Los Goya pasan de Penélope Cruz evidenciando un detalle esencial de su nominación al Óscar

Pedro Almodóvar será el director español más reconocido a nivel internacional, con dos nominaciones al Óscar por su última película, sin embargo Madres Paralelas se ha marchado con las manos vacías de los Premios Goya. Los galardones que entrega la Academia de Cine han pasado rotundamente del filme, a pesar de haber sido una de las cuatro opciones preseleccionadas como representante de España en los Óscar, sin otorgarle ninguno de los ocho cabezones en los que competía. Un detalle que invita a la reflexión cuando Penélope Cruz estaba nominada a mejor actriz, al igual que lo está en los Óscar.

Es decir, ¿cómo se digiere que no gane el reconocimiento nacional pero sí esté nominada a los premios más importantes del cine en todo el mundo?

Pedro Almodovar y Penélope Cruz en la alfombra roja de los Premios Goya 2022 en el Palau de les Arts el 12 de febrero de 2022 en Valencia, España. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Pedro Almodovar y Penélope Cruz en la alfombra roja de los Premios Goya 2022 en el Palau de les Arts el 12 de febrero de 2022 en Valencia, España. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Pues la respuesta es muy sencilla y la encontramos en la visibilidad de Pedro Almodóvar. Penélope cosechaba su decimotercera nominación a los Goya con su papel en Madres paralelas (lo ganó tres veces), un trabajo que le valió la prestigiosa Copa Volpi a la mejor actriz en el Festival de Venecia. Su interpretación como una madre viviendo varios arcos dramáticos, que iban desde la moralidad, la maternidad y la ley de la memoria histórica, la bañó de aplausos de la crítica internacional. En otras palabras, su nominación al Goya estaba cantada aún sabiendo entre los especialistas de cine que era probable que no ganara.

Porque en España Penélope tenía fuerte competencia. Petra Martínez era de las grandes favoritas con un trabajo arrolladoramente íntimo, revelador y sutil en La vida era eso, habiendo ganado el premio del Festival de Sevilla y el Feroz. Al igual que Blanca Portillo, quien se deja la piel cargando el peso del dolor y el perdón como la protagonista de Maixabel. Ellas dos eran, en realidad, las grandes favoritas a los Goya para muchos de los que vimos todas las producciones nominadas. Y, como ya sabemos, el premio fue para Blanca.

Sin embargo, entre todas ellas es Penélope quien opta al Óscar, aún sin haber ganado en los premios nacionales y cuando su película ni siquiera ha conseguido un solo Goya. Y esto tiene que ver con el amor de Hollywood a Pedro Almodóvar y a la propia madrileña.

Blanca Portillo posa con el premio Goya a a mejor actriz por
Blanca Portillo posa con el premio Goya a a mejor actriz por "Maixabel" durante el photocall tras la 36 ceremonia de los Goya en el Palau de les Arts en Valencia, el 12 de febrero de 2022. (Photo by LLUIS GENE / AFP) (Photo by LLUIS GENE/AFP via Getty Images)

Mientras El buen patrón ganó cinco premios Goya -incluyendo el de mejor película- no fue seleccionada por los Óscar a mejor película internacional, pero sí encontramos dos nominaciones para Madres paralelas al otro lado del charco: mejor música para Alberto Iglesias y mejor actriz para Penélope. Esto se debe a que, en realidad, la película del manchego jamás necesitó ser la representante española en los Óscar porque siempre tuvo posibilidades.

Porque Madres paralelas tenía distribución en EE.UU. a través de Sony Classics, pasando por varios festivales y cumpliendo el requisito de la Academia de Hollywood de estrenarse en su territorio (lo hizo en navidades). Esta realidad, sumada a la visibilidad que Almodóvar tiene en la industria hollywoodense tras dos estatuillas levantadas en 1999 a la mejor película de habla extranjera por Todo sobre mi madre y 2002 al mejor guion original por Hable con ella (más otras tres nominaciones), y que Penélope ya es una de las actrices mimadas de dicha academia (con cuatro nominaciones y un Óscar en sus vitrinas), aseguraban las candidaturas conseguidas en los Óscar.

Y es ahora, viendo el ninguneo abismal que los Goya han regalado a Madres paralelas y Pedro Almodóvar, que esta reflexión queda más clara. Que Pedro Almodóvar no necesita de los Goya para enamorar a Hollywood y que, al final, lo que digan o no los votantes de la Academia española, por allí no influye en nada.

Que la debilidad de Hollywood por Penélope, Pedro y su cine es evidente y el reconocimiento hacia ellos va por libre, sin importar lo que diga o haga España. Una verdad que se refuerza en dos carreras de renombre que llevan años cosechando los frutos de sus esfuerzos artísticos, aunque en España se marchen con las manos vacías.

Más historias que te pueden interesar: