Qué hacer para lucir piernas y brazos suaves y tonificados en el verano

·5 min de lectura

Finalmente adquirimos el buen hábito de cuidar nuestro rostro. En la mañana y en la noche practicamos nuestra rutina de limpieza e hidratación, extendemos hasta el cuello los productos nutritivos y comprendimos que hay que aplicar protector solar a diario, aunque no vayamos a la playa.

Pero llega la época de quitarnos el suéter, disfrutar de camisetas y tops ligeros, de shorts y vestidos de verano y notamos que aún nos falta mucho por aprender: el resto de nuestro cuerpo también amerita atención. Brazos y piernas lucen resecos y opacos.

Más allá de la crema hidratante básica -que espero que hayas usado- nuestros brazos y piernas necesitan cuidados y atenciones, y esta es la época para ir a su rescate.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Es fundamental, en primer lugar, conocer cuál es nuestro tipo de piel y revisar si tenemos afecciones de la piel que deben ser revisadas por un especialista. Luego asumir que debemos dedicarle tiempo para dedicarle a las rutinas de cuidado que solo nos traerán beneficios.

Suavizando las extremidades

La cosmetóloga Johana Méndez, explica que, en efecto brazos y piernas son de las zonas a las que menos le prestamos atención en cuanto a cuidado de la piel, sobre todo si somos saludables y no presentamos ninguna condición. Sin embargo, es necesario brindarles atención puesto que, además de un interés estético, están expuestos al roce frecuente de la ropa, de accesorios, cuando nos sentamos o recostamos. Hacer consciencia de lo mucho que nuestras extremidades participan en todas nuestras actividades, tal vez nos motive a cuidarlos mejor.

“Una de las afecciones más comunes tanto para los brazos como para las piernas es lo que se llama piel de fresa: esos puntitos diminutos que son notorios y se sienten después del afeitado o la depilación. Mucha gente recurre a la exfoliación mecánica sin éxito, porque no acompañan la rutina con productos adecuados. Lo ideal es usar productos con ácido salicílico al 2% por lo menos. En esta zona la piel es más resistente, con lo cual cede al tratamiento y se ve mucho mejor. Es importantísimo que, al usar este o cualquier otro tratamiento, mantengamos el uso de protector solar; y hay que hidratar siempre al salir de la ducha”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La especialista menciona además que quienes tienen muchos vellos y se depilan o los decoloran muy frecuentemente, pueden sufrir resequedad o irritaciones, por lo que se debe ser muy consecuente con la hidratación.

También Méndez alerta a quienes usan relojes, pulseras durante todo el día, todos los días. “Estos materiales se mantienen en constante contacto con la piel, sudas, exudas grasa, y si no te exfolias y no mantienes la higiene adecuada, puedes presentar afecciones como que se engrose la piel, salpullido o presentar alergias”.

En el mismo sentido del roce permanente, la cosmetóloga recuerda la importancia de atender específicamente los muslos. “La parte posterior de los muslos, es la superficie de contacto cuando nos sentamos y allí los vellitos suelen encarjarse más, creamos foliculitis. Allí también es conveniente el uso de productos con ácido salicílico pues previenen que esto suceda”.

Adicionalmente, Méndez asegura que en esta época del año, es común el uso de aceites y cremas con brillo, escarchas o con efecto glow; también se recurre al uso de sprays de maquillaje para dar color temporal a brazos y piernas, en este caso, es fundamental retirar estos productos al finalizar nuestra jornada, tal como lo haríamos con nuestro rostro, por lo que recomienda usar desmaquillante, limpiador e hidratante.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La gran solución, en todos los casos es exfoliar con guantes o esponjas adecuadas, sin exagerar en la fricción. “Aunque estas son zonas de piel más resistente no vamos a arriesgarnos a dañarla ocasionando microfisuras que puedan convertirse en canales de infección”.

El dato extra: vamos a movernos

Por otra parte, Clementina Ramos, entrenadora personal y asesora nutricional ofrece lo que a su juicio son las mejores recomendaciones para cuidar brazos y piernas en verano.

“Las mejores recomendaciones son mantener una vida activa, no tanto por lograr unos músculos de determinada apariencia, sino porque mientras más activas somos más endorfinas generamos, con lo cual somos más felices. Es recomendable incluir en nuestra rutina, ejercicios que estimulen la fibra muscular, que son ejercicios de resistencia, y ejercicios cardiovasculares que nos ayudan a mantener el corazón sano”.

Específicamente para estas zonas del cuerpo, Ramos quien dirige la iniciativa The Fitness Therapy, recomienda ejercicios en los que usemos el peso de nuestro propio cuerpo tales como planchas, squats, mountain climbers, y pull ups, entre otros.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Otra recomendación fundamental que hace la experta es evitar a toda cosa las dietas relámpago, que lo que generan es frustración. También advierte que debemos evitar pastillas y cremas que prometen eliminar la grasa o cualquier tipo de mejoría. “Estos productos no nos hacen perder grasa, sino dinero. En su lugar, lo mejor que podemos hacer es llevar una dieta saludable y balanceada, que contemple la hidratación adecuada y excluya alimentos procesados, altos en sodio y el alcohol”.

Por último, la mejor recomendación de Ramos es comprender que el “cuerpo de playa” es el que tenemos, para ello solo se necesita ir a la playa y bañarnos en protector.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Llega el verano y con él... ¡un corte de pelo!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente