Hablemos de la 2da temporada de Big Little Lies: tenemos nueva reina para las galas de premios y no es Nicole Kidman

ATENCIÓN: ESTE ARTÍCULO CONTIENE DETALLES DEL FINAL DE LA PRIMERA TEMPORADA

Las madres de Monterey regresan el próximo 10 de junio y ya podemos contarles qué esperar de la segunda temporada de Big Little Lies. La exitosísima serie de HBO que arrasó con ocho premios Emmy, y que coronó a Nicole Kidman como la reina de las series de 2017 con ocho premios a su interpretación -incluyendo el Globo de Oro-, continúa la historia con siete episodios que servirán como final definitivo de la historia.

Imagen promocional de la segunda temporada de Big Little Lies (Cortesía de HBO España)

Tras haber visto los primeros tres capítulos de la segunda temporada, puedo confirmarles que las madres de Monterey ya no son cinco. Son seis. Meryl Streep se suma al reparto haciendo alarde de talento y robándose todo el protagonismo en cada una de sus escenas. Ni la reina más premiada de la serie, Nicole Kidman, puede superar el poderío “de la Streep”.

La segunda temporada arranca poco tiempo después de la muerte de Perry (Alexander Skarsgård), quien murió durante una fiesta cuando Bonnie (Zoë Kravitz) lo arrojó por las escaleras como acto de defensa durante una pelea con su esposa Celeste (Nicole Kidman) y sus amigas al descubrirse que fue el violador que dejó embarazada a Jane (Shailene Woodley). Sin dudas, tienes que haber visto la serie para entender de lo que estoy hablando.

Nos encontramos con que todas han decidido mantener el secreto, calificando la muerte como un accidente. La investigación está aparentemente cerrada aunque la detective del caso no parece estar muy convencida, y solo hace falta una madre entrometida para levantar las sospechas. Así entra en escena Meryl Streep -Mary Louise en la serie- dando vida a la madre de Perry que se instala en la casa de Celeste para ayudarla con los gemelos durante este tiempo de duelo.

[Chernobyl pulveriza a Juego de Tronos y Breaking Bad como la serie mejor puntuada de la historia]

Pero Mary Louise es la que peor lleva el superar la muerte de su hijo, al que recuerda como el mejor hombre del mundo, incapaz de levantarle una mano a cualquiera. No puede creerse la versión del accidente, y comienza a atar cabos sueltos utilizando su intuición femenina y una personalidad de lo más inquisitiva. Y es que Mary Louise tiene una mente avispada y una lengua viperina, diciendo todo lo que piensa cuando lo piensa, y sin importarle si resulta hiriente, agresiva o maleducada. Y por eso es de lo mejorcito de esta temporada.

Imagen promocional de la segunda temporada de Big Little Lies (Cortesía de HBO España)

Otra que se lo pondrá difícil a Nicole en la temporada de premios es Laura Dern, que brilla en malicia y capricho de nuevo. Con un personaje más extremo que en la primera temporada, descubrimos que Renata (Laura Dern) no ha cambiado nada y que ser participe de una muerte solo la ha hecho más engreída y poderosa. Pero esas características son solo fruto del secreto que guarda, sacando su peor cara por no sacar la verdadera.

En casa de Madeline (Reese Witherspoon) vemos que las cosas no han mejorado y sigue tan controladora como siempre, pero perdiendo el control más que nunca, mientras Celeste (Nicole) lidia con el conflicto interno entre la pérdida de su marido y la del hombre violento que la controlaba, luchando por asumir una muerte de la que también es responsable.

Jane (Shailene Woodley) se encuentra intentando rehacer su vida, dándole una nueva oportunidad a la vida, libre de su abusador y con un nuevo amor en el camino. Mientras Bonnie (Zoë Kravitz) no consigue superar la responsabilidad de la muerte que ella misma provocó, cayendo en una depresión que podría destaparlo todo.

Imagen promocional de la segunda temporada de Big Little Lies (Cortesía de HBO España)

En definitiva, todas están sufriendo la culpabilidad y la carga del secreto a su manera, y es solo cuestión de tiempo para que exploten. Y lo peor sería que lo hagan todas a la vez.

[11 series para aprovechar la suscripción de HBO tras el final de Juego de Tronos]

Si la primera temporada de Big Little Lies estuvo magistralmente dirigida por un director con experiencia en historias íntimas como Jean-Marc Vallée -sacando lo mejor de cada personaje en el camino-, esta segunda tanda de episodios recae en una mujer. Se trata de Andrea Arnold, la ganadora del Oscar por el cortometraje Wasp (2005) que cautivó a la crítica con el intenso drama británico Fish Tank (2009), su adaptación moderna de Cumbres borrascosas (2011) y la aplaudida American Honey (2016). Y su presencia se nota en los primeros tres episodios, optando por enfocarse más en el reencuentro individual con cada personaje centrándose en la versión más personal y femenina de cada una.

Si bien echamos de menos el intimismo de la primera temporada quizás sea un detalle que aparezca a medida que avanza la historia cuando la trama se desarrolle en más profundidad una vez que las sospechas de Mary Louise comiencen a tomar forma.

Big Little Lies aterriza en la plataforma de HBO el 10 de junio.

Para seguir leyendo:

Nicole Kidman nos hace suspirar al rememorar una canción de Moulin Rouge! antes del estreno de Big Little Lies

Reese Witherspoon bromea con que Cersei fiche por Big Little Lies

Good Omens, lo nuevo de Amazon Prime es una adaptación diabólicamente perfecta

Nadie le dijo al autor de Una proposición indecente que la nueva serie de Netflix se basaría en su idea

Un vídeo viral alegra a los fans creando el final que debería haber tenido Juego de Tronos