Google ofrece 1,5 millones de dólares por resolver este rompecabezas

Google ha encontrado un nuevo sistema para proteger a su teléfono Pixel de los hackeos: pagar mucho dinero a quien encuentre errores. (AP Photo/Craig Ruttle)

Google pagará 1,5 millones de dólares a cualquier persona que sea capaz de detectar errores en sus smartphones Pixel, una estrategia para fortalecer la seguridad y evitar que los hackers los ataquen.

Hasta el momento, el mayor premio por identificar un error ascendía a 200.000 dólares, pero los expertos en informática ahora podrán ganar hasta 1,5 millones de dólares por detectar un problema en el chip Titan M de seguridad de los smartphones Pixel.

En un comunicado, Google dijo que el premio es tan elevado debido a que el Pixel 3 con Titan M tiene una valoración mucho más “sólida” que todos los dispositivos que evaluó la compañía de investigación Gartner este año.

El premio también ofrece tanto dinero para disuadir a los expertos en seguridad cibernética de vender los defectos de Google (GOOG | GOOGL) a actores maliciosos.

Sin embargo, para reclamar el premio de Google, el investigador deberá ser capaz de comprometer el chip de seguridad Titan M del dispositivo Pixel mientras ejecuta ediciones de vista previa específicas para desarrolladores de Android. El chip está diseñado para proteger el sistema operativo del teléfono y almacenar datos biométricos utilizados para desbloquear el dispositivo.

Desde 2015 Google ofrece “recompensas por detectar errores”, este año pagó la suma de 161.337 dólares por este concepto. Más de 100 investigadores obtuvieron parte de ese dinero, con un pago promedio de 3.800 dólares por hallazgo.

Asimismo, dos investigadores de seguridad a inicios de este mes ganaron 60.000 dólares por detectar un problema en el Amazon Echo Show 5.

También se han implementado concursos con recompensas por errores para las elecciones, en febrero de este año Suiza lanzó una “prueba de intrusión pública” que animaba a los especialistas e investigadores informáticos a “desafiar el sistema de votación electrónica suiza con ataques deliberados”. La prueba tenía un premio total de 150.000 francos suizos, unos 151.000 dólares.

Lucy Dean