Hablan los expertos: así afecta a tu cuerpo el famoso 'cheat meal' o comida trampa

·9 min de lectura
Photo credit: Men's Health US
Photo credit: Men's Health US

Ir al gimnasio y llevar una alimentación healthy y equilibrada es lo ideal, pero siempre hay un hueco para el cheat meal semanal. Esa comida trampa en la que no cuentas calorías (aprende aquí cómo calcular y contar las calorías de los alimentos) y te zampas aquello que más te gusta. Pizzas, hamburguesas, perritos calientes, dulces, refrescos... ya hemos hablado alguna vez de los caprichos de Dwayne Johnson La Roca, el cheat meal más famoso de todo Hollywood. Pero… ¿son buenos para tu organismo estos momentos de placer máximo?

Algunos expertos lo consideran necesario y recomendable, otros, en cambio, alertan de que son una traba si lo que quieres es perder peso y ponerte en forma. Entonces… ¿con qué nos quedamos?

Empecemos por la propia palabra, cheat meal o comida trampa. La palabra trampa en si ya tiene connotaciones negativas, pero si solo es una comida a la semana no es tan malo, ¿no? Incluso hay quien asegura que sirve para acelerar tu metabolismo: "Cuando comes menos, tu metabolismo se ralentiza para conservar la energía, y cuando comes más, se acelera para usarlo como combustible". Pero vayamos con los expertos, que son quienes realmente saben...

Cómo afecta a tu organismo el cheat meal o comida trampa

¿Qué sucede en tu cuerpo al ingerir carbohidratos, azúcar y grasa?

"Nada que deba preocuparnos –afirma la doctora Abby Langer–. El páncreas producirá más insulina para procesar esas comidas cargadas de azúcar y, aunque te puedas sentir un poco hinchado o tener dolor de estómago, no te pasará nada más". Su colega Lisa Ganjhu, de la NYU Langone, añade: "El cuerpo sabe bien cómo regularse en esos casos. Se adapta a las necesidades y si requiere más insulina, pues la producirá". Eso sí, si comes grandes cantidades, esa ingesta permanecerá más tiempo en el aparato digestivo y, lógicamente, puedes tener gases o sensación de hinchazón.

En lo que se refiere a si acelera el metabolismo o no, el funcionamiento no es exactamente así... "Comer más para quemar más no es del todo cierto. Es verdad que nuestro metabolismo aumenta después de comer, pero si te das un atracón de pizza y brownie por valor de unas 1.000 calorías, por ejemplo, tu cuerpo no se acelerará tanto como para consumir esa cantidad de energía", coinciden.

Además, para algunas personas esos excesos con la comida pueden conducir a otros hábitos igual de poco saludables. En un estudio publicado en la revista Obesity, varios investigadores concluyeron que las personas propensas a la obesidad y que comieron 1,4 veces más de sus necesidades calóricas, son más proclives a una vida sedentaria. Conclusión: comes más y encima no haces deporte...

Photo credit: NurPhoto - Getty Images
Photo credit: NurPhoto - Getty Images

¿Lo positivo de un cheat meal? El tema psicológico. Un trabajo publicado en el Journal of Consumer Psychology aseguraba que aquellos que optaban por una comida trampa semanal eran capaces de controlar lo "malo" que comían, sin excederse, y seguían haciendo deporte. Es decir, que el cheat meal es una motivación para ellos, un premio al esfuerzo realizado durante toda la semana. Respetas tu dieta sana porque sabes que el domingo vas a comer como un león, básicamente...

Consejos para tu cheat meal o comida trampa

Puedes optar por una comida semanal o pequeños caprichos varios días. Está muy bien zamparte una pizza familiar o dos perritos calientes el domingo viendo el fútbol, pero la sensación de hinchazón de después nadie te la quita... Entonces... ¿por qué no tomarte unas patatas fritas entre semana viendo la Champions o una serie de Netflix, y una hamburguesa el sábado por la noche con tus amigos? Es un ejemplo.

"Es otra manera de mantener la motivación, sin sabotear tu entrenamiento y sin tener ansiedad porque llegue el fin de semana –sugiere Jim White, propietario de un centro de fitness y nutrición en Virginia Beach–. No soy muy partidario de la comida trampa semanal; he visto a clientes arruinar el esfuerzo de toda una semana en una sola cena... Mejor pecar un poco dos o tres veces a la semana, que además te ayudará a llegar a tus necesidades calóricas cuando haces deporte".

Y concluye: "Comer tiene que ser un placer siempre, no solo cuando te toca tu cheat meal. Si estás deseando que llegue ese día, es porque el resto de la semana no estás comiendo correctamente...".

Consejos para hacer tu 'cheat meal' mas saludable

  • 1- Si vas a comer hidratos de carbono, mejor una buena pasta ecológica y con huevo que la típica pizza comercial

  • 2- En lugar de refrescos azucarados, apuesta por bebidas cero azúcares o cervezas sin alcohol

  • 3- Si te gusta el pan y te vas a tomar un bocadillo, pues mejor uno integral, de centeno o espelta, por ejemplo

  • 4- Postres caseros que están igual o más ricos que los ultraprocesados

  • 5- Que tu cheat meal o comida trampa no deje de lado las proteínas; aquí los alimentos más ricos en proteínas.

  • 6- Y si el día de este capricho puedes ir al gimnasio después, mejor que mejor

Tres recetas ricas y saludables para evitar tu cheat meal o comida trampa

1- Brandada de bacalao suave y cremosa

Es un plato típico de la cocina casera. El resultado final es una especie de emulsión de bacalao que, normalmente, se acompaña de pan tostado o patatas hervidas.

Ingredientes

· 250 g de bacalao desmigado de la marca Royal, por ejemplo

· Aceite de oliva virgen extra

· 50 ml de leche desnatada

· 1 patata pequeña

· 2 dientes de ajo

· Cebollino o perejil fresco

· Pimienta recién molida

· Tostadas de pan proteíco para servir

Preparación

1. Cocer la patata entera, sin pelar, en abundante agua hirviendo, hasta que esté tierna. Al pinchar con un cuchillo, éste debería introducirse fácilmente. Dejar enfriar y retirar la piel.

2. En otro cazo con abundante agua, hervir el bacalao durante 5’, escurrir y dejar enfriar.

3. En una sartén con un poco de aceite de oliva, freír los dos dientes de ajo partidos por la mitad hasta que estén dorados.

4. Colocar en una batidora de vaso la patata cocida, el bacalao desmigado cocido, los dientes de ajo y la mitad de la leche.

5. Comenzar a triturar hasta tener una mezcla homogénea.

6. Puedes ir añadiendo más leche si deseas una textura más blanda.

7. Servir la brandada con pimienta recién molida, y cebollino o perejil fresco.

8. Acompañar de tostadas de pan.

2- Ensalada de salmón ahumado con hinojo y cítricos de temporada

Esta ensalada es una innovadora opción para darte un homenaje a ti mismo.

Ingredientes:

· ½ hinojo fresco

· 1 pomelo

· 1 naranja

· 1 paquete de solomillos de salmón ahumado dúo Royal

· 200 g de brotes tiernos o rúcula

· Aceite de oliva

· 1 cucharada de miel

· Sal y pimienta

· 1 puñado de eneldo fresco

Preparación:

1. Cortar el hinojo en rebanadas finas con cuchillo o idealmente con mandolina y reservar.

2. Pelar la naranja y el pomelo a sangre y cortar gajos, dejando fuera las membranas de los cítricos.

3. Exprimir el zumo de fruta que queda en el centro con membranas en un cuenco pequeño. Añadir 4 cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de miel. Condimentar con sal y pimienta y mezclar todo. Añadir a este cuenco el hinojo y mezclar.

4. Por último, agregar los gajos de cítricos y el solomillo de salmón ahumado.

5. Mezclar todo y servir con las hojas de brotes tiernos y un poco de eneldo fresco.

3- Chocolate caliente con naranja

Para elaborar esta receta para toda la familia que puedes degustar como postre o merienda se necesitan: 250 ml de tu leche desnatada favorita; media naranja rallada; 1 cucharada de cacao en polvo desgrasado; 2 cucharadas de queso freso batido o skyr.

Pasos a seguir:

Agrega la leche, la ralladura de naranja y el cacao en polvo en una cazuela pequeña y bátelo para mezclarlo todo, hasta que no queden grumos.

Enciende el fuego a temperatura medio- baja y calienta el chocolate, removiendo con frecuencia para evitar que se queme.

Sirve el chocolate caliente en tu taza favorita, si te han quedado trozos grandes de ralladura de naranja puedes utilizar un colador de té.

Por último, cubre las tazas de chocolate con el queso fresco batido o skyr y... ¡a disfrutar!

Cheat Meal: la regla con la que podrás comer lo que quieras estando a dieta

Después de un buen verano lleno de homenajes y comidas más que merecidas, llega la hora de volver a cuidarse. La rutina vuelve en todas sus formas: la vuelta al trabajo, al gimnasio y la dieta saludable estricta o simplemente centrándose en comer sano y llevar una alimentación equilibrada con la que compensar los excesos del verano.

Las dietas, bien sean para adelgazar, mantenerse o, incluso, ganar volumen, siempre deberían estar supervisadas por expertos nutricionistas. Son una forma de llevar una alimentación sana y equilibrada en la que poder controlar tanto los niveles de grasa corporal como una buena salud que agradeceremos a corto y largo plazo.

En cualquier dieta es importante no obsesionarse con la báscula ya que, si haces ejercicio, el músculo también pesa, por lo que lo esencial es mantenerse sano y en forma, y sobre todo, a gusto contigo mismo. También hay que tener en cuenta que saltarse una comida no es bueno para compensar un exceso.

80/20, la regla para comer lo prohibido estando a dieta

Una de las reglas para una dieta equilibrada es la conocida como 80/20 que consiste en comer un 80% de la dieta con ingredientes saludables y un 20% de otros no tanto para poder saciar ese deseo de una buena hamburguesa o una pizza, por ejemplo. Ese 20% es el conocido “cheat meal” que consiste en una comida en la que se puede comer todos esos alimentos prohibidos que tanto nos gustan y se echan de menos en cualquier dieta.

De esta forma, la dieta se lleva mucho mejor ya que existe un incentivo, en cierta forma, para comer saludable durante toda la semana y darse un buen homenaje el fin de semana. Pero, eso sí, hay que tener en cuenta que el cheat meal es una comida, no un día entero, así que elige bien dónde quieres gastar ese cartucho semanal que te ayudará a controlar la ansiedad y te dará la energía que necesitas para la siguiente semana.

Si vas a seguir una dieta que te permita el cheat meal, es importante programar el cuándo y el dónde lo vas a llevar a cabo. Es positivo para no excederse y que se sucedan más de una comida a la semana, así como para que sirva como aliciente a la hora de comer saludable durante toda la semana y hacer ejercicio. Incluso un extra de ejercicio físico el día antes de un cheat meal no está de más, pues motivación no te faltará.

El cheat meal es la recompensa emocional a una semana de comida saludable, ejercicio físico y mucha fuerza de voluntad.