Reglas básicas para no dejarte fuera ningún alimento indispensable

Mónica De Haro

Cómo lograr que tu dieta sea realmente sana

¡Venga! Tu sabes lo que tu cuerpo necesita y lo que te sienta bien. (Foto: Getty Images)
¡Venga! Tu sabes lo que tu cuerpo necesita y lo que te sienta bien. (Foto: Getty Images)

A la hora de llevar a cabo una dieta, se corre el riesgo de no consumir alimentos indispensables para la salud. No debemos pensar únicamente en la palabra dieta como una alimentación que nos lleve a adelgazar, sino en la dieta como alimentación saludable a seguir en nuestra rutina alimentaria diaria.

Qué debes consumir

Llevar una vida saludable es fundamental, se consigue con comida sana y baja en grasas saturadas, que nos conduzca a una buena nutrición y bienestar.

Para saber los elementos indispensables con los que debe contar cualquier dieta saludable, debemos tener en cuenta estos 3 conceptos:

  1. La base fundamental de una dieta saludable debe ser las verduras, frutas, hortalizas y carbohidratos complejos. Teniendo esto claro, es difícil equivocarse. No obstante, si quieres asegurarte de estar haciendo las cosas bien, no deberías excluir la avena, los granos enteros, el trigo, el pan integral, los cereales, los tomates, las acelgas, las espinacas, etc.Todos estos alimentos deberían estar presentes prácticamente a diario en nuestra dieta. Puedes combinarlos como desees, adaptándolos a tus gustos y necesidades, pero ¡consúmelos!

    Una vez al mes o cada quince días introduce un alimento 'eco', puede que te guste. (Foto: Getty Images)
    Una vez al mes cada quince días introduce un alimento ‘eco’, puede que te guste. (Foto: Getty Images)
  2. Consumir proteínas y un aporte graso de fuentes lipídicas de calidad. ¿A qué nos referimos con fuentes de calidad? Es muy importante saber de dónde vendrá el aporte de fuentes grasas. Debemos eliminar las grasas refinadas e hidrogenadas y sustituirlas por fuentes de grasas saludables como el aceite de oliva, frutos secos, vegetales como el aguacate o pescados azules.

  3. La bebida principal será el agua, sí, el agua. Hoy en día sabemos que beber agua favorece todas las funciones de nuestro organismo, hasta las funciones cerebrales, como indica el estudio realizado por la Universidad de East London, en Inglaterra, que describe cómo el agua facilita que la sangre llegue al cerebro con mayor volumen de oxígeno, mejorando las funciones neuronales.

    Realizar este gesto cada 2 o 3 horas es el mejor remedio (para todo) y un truco de belleza infalible. (Foto: Getty Images)
    Realizar este gesto cada 2 o 3 horas es el mejor remedio (para todo) y un truco de belleza infalible. (Foto: Getty Images)

Un ejemplo de rutina alimentaria que podemos seguir sería el siguiente:

  • Por la mañana puedes empezar consumiendo cereales, trigo o pan integral, que nos aporten energía durante el resto del día.

  • En la comida principal puedes incluir granos, vegetales y proteínas. La fruta puede ser incluida a media mañana o media tarde.

  • Por la noche podemos consumir vegetales o proteínas. Siguiendo este modelo, estaremos seguros de llevar una dieta saludable.

Qué debes evitar

Debemos evitar, en la medida de lo posible, el consumo de alimentos procesados. ¿Cómo diferenciar un alimento procesado? Fácil respuesta, un alimento procesado es aquel que no se encuentra en el mismo estado en el que sale de la tierra (verduras, frutas, hortalizas) o del animal (carne o pescado).

Cualquier preparación o transformación del alimento, normalmente conlleva el aporte de aditivos como grasas refinadas e hidrogenadas que serán nocivas para nuestra salud.

Ahora que ya tenemos claros todos los puntos indispensables para cualquier dieta saludable, sólo te queda incluirlos en tu rutina diaria y tener presente que con estas reglas y un poco de deporte conseguiremos un balance energético y nutricional que nos conducirá a una vida saludable.

También te puede interesar:

El dulce veneno que deberías tomar antes de una carrera, de un examen o de ponerte a trabajar

Así es el plato perfecto: sano, nutritivo y… ¡con carbohidratos!