Harry y Meghan Markle dejan de ser miembros activos de la Familia Real británica y renuncian a sus títulos

Redacción El HuffPost
Harry y Meghan

La decisión de Harry y Meghan Markle de “dar un paso atrás” como miembros de la realeza británica sigue generando consecuencias. 

Según un comunicado emitido por el Palacio de Buckingham, la pareja ha renunciado a sus títulos de duques de Sussex y dejarán de ser “miembros activos” de la Familia Real británica. 

Además, no recibirán fondos públicos ni tendrán obligaciones reales de ningún tipo. Esto significa que no representarán a la reina Isabel II allá donde vayan. 

También han anunciado que reembolsarán 2,4 millones de libras de los contribuyentes para la renovación de la residencia de Frogmore Cottage, vivienda que seguirán habitando cuando estén en Reino Unido.

Este acuerdo comenzará a tener efecto esta primavera y que se produce después de que hace diez días ambos anunciaran, a través de un comunicado, que querían ser “financieramente independientes” y “forjar un nuevo rol”. 

“Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia”Reina Isabel II

“Me complace que juntos hayamos encontrado un camino constructivo y de apoyo para mi nieto y su familia”, ha escrito la reina Isabel II en un comunicado publicado por Buckingham Palace. 

“Harry, Meghan y Archie [hijo de la pareja] siempre serán miembros muy queridos de mi familia”, asegura la monarca, quien reconoce “los desafíos que han experimentado” ambos por el “intenso escrutinio” al que han estado sometidos “en los dos últimos años”. 

“Apoyo su deseo de tener una vida más independiente”, afirma la reina, que dedica estas palabras a Meghan: “Estoy particularmente orgullosa de cómo se ha convertido tan rápidamente en una más de la familia”. 

La pareja también ha emitido un comunicado en el que agradecen tanto a la reina como al resto de la Familia Real su “apoyo” en este nuevo “episodio” de sus vidas. 

Según explican, mantendrán sus patrocinios y asociaciones privadas, “con la bendición de la...

Sigue leyendo en El HuffPost