Las imágenes que muestran la realidad de las granjas de cerdos en España

El fotógrafo y activista vasco Aitor Garmendia se ha hecho con el primer premio en la categoría Science and Natural History del prestigioso concurso de periodismo gráfico Picture of The Year International por su trabajo ‘Dentro de la industria porcina española’, que muestra la realidad en las granjas de cerdos.

Una activista sujeta un cerdo durante una manifestación en Madrid contra el maltrato animal. (Foto: Marcos del Mazo / LightRocket / Getty Images).

Como él mismo explica en su cuenta de Twitter, durante el año pasado accedió a más de 30 granjas de cerdos de toda España junto a un equipo anónimo de investigadores para mostrar cómo viven en ellas estos animales. La serie fotográfica forma parte de un trabajo cuyos resultados serán publicados en las próximas semanas.

Sin embargo, en las imágenes que forman parte de la investigación y que Garmendia ha hecho públicas en las redes sociales ya se observan todo tipo de abusos, negligencias veterinarias, desatenciones a los animales o incumplimientos de las normativas sobre bienestar animal. Hay fotografías de cerdas embarazadas inmovilizadas en estructuras de hierro o pariendo sobre excrementos, lechones viviendo en pequeños parques rodeados de sus propios orines, cerdos a los que se deja morir o cánulas usadas que se usan para inseminar amontonadas sin control.

No es la primera vez que Garmendia muestra el horror de las granjas españolas. Ya lo hizo con sus anteriores series fotográficas, ‘Matadero. Lo que la industria cárnica esconde’ y ‘El trabajo encubierto de activistas investigadores en granjas’, que fueron igualmente galardonados en el concurso Picture of The Year International.

Todos estos tres trabajos forman parte de un proyecto que está llevando a cabo este fotoperiodista titulado ‘Tras los muros’.

En las redes sociales, el hilo de las fotografías de la investigación sobre la industria porcina española se ha hecho viral y ha tenido una enorme repercusión. Numerosos usuarios se han llevado las manos a la cabeza al conocer esta triste realidad.

Muchos otros también agradecían al fotoperiodista su trabajo por denunciar las prácticas abusivas que sufren muchos animales en las granjas españolas.

Más historias que te pueden interesar: