Gwyneth Paltrow presume de piernas con un minivestido de tweed

·2 min de lectura
Photo credit: Brian Stukes - Getty Images
Photo credit: Brian Stukes - Getty Images

Es de esas personalidades que siempre están en boca de todos los medios. Gwyneth Paltrow, que se alzó en fama tras protagonizar en el año 1991 la película Hook, es ahora una de las figuras públicas que conquistan por mucho más que sus dotes interpretativas en pantalla.

La californiana se ha convertido en una referente de bienestar, belleza y moda, además de una de las empresarias más valoradas del momento. También Gwyneth Paltrow ha conseguido mantener, a pesar del éxito, sus amistades, como ha demostrado con Jessica Seinfeld con quien la hemos podido ver recientemente presumiendo de abdominales con un espectacular conjunto amarillo en la presentación de última línea de cuidado de la piel y del cabello de Goop.

Si Jessica Seinfeld acudió para apoyar su proyecto, este fin de semana ha sido Gwyneth la que se ha desplazado hasta una cena organizada por su amiga y escritora estadounidense a propósito de Good + Foundation, una organización que capitanea Seinfeld y que trabaja para disminuir la pobreza multigeneracional de familias con escasos recursos y en situaciones desfavorecedoras.

Photo credit: @gwynethpaltrow
Photo credit: @gwynethpaltrow

Como de costumbre y tras haberse hecho hueco desde que la conocemos como una de las expertas en moda más copiadas (su look verde de Grandes esperanzas ha sido uno de los más versionados a lo largo de la historia), Gwyneth no defraudó con su atuendo. Para esta ocasión sorprendió a todos los invitados y apostó por un elegante minivestido de Chanel. Se trató de un diseño de cuello cerrado y sin mangas en tweed, con bolsillos laterales en la cadera, con el que dejó ver sus piernas que, si ya son largas, con este diseño parecieron infinitas.

La apuesta de Gwyneth resultó todo un acierto por ser un vestido adecuado para la temporada al tener silueta mini y carecer de mangas, pero, al mismo tiempo, estar dotado de la elegancia más característica del tweed que tanto caracteriza a Chanel desde sus comienzos. Una apuesta apta para todas las edades que, aunque Gwyneth lleva a sus casi 50 años, podríamos encontrar perfectamente en el armario de otras mujeres como Carlota Casiraghi, de 35 años.

En la cena de Good + Foundation, además, Gwyneth estuvo acompañada de otras personalidades conocidas como Amy Griffin o Selby Drummond, además de por su marido, el productor u cineasta Brad Falchuk. Una velada en la que, además de la solidaridad, tampoco faltó el estilo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente