Halle Berry y su entrenamiento de fuerza con taburetes

·2 min de lectura
Photo credit: cliff watts
Photo credit: cliff watts

En agosto cumplirá 56 años, pero Halle Berry tiene la salud física de una veinteañera. ¿Cómo lo ha conseguido? Siguiendo una dieta sana y equilibrada y una rutina de ejercicios entre los que se incluyen la práctica del boxeo y patinar. Sin embargo, si quieres saber cómo tener el cuerpo y la fuerza y potencia de la actriz ganadora de un Oscar, empieza a seguir ya en Instagram la cuenta de RE-spin, la comunidad wellness y healthy que creó Halle hace ya un tiempo.

Esta plataforma está dirigida a mujeres y hombres que quieran adquirir hábitos de vida saludables sin dejar de lado la conexión espiritual con nuestros cuerpos. Junto al entrenador personal Thomas Lee Peterson, Halley ha creado una sección llamada 'Fitness Friday' donde todos los viernes sube un vídeo de ambos entrenando. En esta ocasión tocaba fuerza y ambos han demostrado que no hace falta ningún gimnasio para realizar una sesión de entrenamiento. Dos taburetes es todo lo que te hace falta.

Como puedes comprobar, con estos ejercicios no solo se entrena la fuerza, sino que el equilibrio también entra en juego. Aunque la clave del tonificado cuerpo de Halle Berry está en haber tocado casi todos los palos a nivel deportivo. Yoga, boxeo, surf, patinete...

De hecho, para uno de sus últimos proyectos en los que daba vida a una boxeadora, la propia actriz confesó que se había estado preparando físicamente durante más de dos años.

Un entrenamiento digno de una estrella de Hollywood

"No es broma, entrené cerca de dos años y medio. Tuve que aprender Ji Jitsu, Taekwondo, Muay Thai, lucha, judo, boxeo, Kichboxing...", comentaba la actriz quien contó con la ayuda de Valentina Shevchenko, una profesional de las artes marciales.

Durante los entrenamientos, la luchadora apenas la tocaba porque sentía miedo de golpearla y lastimarla. Sin embargo, tras la insistencia de Berry y recalcar que debía saber reaccionar a los golpes y saber cómo se sienten para lograr una buena interpretación, Valentina acabó accediendo. ¿Resultado? Del impacto, Halle se rompió dos costillas.

Sin embargo, y pese al impacto, la actriz continúo como si nada para no comprometer las fechas de rodaje. No fue hasta que terminaron de rodar, tres días después, cuando confesó que le dolía el impacto. "Cuando terminamos el rodaje se lo dije a todo el mundo, y fui al hospital", explicó.

Unos límites que la actriz reconoce no cruzar a menudo, pero que para este papel consideraba necesarios sobrepasar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente