Guía completa para colocar bien el arte en casa

·3 min de lectura
Photo credit: Filippo Bamberghi/Photofoyer
Photo credit: Filippo Bamberghi/Photofoyer

El arte es la mejor forma de hacer que cualquier espacio resulte más personal, por eso nunca puede faltar en una casa. Seguro que más de una vez te has parado a contemplar las obras que tienes en casa, has dejado que tu mente viaje a algún paisaje que has visto en una fotografía o has pensado que no le vendría mal alguna obra más a las paredes de tu casa. Para ayudarte a llenar tu hogar de arte, vamos a darte algunos consejos a la hora de enfrentarte a una pared blanca, para que el resultado sea muy atractivo a la vista.

1- Evita el arte genérico

Todos hemos visto en tiendas de decoración láminas de paisajes, de iconos de la moda o carteles con tipografías que nos han gustado. Al vender grandes cantidades de estas piezas, las podrás ver en muchas casas (y en muchas salas de espera), haciendo que todos estos espacios, al final, resulten impersonales. Nuestro consejo es que evites caer en el arte genérico, pero, si te gustan mucho estas obras y decides hacerte con alguna de ellas, enmárcalas de alguna forma especial. Nosotros te animamos a comprar en alguna galería, a investigar sobre artistas locales, a buscar carteles vintage, a hacer alguna foto o a pedirle a algún amigo que te haga una obra.

2- Cuestión de altura

Como norma general, los cuadros deben colgarse a la altura de los ojos, de tal forma que el centro de la obra esté a 1,5 metros o 1,7 metros del suelo. Esta norma tiene excepciones, como veremos más adelante.

Photo credit: de gournay
Photo credit: de gournay

3- El tamaño importa

Si vas a colgar solo una obra encima del sofá o de la cama (si buscas ideas para decorar tu dormitorio este artículo te interesa), recuerda que el tamaño siempre tiene que superar dos tercios del mueble que tiene debajo. De lo contrario, resultará demasiado pequeño. En caso de que no haya ninguna pieza debajo, esta regla se aplica a toda la pared.

Photo credit: Stephan Julliard
Photo credit: Stephan Julliard
Photo credit: Cortesía de Maureen Karsenty
Photo credit: Cortesía de Maureen Karsenty
Photo credit: Katri Kapanen
Photo credit: Katri Kapanen

Si no tienes una obra tan grande, puedes colgar de forma simétrica varias del mismo estilo o de la misma serie, porque funcionarán como si fuesen solo una. Por supuesto, todas tienen que estar enmarcadas de la misma forma.

Photo credit: Cortesía Ksenia Breivo
Photo credit: Cortesía Ksenia Breivo
Photo credit: Ema Peter
Photo credit: Ema Peter
Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

4- Una galería en casa

En los últimos años, es tendencia crear galerías en paredes con muchas obras. Aunque al verlas puede dar la impresión de que son fruto del azar, estas composiciones están estudiadas para ser equilibradas y no resultar caóticas y hay unas normas a seguir para conseguirlo. La primera es partir de la obra de mayor tamaño que nunca colocaremos en el centro, siempre en un lado. Después iremos colocando a su alrededor las demás asegurándonos de no poner dos piezas grandes o dos pequeñas juntas y cubriendo de lado a lado y de suelo a techo. Los colores también tienen que estar bien repartidos y es mejor si elegimos piezas en la misma gama cromática (solo tres o cinco colores sería perfecto). Si, además, logras que sean coherentes, colocando solo retratos o con una misma temática, el resultado será inmejorable

Photo credit: Filippo Bamberghi/Photofoyer
Photo credit: Filippo Bamberghi/Photofoyer
Photo credit: Manolo Yllera (cortesía de Proper Hospitality)
Photo credit: Manolo Yllera (cortesía de Proper Hospitality)

5- Una escultura, siempre bien colocada

Si el objeto de arte no se trata de un cuadro, la superficie donde lo colocas es tan importante como la propia obra así. Por ejemplo, una escultura debe ser colocada sobre una peana que, al menos la coloque a la altura de la vista y que combine con ella en la gama cromática e incluso la materialidad.

Photo credit: fhe.es
Photo credit: fhe.es

6- Figuras sueltas, si es en grupo, mejor

Si entre tu particular colección de arte hay pequeñas esculturas o figuras, puede ser difícil saber dónde y cómo ubicarlas en casa. En lugar de distribuirlas por diferentes espacios y que pierdan potencia y sentido, lo mejor suele ser que las agrupes, tal y como haces con los cuadros en las paredes. Por ejemplo, como ves en este ejemplo, en la casa del chef Ramón Freixa se diseñó una hornacina en el mueble de la entrada donde éste ha colocado su pequeña colección de perros de porcelana.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente