La gran apuesta de Telecinco con Julián Muñoz le puede estallar en la cara

·5 min de lectura

Por Mike Medianoche. - Telecinco lleva tiempo hablando de la serie documental En el nombre de Rocío, la secuela de Rocío, contar la verdad para seguir viva que tenía previsto estrenarse este otoño. Por eso ha sorprendido mucho que pocos días antes de finalizar el año se comenzase a promocionar una nueva serie documental, del mismo corte que la de Rocío Carrasco, con el expolítico Julián Muñoz como protagonista. Una producción llamada No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad y que se convierte en una de las grandes apuestas de la cadena de cara al año nuevo. Pero que podría convertirse en una auténtica bomba que le puede estallar en la cara a Telecinco si no extrema su cuidado.

En las primeras imágenes ofrecidas sobre este documental se ve a Julián Muñoz con una camisa blanca sobre una camiseta negra hablando de Isabel Pantoja.Ha llegado la hora de decir la verdad”, dice el antaño alcalde de Marbella, respondiendo preguntas de la periodista Paloma García Pelayo sobre cómo fue su romance con la tonadillera, si Isabel le dejó de querer una vez se terminó el dinero, o qué le gustaba de ella.

Si con la serie documental de Rocío Carrasco se daba voz a una persona que fue criticada durante años por su expareja, con No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad desconocemos qué nos quiere exponer Telecinco. ¿Qué verdad hace falta conocer sobre aquel romance a estas alturas de la película?

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Puestos a opinar, y si tenemos en cuenta la relación de altibajos entre la cadena e Isabel Pantoja, podríamos ver este proyecto como una excusa más para convertir a Isabel Pantoja en un saco de boxeo, tal como ocurrió en el pasado con Cantora: La herencia envenenada u otros especiales en la misma línea. La tonadillera ya no tiene contrato con la cadena, por lo tanto, y en teoría, no necesitan protegerla de nada, y está claro que su nombre atrae a la audiencia… y a los anunciantes.

Pero ojo aquí, que es donde se avecinan curvas, al menos, si recordamos la propia historia de Telecinco. Y es que se habría pagado por contar su versión de unos hechos muy concretos a una persona que está condenada, y que no cumplió la pena de cárcel tal como la dictó el juez porque tiene serios problemas de salud. Julián Muñoz fue condenado a siete años y medio de cárcel y 10 años de inhabilitación de desempeños públicos por prevaricación en 2013, y luego condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a dos años de cárcel y 16 de inhabilitación por delitos de fraude y prevaricación en el marco del caso Malaya. Pero el deterioro de su salud en prisión -a raíz de una cardiopatía isquémica-hipertensiva, diabetes mellitus tipo 1, dislipemia, arteriopatía sistémica con stent ilíaco, insuficiencia venosa, adenoma de próstata, artrosis cervical y aneurisma de aorta, entre otras dolencias- derivaron en un régimen penitenciario de tercer grado desde 2016 de semilibertad (El Mundo).

Es decir, no resulta descabellado imaginar que algunos anunciantes probablemente se detengan a analizar hasta qué punto les resulta interesante apoyar el relato pagado de Julián Muñoz, pues podrían encontrarse con algún boicot por parte del público. Tal como ocurrió hace poco más de 10 años, en noviembre de 2011, cuando el programa La Noria pagó a la madre de El Cuco por hablar del menor implicado en la muerte y desaparición de la sevillana Marta del Castillo. El periodista Pablo Herrera recopiló las marcas que patrocinaron “a la madre de un criminal y el programa sufrió una desbandada de anunciantes, que no querían verse salpicados en tal situación. Quién sabe si con el caso de Muñoz y su nueva serie documental podría pasar algo similar.

MADRID, SPAIN - MAY 05:  Julian Muñoz attends court on May 5, 2017 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 05 de mayo: Julian Muñoz asiste a la corte el 5 de mayo de 2017 en Madrid, España. (Foto de Europa Press / Europa Press a través de Getty Images)

Si hacemos caso del título de la serie, Julián no estaría actuando por venganza, pero sí por dinero. Y así lo confirmó Ángela Portero en Ya es mediodía, asegurando que Julián se sienta a hablar por “una motivación económica que se queda reducida porque tiene deudas con la justicia que no ha pagado. Será embargada una gran parte de sus emolumentos en esta serie”.

Además, cabe destacar que según apuntaba Informalia a mediados de diciembre, Mediaset habría intentado tentar a Isabel Pantoja para volver a la cadena pero ella no habría estado con ánimos para ello. Lo que nos podría llevar a imaginar que quizás la cadena buscó un plan B, pero sin contar con su presencia.

Es decir, nada nuevo bajo el sol. Si hacemos memoria recordaremos que en el año 2012 Isabel iba a ser una de las estrellas de Telecinco después de retransmitir las campanadas junto a su hijo Kiko Rivera y Jorge Javier Vázquez, pero su contrato se rompió después de que ella entrase por teléfono en Antena 3. Isabel desapareció de la cadena y a continuación se emitió Mi gitana, una teleserie sobre su vida en la que quedaba muy mal parada, como una mujer que solo se mueve por dinero. Una ficción hiriente que incluso la ley le dio la razón a Isabel cuando denunció, y se prohibió que volviese a emitirse o a venderse en formato doméstico.

Seguramente Telecinco habrá estudiado todos estos factores mucho antes de servir de altavoz de Julián Muñoz. Porque lo que pueda contar ese hombre se puede convertir en una bomba de relojería, y si no se gestiona bien, la misma les puede estallar en la cara. No sea que al final haya más venganza que verdad en la nueva serie documental.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente