Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón reprimen a la Academia tras relegar el Oscar a fotografía y edición al corte publicitario

Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón son dos de los cineastas favoritos de la Academia de Cine. En los últimos seis años acumulan cuatro premios Oscar al mejor director junto al también mexicano Alejandro González Iñárritu. Y ya van por el quinto este mismo mes de febrero. Pero tampoco tienen pelos en la lengua, y han sido los primeros en criticar duramente la última decisión de la organización.

La Academia suele entregar algunos galardones menos destacados durante las pausas publicitarias. Con frecuencia son apartados técnicos menos glamurosos -pero de igual valía que el resto-, pero este año la organización podría haberse equivocado porque han dejado fuera de la transmisión a categorías tan inmensamente importantes en el proceso cinematográfico como edición y fotografía. 

Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón (©20th Century Fox / ©Gtres)

La entrega de ambas categorías, así como las de maquillaje y cortometraje, no serán transmitidas en directo el próximo 24 de febrero. Es decir, que si el representante español Rodrigo Sorogoyen gana la estatuilla por su corto, Madre, no lo sabremos enseguida y tendremos que verlo en un resumen de pocos segundos.

Al director de La forma del agua y Roma no les ha gustado nada esta decisión. Tampoco a mí he de decir y la gran mayoría de cinéfilos. Porque, como destacan ellos dos, la edición y fotografía son piezas claves del proceso de una creación cinematográfica. Sin ellas, una película no tiene el efecto final que hace que una escena nos provoque esa emoción que nos pone los pelos de punta. Y en ambos cineastas, son dos de los procesos más importantes de su cine. Roma destaca precisamente por ello.

Si me lo permiten: no presumiría de sugerir qué categorías cortar durante el show de los Oscar pero Fotografía y Edición están en el pleno corazón de nuestro arte. No son heredadas de una tradición teatral o literaria: son el cine mismo”.

¡Amén Guillermo!

En la historia del cine, las obras maestras existieron sin sonido, sin color, sin una historia, sin actores y sin música. Ni una sola película ha existido jamás sin fotografía y sin edición”, escribió el director de Roma ante la noticia.

Y así es. El director de fotografía debe, básicamente, tomar decisiones sobre la iluminación, ópticas, composición, texturas, encuadre y muchas otras áreas visuales, siendo responsable del aspecto final de la película. Es decir, un proceso esencial que define la estética de una producción. Sin este trabajo creativo esencial, una película puede perder todo su sentido, su propósito visual y su impacto sobre el espectador. Y la edición o montaje es el proceso de unir las piezas del puzle, es decir, las tomas rodadas, y “montar” el producto final. La elección correcta de escenas, la fluidez de la historia y el traspaso de un plano y secuencias a otras; es definitivamente el proceso final y esencial por el cual una película puede triunfar o verse afectada.

[Todos los tráileres de las películas nominadas al Oscar]

Son procesos únicos que llevan formando parte de la historia del séptimo arte desde sus inicios. Por ello, relegarlos a un espacio publicitario sin un momento dedicado a ellos, puede resultar injusto para todo cineasta y entendedor del cine en general. Es más. El Oscar a mejor fotografía es tan legendario como que viene entregándose desde los inicios de estos premios en la primera ceremonia en 1928. Incluso entre 1939 y 1966, ante el auge del color, se entregó en dos categorías: a películas en blanco y negro, y de color. El Oscar al mejor montaje comenzó a entregarse seis años después del debut de la estatuilla, en 1934. Es decir, son legendarios.

En la 91 ceremonia de los premios, que se entregarán en la noche del 24 de febrero, los candidatos a mejor fotografía incluyen tres películas extranjeras que podrían hacer historia, como Cold War (Polonia), Never look away (Alemania) y Roma (México), junto a dos predilectas como La FavoritaHa nacido una estrella. Mientras que en montaje, optan BlacKkKlansman, Bohemian Rhapsody, La Favorita, Green BookEl vicio del poder.

Tras quedarse sin presentador por primera vez en 30 años; después de anunciar la incorporación de un nuevo Oscar a la película más popular y verse obligada a cancelarla por las fuertes críticas; la Academia la pifia de nuevo relegando el aspecto más cinematográfico del arte que celebra a un segundo plano. Pero quizás podrían recordarles que ya Steven Spielberg dijo que la edición es “una de sus partes favoritas del arte de hacer cine”; y Stanley Kubrick la definió como la fase que más le gustaba a la hora de hacer cine. “Si quisiera ser frívolo, podría decir que todo lo que precede a la edición es meramente una manera de producir rollos de cinta para ser editada”.


Para seguir leyendo:
¿De qué te suena Olivia Colman, la gran favorita al Oscar a mejor actriz?
La triste historia detrás del discurso más burlado de los Oscar
La actriz de Roma sufre el lado más oscuro de la fama: pide que dejen de acosar a su pueblo y familiares
¿Cómo ver los documentales nominados al Oscar?
Detainment, el corto cuya nominación al Oscar peligra por contar el asesinato que conmocionó a Gran Bretaña
Hollywood mira más allá de sus fronteras con los Oscar más internacionales de la historia