Los exabruptos machistas del golfista español Gonzalo Fernández-Castaño en el Día de la Mujer

Gonzalo Fernández-Castaño participando en un torneo en Portugal el pasado octubre. Foto: Harry Trump/Getty Images.

En general, ningún momento es bueno para hacer comentarios machistas y denigrantes contra las mujeres, especialmente si eres un personaje con cierta repercusión social, como un deportista profesional. A estas alturas del siglo XXI cabía esperar que esto ya hubiera quedado suficientemente claro. Pero si hay una ocasión particularmente inoportuna, esta es el 8 de marzo, que no en vano se trata del Día internacional de la Mujer.

El golfista español Gonzalo Fernández-Castaño se ve que no lo tiene demasiado claro, a juzgar por el par de comentarios denigrantes que dejó ayer en su cuenta de Twitter, a la vista de sus más de 25.000 seguidores. Ambos se refieren a la reciente victoria de su compatriota Jorge Campillo en el Masters de Catar disputado este fin de semana. En el primero de ellos Gonzo, como se hace llamar, dejó una opinión con respecto al trofeo entregado al ganador que quizás sea un tanto inapropiada:

En rigor el molusco representado en la estatuilla es una ostra, con su perla y todo. Se debe a que el cultivo y la recolección de estas joyas ha sido históricamente una de las principales actividades económicas del pequeño país del golfo Pérsico, especialmente antes del descubrimiento de yacimientos de petróleo a mediados del siglo pasado. En Catar la ostra es un símbolo de identidad nacional y carece de las connotaciones que la imaginación de algunos hispanohablantes le puede dar.

Poco antes, el mismo Fernández-Castaño había publicado otro mensaje que tampoco le deja en muy buen lugar. Esta vez nombró también a Jesús Legarrea, caddie de Campillo, y quiso hacer referencia a que la persona que ejerce esta función para el escocés David Drysdale, que quedó subcampeón, es su propia esposa:

Gonzalo, madrileño de 39 años, es profesional del golf desde 2003. A lo largo de su carrera puede presumir de haber ganado siete torneos del circuito europeo (que, a pesar de su nombre, desde hace unas décadas también incluye competiciones disputadas en Asia o África), aunque el último de ellos, el ya desaparecido Masters de Shanghái, se remonta a 2013. Representó dos veces a España en la Copa del Mundo, junto a nombres célebres como Sergio García y Miguel Ángel Jiménez. En los torneos grandes su mayor logro fue quedar entre los diez primeros en el US Open de 2013. Precisamente al año siguiente decidió mudarse a Florida e intentar hacer carrera en el circuito norteamericano. No lo terminó de conseguir y lleva tiempo alejado de la primera línea, de ahí que actualmente haya que bajar hasta el puesto 621 del ranking oficial para encontrarle (llegó a ser el 27º del mundo, en aquel mismo 2013).

Más historias que te pueden interesar:

Golf de otro planeta: pelotas que devuelve el agua, tarjetas de 61 golpes y un hoyo en uno espectacular

Patrick Reed gana en México y el español Jon Rahm es tercero

Navratilova y McEnroe, forzados a disculparse por "romper el protocolo" tras criticar a la homófoba Margaret Court