'Gremlins' y su legado tienen mucho que agradecerle a Steven Spielberg

·4 min de lectura

A Gremlins la recordamos como uno de los clásicos más divertidos, gamberros y entrañables de los 80. Pocos fueron los que no se quedaron prendados de la dulzura de Gizmo, de las travesuras diabólicas de esas hordas de criaturas o de su humor tan desvergonzado. Siempre ha sido un título que se ha consumido desde la perspectiva de una comedia juvenil y familiar, que incluso ha formado parte de las infancias de muchos espectadores,. No obstante, no se puede negar que esconde mucha mala baba, momentos realmente perturbadores y que se acerca al público adulto mucho más de lo que a simple vista parece.

Esto es debido a que cuando la producción empezó a gestarse bajo la escritura de Chris Columbus, el director de Solo en casa o Harry Potter (que se encargó del guion antes de que la cinta llegara a Joe Dante y a Steven Spielberg), fue planteada como una película de puro terror. De hecho, en su libreto original había escenas muy sangrientas y horripilantes que poco o nada tenían que ver con el proyecto que finalmente llegó a los cines.

Gizmo en Gremlins de Joe Dante. (Foto: Warner Bros. Pictures/Amblin E/Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)
Gizmo en Gremlins de Joe Dante. (Foto: Warner Bros. Pictures/Amblin E/Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)

Según contó Chris Columbus en una entrevista a Collider en 2020, Gremlins fue una historia inspirada por sus propias experiencias viviendo en Nueva York en los 80, cuando pasaba horas viendo clásicos de terror de Universal mientras vivía en un apartamento con ratones correteando por el suelo. Fue entonces cuando un amigo, en base a su pasión por el cine de monstruos, le convenció para plasmar estas vivencias en una película, derivando a un primer borrador redactado como una cinta de terror para el público adulto.

"Yo vivía en Nueva York en ese momento, tenía ratones corriendo por mi suelo, veía viejas películas de terror de Universal en TBS y un amigo me dijo: 'Te gustan mucho las películas de monstruos, ¿por qué no escribes un película de monstruos?”, contaba Columbus. “Estaba pensando en estos ratones corriendo por la noche y escabulléndose por mi dedo si mi mano estuviera colgando sobre la cama. Realmente me asustaba y así fue como se me ocurrió la idea de Gremlins. Así que directamente la escribí como una película de terror”.

Según sus declaraciones, esta versión previa de Gremlins tenía momentos que hubieran hecho las delicias de los más fanáticos del horror. Es el caso de una escena en un McDonalds, donde los Gremlins deciden asaltar uno de estos restaurantes de comida rápida y crear el caos en su interior. Sin embargo, no eran las hamburguesas, las patatas u otro tipo de comida lo que buscaban, sino entrar a atacar brutalmente a la gente. Y con brutalmente hablamos de sangre, miembros degollados y hasta cabezas rodando por los suelos.

“Era una película de fuerte calificación R (para adultos), donde se veía hasta la cabeza de una madre rodando por las escaleras. Bill y Kate entraban en un Mcdonalds y no se comía comida, sino que se comían a la gente. Así que era muy oscura”, describía el director.

Los Gremlins creando el caos en un cine en la película dirigida por Joe Dante en 1984 (Foto: Warner Bros. Pictures/Amblin E/Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)
Los Gremlins creando el caos en un cine en la película dirigida por Joe Dante en 1984 (Foto: Warner Bros. Pictures/Amblin E/Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)

El rumbo del proyecto cambió cuando Chris Columbus se reunió con Steven Spielberg, que produjo Gremlins bajo su productora Amblin Entertainment tras cruzarse con el guion de forma casi accidental. Después de que el director de Solo en casa enviara el libreto a la oficina del Rey Midas de Hollywood, este reposó apilado entre muchos otros guiones y papeles sobre uno de sus escritorios. Según cuenta Columbus, un día, cuando Spielberg estaba abandonando su lugar de trabajo, dio una mirada casual hacia la mesa de su asistente y el título de Gremlins llegó a sus ojos. Esta palabra captó su atención, cogió el libreto, lo leyó durante un fin de semana y no dudó en ponerse en contacto con su escritor. Pero el director de Tiburón o Indiana Jones no estaba de todo conforme con el enfoque de la película.

Cuando ambos quedaron para discutir la puesta en marcha de Gremlins, Spielberg le planteó a Columbus la idea de dejar atrás el enfoque terrorífico del proyecto. El director había visto en aquella historia un título potencial que podría llegar a un público mucho más amplio si no fuera por la calificación R para adultos a la que le limitaba este género. Y Columbus estuvo totalmente de acuerdo, lo que se tradujo a que ambos empezaran a trabajar en nuevos borradores del guion que finalmente derivaron en la película que Joe Dante dirigió en 1984.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

“Steven fue fundamental, porque yo era un escritor joven y al ponerme a trabajar con alguien como él era como un niño en una tienda de golosinas, continuaba explicando. “Él me guio y me dijo: 'Esto necesita llegar a un público más amplio. Lo que has hecho podría ser genial, pero es una película de terror con clasificación R. Hay una manera de que lo que has escrito pueda llegar a un público mayor.' Así que trabajamos en varios borradores del guion”.

Nunca sabremos cómo hubiera sido esta versión terrorífica, pero lo que si que es certero es que el cambio de rumbo que propició Spielberg dio como resultado uno de los clásicos más recordados de los 80. Gremlins recaudó unos 153,8 millones de dólares en todo el mundo, tuvo una secuela a principios de los 90 y Gizmo y sus diabólicas criaturas se convirtieron en iconos de la cultura popular. Aun así, aunque muchos siempre hayamos percibido Gremlins como un inocente clásico juvenil y familiar, no se puede negar que su mala leche, las travesuras extremas de sus pequeños monstruos o sus muchos puntos de humor negro dejan nota de que en su origen fue una cinta mucho más adulta y oscura.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente