Hablamos con Víctor García, productor de Yo fui un narco: "Hemos perdido el miedo a los narcotraficantes"

Por Paula Olvera- Víctor García es uno de los productores ejecutivos de Unicorn Content, la productora del documental Yo fui un narco que está centrado en la historia del narcotraficante gallego Laureano Oubiña. Esta nueva producción del género true crime llega a DMax el próximo 13 de noviembre siguiendo la línea editorial de Yo fui un asesino. Esto es lo que conocemos sobre el proyecto en exclusiva.

Productor de Yo fui un narco (©Víctor García)

Yo fui un narco se estrena el próximo martes 13 de noviembre, ¿qué podremos encontrar en este documental?
Vamos a poder encontrar un true crime, que es un género que no está muy trabajado en España, sobre un narcotraficante. En este caso estamos hablando de un personaje que es un delincuente y vamos a poder contraponer su verdad, lo que él ha vivido y como él lo ha vivido, con la de otros protagonistas que estuvieron allí en sus momentos clave desde jueces, fiscales, abogados, policías…

-¿Cómo llegasteis hasta Laureano Oubiña y le convencisteis para hacer este documental?
Es un trabajo muy duro de periodismo de investigación fundamentalmente que te lleva a estar muy pendiente de él durante el tiempo en que está en prisión hasta el punto en que el otro productor ejecutivo, Israel López, justo cuando salió la primera vez en libertad condicional, que fue el año pasado, le estuvo esperando en la puerta. Es un poco construir una relación de confianza con una persona que no se fía de nadie como es lógico. Que te vea como un periodista que no le vas a hacer daño. Cuando sabíamos que él quería ya empezar a contar su historia, porque muchos delitos habían prescrito, ahí es cuando nosotros le proponemos hacer algo especial para televisión. Aun así, como en este tipo de proyectos siempre pasa, durante el documental ha tenido sus idas y venidas, sus enfados. Hemos visto muchas caras del personaje.

-¿Por qué Laureano Oubiña?
Nos interesó Laureano Oubiña desde el principio porque no ha sido el narco más sanguinario pero sí que ha sido el narco más polémico. Fue aquel que se atrevió a comprar un pazo histórico y le dio igual lo que pensara la sociedad. Tenemos las declaraciones de los juicios, que son imágenes de archivo, en las que él se enfrenta sin ningún tipo de pudor al fiscal, a los abogados. Es un tío que no se calla y es muy polémico. Ese carácter era el que nos llamaba mucho la atención para poder hacerlo alrededor de su vida.

-¿Qué tipo de declaraciones impactantes hará en este documental?
Desde financiación de partidos políticos hasta complot judiciales que pudo haber contra él durante las distintas operaciones en las que se ha visto envuelto. Mentiras que le hemos pillado también diciendo de cuándo empezó con el hachís y cuando empezó con el tabaco… Se ha contradicho y ahí está un poco el interés del espectador que tiene que ir pillando dónde él se ha estado contradiciendo. Él ha contado su verdad tal y como la considera y nosotros la hemos reflejado; otra cosa es que nosotros la hemos contrapuesto y hemos trabajado para hacer una labor de investigación de contrastarlo. Luego va a depender del espectador el formarse una opinión acerca de quién es él.

-Para ser objetivos ¿con qué expertos habéis hablado para preparar este documental?
Tenemos a una gran parte de los periodistas que cubrieron todo este boom del narcotráfico de hachís y cocaína y de contrabando de tabaco desde principios de los años setenta hasta ahora como Benito Leiro o Felipe Suárez que es el Presidente de la Fundación gallega contra o narcotráfico. Tenemos también a Carmen Avendaño que ha sido como su gran enemiga porque ella fue la presidenta de la Fundación Érguete, de las madres contra la droga que se puso delante del Pazo Baión cuando lo compró. Al juez Garzón, al fiscal Zaragoza que también fueron quienes le juzgaron en la Operación Nécora… Todos aquellos que han formado parte de su vida para bien o para mal.

-Precisamente uno de los episodios más conocidos fue su detención en 1990 en el marco de la Operación Nécora contra el narcotráfico en Galicia, ¿incidiréis en este tema?
Es uno de los ejes fundamentales de las dos partes del documental, sobre todo de la segunda. En la Operación Nécora se cometieron muchos errores, se creyó que estábamos luchando contra un enemigo mucho más débil de lo que era en realidad. No fue tan fácil. De toda la gente que estuvo en la Operación Nécora no todos entraron en la cárcel. Mucha gente salió mejor parada de lo que se esperaba. Para ello tenemos también la declaración en exclusiva de Ricardo Portabales que fue testigo protegido de la Operación Nécora.

-¿Cuál ha sido el mayor reto a nivel de grabación?
El mayor reto ha sido modular el carácter que tiene Laureano Oubiña para no perder la entrevista. El riesgo que corres es que, si un día se enfada y decide que no le está gustado la manera en que tú le estás entrevistando, se puede levantar e irse. Es la manera de poder provocarle sobre los temas más duros o más polémicos, o los que sabes que no va a querer hablar, en los momentos adecuados para que no se te hunda el documental.

-Aunque es uno de los narcotraficantes españoles de mayor fama, ¿consideras que realmente se conoce su figura?
No, yo creo que él las veces que ha hecho alguna declaración siempre tenía el discurso muy preparado. Esta es la primera vez en la que, de alguna manera, se va a romper ese discurso y se va a ver realmente quién es más allá del personaje que él siempre ha querido vender de tipo duro.

-En el arduo trabajo de investigación y documentación periodística del equipo, ¿qué es lo que realmente os ha llamado más la atención de Laureano Oubiña?
Esa doble personalidad que refleja. Por un lado él se representa como un tipo duro, pero luego ves que se mueve por sentimientos mucho más allá de lo que pueda parecer. Y no tiene miedo a nada. De hecho, tenemos en el despacho miles de folios de denuncias contra diarios y periodistas porque le da igual.

-¿Hasta qué punto Yo fui un narco surge como efecto del éxito de Fariña?
Nunca hemos tenido a Fariña como un referente. De hecho, algunas de las secuencias que se cuentan en Fariña él se remarca que eso no fue así.

-Precisamente Oubiña ha mostrado su disconformidad con el retrato de su personaje en la serie Fariña. ¿Se incluirá su crítica hacia esta descripción en el documental?
No. Él durante las entrevistas muchas veces nos ha dicho “esto no es como se cuenta en Fariña”. Pero tampoco es algo que le haya preocupado mucho. Yo creo que además él se dio cuenta que haber hecho las denuncias en contra de la serie no hizo otra cosa que hacer que la serie tuviese más expectación. Entonces, tampoco él ha querido entrar mucho en desmentir.

-¿Por qué crees que en los últimos años están en auge las series sobre narcotráfico como telón de fondo?
Hemos perdido el miedo a los narcotraficantes y a esos mafiosos que han trabajado en la ilegalidad y hemos empezado a contarlo. Uno de los problemas que nos hemos encontrado en Galicia es que todavía hay ese respeto por los narcotraficantes, por Laureano Oubiña y por todos los que están fuera de prisión y la gente todavía tiene ese miedo a hablar. Es realmente reciente para todos y, de hecho, hay mucha gente que ha vivido el problema en sus carnes. Son muchas madres de familia y muchos compañeros que han fallecido por causa de la droga. Creo que, como va pasando el tiempo, la gente se anima y ya pierde un poco el respeto a estos personajes y afortunadamente sirve para que conozcamos su realidad de manera más profunda.

-¿Qué repercusión os esperáis en redes sociales?
Yo creo que tendremos un poco de todo. Tendremos gente que pueda pensar que nosotros podemos lavar la imagen de un personaje y gente que crea que ya era hora de que se pudiera contar la historia desde otro punto de vista. Nosotros lo que queremos es reflejar una realidad y la realidad tiene muchas partes, según quien te la cuente te la va a contar de una manera. Queremos poder contar todas las partes y que sea el espectador el que se forma su propia historia.

-Habéis seguido la línea editorial de Yo fui un asesino, ¿tenéis en mente otro proyecto?
Estuvimos hablando con Discovery y sí que estaría por la labor de poder seguir trabajando con esta línea de series documentales. Nuestra idea será poder encontrar otros personajes que puedan contar historias que no se conozcan y ver de qué manera podemos abordarlo.

Para seguir leyendo:
Sito Miñanco tenía en su casa el guion de Fariña antes de ser detenido
Frank Cuesta regresa a DMAX para hablar de las corridas de toros: “Yo les doy diez años como máximo”

Imagen: ©Víctor García