Las secuelas de la meningitis, una infección prevenible que se confunde con la gripe

Una exposición muestra ‘Las caras de la Meningitis’ que de no tratarse puede acarrear secuelas físicas o neurológicas importantes. Para evitarlo, los médicos aconsejan vacunarse contra la enfermedad meningocócica

A su elevada mortalidad (uno de cada diez casos conduce a la muerte), hay que añadir las graves secuelas que sufren los que sobreviven a la meningitis (amputaciones, convulsiones, sordera y retraso mental). (Foto: Getty)
A su elevada mortalidad (uno de cada diez casos conduce a la muerte), hay que añadir las graves secuelas que sufren los que sobreviven a la meningitis (amputaciones, convulsiones, sordera y retraso mental). (Foto: Getty)

La enfermedad invasiva por meningococo puede presentarse como meningitis, sepsis o una combinación de ambas. Al menos uno de cada diez afectados por meningitis fallecerá, y al menos dos de cada diez supervivientes tendrá secuelas graves.

La meningitis meningocócica puede causar la muerte hasta en el 50 por ciento de los casos no tratados. Entre los supervivientes, hasta el 20 por ciento experimentan discapacidad a largo plazo, como pérdida de extremidades y sordera. En España el principal causante de enfermedad meningocócica es el meningococo B.

Es una enfermedad infecciosa y contagiosa de distribución mundial, que puede afectar a todas las edades, aunque el grupo de mayor incidencia son los menores de 5 años, en particular los menores de 2, seguida de los niños entre 1 y 4 años y de los adolescentes de 15 y 19 años.

Hay dos tipos

La vírica, que no es letal pero puede dejar secuelas graves, y la bacteriana, mucho más peligrosa y que se produce cuando estas bacterias, presentes en la garganta de muchas personas y transmitidas en forma de partículas (tos, estornudos, besos, tabaco, mismo vaso…), alcanzan las membranas que recubren el cerebro: las meninges. Si las bacterias pasan al torrente sanguíneo pueden producir sepsis, la variante más grave de la enfermedad, ya que puede ser letal en menos de 24h.

Sus síntomas se pueden confundir con los de un simple catarro pero, tras la aparición de las primeras señales, la meningitis es capaz de dejar graves secuelas físicas y psíquicas e, incluso, causar la muerte en tan sólo unas horas o unos pocos días.

Sin el tratamiento adecuado, la meningitis puede ser mortal en 24 horas. (Foto: Getty)
Sin el tratamiento adecuado, la meningitis puede ser mortal en 24 horas. (Foto: Getty)

A casa en silla de ruedas

A Irene López, una joven nacida en Badajoz y residente en Málaga, la meningitis le sorprendió en 2012, cuando ella tenía 29 años. Todo comenzó con lo que parecía “un proceso gripal”, pero evolucionó muy rápido.

Al verla empeorar rápidamente, una amiga llamó a urgencias y fue ingresada en el Hospital Costa del Sol. Cuando llegaron sus familiares, el hospital les comunicó el diagnóstico, meningitis, y “que no sabían si conseguiría superarlo”.

Cuatro días después “salí del coma con grandes secuelas: pérdida de memoria, parálisis bilateral facial y, lo más importante, una lesión medular dorsal/lumbar incompleta”, recuerda Irene, delegada de la Asociación Española contra la Meningitis (AEM).

Después de varias estancias en distintos hospitales, incluido el Hospital de Parapléjicos de Toledo donde estuvo ingresada ocho meses, “llegó el momento de volver a casa y enfrentarme a la realidad de mi nueva situación. Volvía en silla de ruedas”, cuenta.

Tras este episodio, “muy duro para mí y mi familia”, y de “meses de aprendizaje en todos los sentidos”, la joven decidió formar parte de la AEM y “colaborar en todo lo que estuviera en mis manos para que no hubiera más afectados”.

Con este objetivo, “luchamos firmemente para conseguir que las vacunas contra la meningitis estén introducidas en el calendario vacunal de forma gratuita en España”. Una reivindicación respaldada por médicos y pediatras.

Consecuencias graves de por vida

Entre octubre de 2018 y octubre de 2019 se registraron en España 386 casos de la enfermedad, según datos del Centro Nacional de Epidemiología. . “Es una enfermedad con una mortalidad muy alta, superior al 10 por ciento”, señala el doctor Pedro Navarro, presidente de la Fundación del Colegio de Médicos de Málaga.

Este es uno de los aspectos más desconocidos, las secuelas que puede dejar: entre el 10 y el 30 por ciento de los afectados sufren secuelas, “que pueden ser muy graves, como sordera, ceguera, retraso psicomotor, amputaciones… Son situaciones que se pueden evitar con un buen calendario vacunal”, añade el Dr. Navarro.

“Se trata de una enfermedad con una elevada mortalidad y consecuencias graves o muy graves que afectan de por vida, añade Linda Glennie, directora de investigación de la Fundación para la Investigación de la Meningitis, quien también defiende que la vacuna contra el meningococo B es la mejor manera de combatir la aparición de nuevos casos de meningitis y sepsis –infección de la sangre- causados por la bacteria Neisseria meningitidis del serogrupo B.

Los lactantes, los niños de corta edad y los adolescentes son los colectivos más vulnerables ante la enfermedad, provocada por la bacteria Neisseria meningiditis, que puede causar tanto meningitis como septicemia, ambas potencialmente mortales.

Cuándo hay que sospechar

Dolor de cabeza súbito, rigidez en el cuello, náuseas, vómitos explosivos, fiebre elevada y sensibilidad a la luz. Estas son las señales de alarma de la enfermedad meningocócica. Tanto en los casos producidos por bacterias y virus podrían producirse convulsiones; en cualquiera de estos casos hay que acudir al médico cuanto antes.

La enfermedad meningocócica invasiva por serogrupo B se desarrolla muy rápidamente, incluso en bebés, niños y adolescentes previamente sanos. Los síntomas iniciales de la enfermedad meningocócica a menudo pueden parecerse a los de la gripe, lo que dificulta su diagnóstico. Aproximadamente 1 de cada 10 5 personas que contraen la enfermedad fallece, incluso con el tratamiento adecuado.

Además, hasta un 20 por ciento de los pacientes que sobreviven a una meningitis bacteriana presentan secuelas físicas o neurológicas importantes (amputaciones, de miembros, pérdida de la audición o convulsiones, entre otras…)

Getty
La Asociación Española de Pediatría recuerda la importancia de prevenir la meningitis con la vacunación. (Foto: Getty)

Prevenible mediante vacunación

Bexsero es la única vacuna meningocócica B, autorizada en Europa para niños menores de 10 años, que previene de este tipo de meningitis, según han demostrado dos estudios publicados en el New England Jounal of Medicine (NEJM), cuyos resultados confirman que “la enfermedad meningocócica, en todas sus variantes, es hoy por hoy una infección prevenible mediante vacunación, y que el comportamiento de la vacuna frente a meningococo B en el mundo real es incluso mejor que el que anticipaban las estimaciones iniciales”, asegura el Dr. Federico Martinón, vacunólogo y jefe de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela (Galicia).

Partidarios a la vacunación frente a meningococo B confían en que los datos de impacto en vida real que reflejan ambos estudios, unido a la confianza de los padres en la vacunación y que se demuestra en las altas tasas de coberturas que han alcanzado ambos programas (más del 90 por ciento de todos los bebés del Reino Unido recibieron dos dosis y la tasa de participación de estudiantes de Australia del Sur fue también alta), pueda servir al proceso de toma de decisiones por parte de las Autoridades Sanitarias de todo el mundo.

“A mí la meningitis me enseñó una gran lección, y es que no sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es tu única opción. Así que, aprovechemos esa fortaleza para luchar por nuestros sueños, en este caso, que la meningitis se convierta en una enfermedad del pasado”, concluye Irene.

¿Conocías los riesgo de esta enfermedad? ¿Eres partidario de las vacunas?

Más historias que pueden interesarte:

Sepsis: las señales que indican que podrías estar sufriendo un fallo multiorgánico

Meningitis: ¿sabes identificarla?

¿Eres antivacunas? El testimonio de esta madre (y la evidencia médica) pueden hacerte cambiar de opinión

2 beneficios extra de la vacuna (antigripal) que seguramente desconocías

Las 10 vacunas ‘de repesca’ que todos deberíamos ponernos