El guiño de Camila a Isabel II en la proclamación de Carlos III

·1 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La relación de Isabel II y Camila no empezó, lo que se dice, con bien pie. Pero los años suavizaron su trato hasta el punto de la madre de Carlos III dejó por escrito que era su deseo que la mujer de su hijo fuese conocida como "reina consorte mientras continúa con su leal servicio". Una muestra de respeto que la que fuese duquesa de Cornualles le ha devuelto este 10 de septiembre durante el acto de proclamación de Carlos III como Rey.

Camila, de la que su marido ha asegurado que "aportará a las exigencias de su nuevo cargo la firme devoción al deber en la que he llegado a confiar tanto", ha sido una de las primeras en firmar el acta de proclamación, seguida del nuevo heredero al trono, Guillermo de Inglaterra. En un acto tan solemne, la mujer de Carlos III ha tenido muy presente a la que fue su suegra con varios detalles de su estilismo. Camila ha vestido de riguroso luto, e incluso se ha puesto unas medias tupidas de este color -algo que no suelen hacer las reinas-. Además, como joyas, ha llevado un collar de perlas, el complemento favorito de Isabel II, y también el de la reina consorte. El que ha elegido Camila estaba rematado con un broche de piedras.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La nueva Reina consorte ha estado muy pendiente de su marido. En varios momentos de la ceremonia han cruzado miradas cómplices y llenas de ternura, conscientes del momento histórico que estaba viviendo y el dolor por la muerte de Isabel II. Minutos antes, también se vio esa complicidad de Camila con Guillermo de Inglaterra. Antes de entrar a la sala, el heredero se mostró muy atento con la mujer de su padre.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images