Guillermo y Harry se reunirán de nuevo hoy martes para acompañar a su padre

·2 min de lectura
Los príncipes de Gales con los duques de Sussex credit:Bang Showbiz
Los príncipes de Gales con los duques de Sussex credit:Bang Showbiz

Carlos III caminará a pie acompañado por sus hijos detrás del féretro de Su Majestad mientras es trasladado desde su antiguo hogar en el palacio de Buckingham hasta el palacio de Westminster de Londres.

El nuevo monarca dejará el palacio a las 14:22 BST y se espera que llegue a Westminster Hall a las 15:00 BST para asistir a un servicio religioso de 20 minutos dirigido por el Arzobispo de Canterbury. La reina consorte y la princesa de Gales viajarán en coche con la esposa del príncipe Eduardo, la condesa de Wessex, y la del príncipe Harry, la duquesa de Sussex.

En la procesión también participarán los príncipes Eduardo, Ana y Andrés. Este último vivió un momento muy desagradable el lunes cuando un hombre comenzó a increparle durante el cortejo fúnebre de su madre que recorrió las calles de Edimburgo.

La imagen pública del duque de York se ha deteriorado enormemente por su amistad con el depredador sexual Jeffrey Epstein, que se quitó la vida en agosto de 2019 mientras esperaba a ser condenado por tráfico sexual, y la demanda civil por abusos sexuales que Andrés evitó que llegara a juicio cerrando un acuerdo fuera de los tribunales. Aunque hace meses se le despojó de sus títulos militares y se le apartó casi por completo de la vida pública, desde la muerte de su madre el pasado jueves ha participado en los actos previos que precederán el funeral de estado de la reina.

El recorrido de Buckingham a Westminster Hall, donde el féretro de Isabel II descansará durante cuatro día, supone la segunda ocasión en espacio de tres días en que el público verá de nuevo juntos a los duques de Cambridge y de Sussex, a quienes se conocía como 'los cuatro fantásticos' en la primera etapa del compromiso de Harry y Meghan, mucho antes de que ellos decidieran abandonar su rol institucional en la monarquía. El sábado Guillermo, Catalina, Harry y Meghan aparecieron por sorpresa en el castillo de Windsor para saludar a la multitud que se había reunido para rendir homenaje a Isabel II.