2 y en la batalla de Hogwarts, el personaje jugaba un papel medianamente importante dentro de este épico combate final contra Lord Voldemort.

Como recordarán los lectores de los libros, Crabbe participaba junto a Malfoy y Goyle en el enfrentamiento en la Sala de los Menesteres de Hogwarts, momento en el que trataban de impedir que Harry y sus compañeros se hicieran con la diadema de Rowena Ravenclaw, uno de los horrocruxes necesarios para derrotar a Voldemort. Tras tratar sin éxito de derrotarlos usando las Maldiciones Imperdonables, Crabbe evocaba el fuego maligno, destruyendo toda la estancia y muriendo entre las llamas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la película, ante la ausencia de Crabbe, esta escena fue cambiada. En primer lugar, el personaje fue sustituido por Blaise Zabini, alumno de la Casa Slytherin que fue introducido en Harry Potter y el misterio del príncipe bajo la interpretación del actor Louis Cordice. Sin embargo, en vez de acabar con la vida de este secundario que sustituye a Crabbe, desde Warner tomaron la decisión de matar a Goyle para que la carga dramática de la escena fuera mayor.

Puede parecer un cambio mínimo, pero se establece una diferencia crucial entre el canon de las películas y los libros. En el caso de que J.K. Rowling decida algún día hablar del personaje en algunas de sus muchas expansiones del mundo mágico, podría ser un problema para Warner y sus adaptaciones audiovisuales. Sin embargo, ya que tanto Crabbe como Goyle eran meros matones al servicio de Malfoy sin desarrollo alguno durante la saga, dudamos que esto vaya ocurrir. 

Tom Felton, quien dio vida a Malfoy durante las ocho películas, se declaró muy decepcionado durante la promoción de Harry Potter y el misterio del príncipe, sobre todo en lo que respecta a su amistad. Aunque admitió que siempre fue una persona que iba muy por su cuenta que tal vez no llegó a valorar la importancia y las implicaciones de su trabajo como actor. "Fuimos grandes amigos. Siempre estuvo un poco en su propia zona y tal vez no era de los que apreciaban dónde estaba y qué estaba haciendo. Es enormemente decepcionante, sí", declaraba Felton en entrevistas.

Sobre Jamie Waylett, su vida criminal no quedó limitada a su detención por consumo de drogas en 2009. Dos años más tarde fue de nuevo detenido tras participar en los disturbios de Londres de septiembre 2011, los ocurridos a raíz de una manifestación para pedir explicaciones a la policía por la muerte de Mark Duggan, abatido a tiros por la policía un mes antes. Durante la revuelta, Waylett fue cazado por las cámaras de seguridad como participe de los asaltos violentos a comercios, llevando un cóctel molotov en su mano y tomando una botella de champán robada de un supermercado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Fue juzgado en marzo de 2012 por delitos de destrucción o daños de propiedades, por disturbios violentos y por manejo de bienes robados. Fue absuelto del primero de ellos, pero fue condenado a dos años de prisión por su participación en la revuelta y a otros 12 meses por el robo de la botella de champán. El juez estableció que podría salir en libertad condicional una vez cumpliera su primer año de condena, aunque desde entonces no ha vuelto a saberse nada de él.

Más historias que te pueden interesar: