Harry de Inglaterra revela cómo vivió la muerte de su madre, Lady Di

prince harry
vivió la muerte de Lady DiGetty Images

En documental de Netflix 'Enrique y Harry' ha visto la luz. El Príncipe Harry y Meghan Markle han contado su historia de primera persona: desde cómo se conocieron hasta cómo tomaron la decisión de salir de la Familia real británica, un relato que se ha realizado a través de entrevistas a los propios protagonistas, sus amigos y familiares, que se terminaron en agosto de 2022.

El eje central de este documental es el acoso recibido por parte de los medios de comunicación y las campañas de desacreditación contra Meghan, un acoso que no se explica sin lo que vivió la madre de Harry, la princesa Diana. "Siempre hubo presión mediática con su parte justa de drama, estrés y también lágrimas, lágrimas que vi en los ojos de mi madre", confiesa Harry en el documental donde rememora cómo vivió la pérdida de su madre.

lady di con harry y guillermo
Anwar Hussein - Getty Images

"Cuando murió mi madre teníamos dos papeles: por un lado éramos dos niños que querían llorar la muerte de su madre, y por otro teníamos que salir sin mostrar emociones, darle la mano a la gente", explica recordando que el mismo día del funeral se vieron obligados a enfrentarse a la gente que les daba el pésame, lo mismo que ocurrió tras la muerte de su abuela: "Toda la gente nos abrazó como si fuéramos sus hijos. La expectación de vernos a mi hermano y a mi en la calle era muy grande para los dos".

Para Harry la muerte de su madre fue difícil de digerir, no solo por su pérdida sino por constante acoso de los medios: "lo que le pasaba a mi madre, nos pasó a nosotros. No digo que las noticias no fueran ciertas, pero se repetían cosas y salían cosas atrasadas". Una situación que le superó en varias ocasiones llegando a tener un enfrentamiento con un paparazzi que copó portadas.

Ese verano, con apenas 18 años, viajó a Lesoto para continuar el legado de su madre con los hijos de víctimas del SIDA, y encontró en este país africano un gran refugio que le ayudó a conectar más con su madre y superar el dolor. "Lesoto me dio el espacio y la libertad para respirar, vivir y crecer", ha confesado. Tanto es así que repitió cada verano durante años creando una conexión especial con África, llegando a llevar en 2016 a Meghan Markle a Botswana para conocerse mejor.