El cine levanta por fin la cabeza por primera vez después de un año

Cine 54
·5 min de lectura

Por Alberto Cano.- Las salas de cine empiezan a ver la luz al final del túnel. Y todo gracias a colosales batallas de monstruos. El esperado enfrentamiento de Godzilla vs. Kong se ha convertido en el mayor estreno de una película post-pandemia a nivel mundial, lo que deja en evidencia que el público tiene ganas de volver a ver blockbusters en gran pantalla y de disfrutar de la experiencia comunitaria del cine.

Courtesy of Warner Bros. Pictures and Legendary Pictures
Courtesy of Warner Bros. Pictures and Legendary Pictures

Pese a estrenarse en solo 38 mercados, entre los que no se incluía Estados Unidos, Godzilla vs Kong ha conseguido recaudar unos más que estimables 121,8 millones de dólares (o 110 millones de euros) a nivel mundial en su primer fin de semana, de los cuales $70,3 (60€) provienen de los cines de China. Este dato convertiría a esta última entrega del Monsterverse de Warner en el mejor debut de la saga en el país asiático, puesto que supera los $37 millones del Godzilla de 2014, los $66,1 de su secuela y los $71,6 de Kong: La Isla Calavera.

Y no resulta extraño, puesto que en China los cines están operando con una asistencia incluso superior a la del inicio de la pandemia. Por ejemplo, durante la festividad del Año Nuevo Chino las salas batieron récords con una recaudación de 5.000 millones de RBM chinos, que se traducen en aproximadamente 700 millones de dólares o unos 640 millones de euros. Su fuerte mercado cinematográfico y su no dependencia de los blockbusters estadounidenses ha permitido que las salas puedan seguir facturando con normalidad, aunque productos como Godzilla vs Kong también les hace caer rendidos ante las producciones de Hollywood.

Bien es cierto que Godzilla vs Kong es realmente una película realizada para el público chino. Gran parte de su acción transcurre en ciudades como Hong Kong, tiene multitud de personajes asiáticos y no hay escena sin un motivo estético que remita a la cultura china. Y es entendible, puesto que la anterior entrega del Monsterverse, Godzilla: Rey de los Monstruos, tuvo unos pobres resultados en todos los mercados menos en China, donde incluso superó la recaudación de Estados Unidos con 135,4 millones de dólares. Y con la pandemia de por medio y con solo el mercado chino funcionando a plena normalidad, seguro que desde Warner han celebrado haberle dado este enfoque.

Pero el éxito de Godzilla vs Kong también se ha expandido a otros países, como bien ha demostrado su buen rendimiento en España. 

En nuestro país, el enfrentamiento entre estos dos míticos monstruos del cine ha recaudado 1,43 millones de euros durante el fin de semana, el mejor estreno del 2021 y el segundo mejor de la pandemia por detrás de los 1,5 millones de Tenet. Además, supera con creces los 400.000del debut de Godzilla: Rey de los Monstruos, los 900.000 del Godzilla de Gareth Edwards y se mantiene a la par de los 1,5 millones que Kong: La isla calavera obtuvo en su primer fin de semana.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pese al COVID-19 y el incremento del consumo en plataformas de streaming, los datos demuestran que el público está dispuesto a volver a los cines para disfrutar de grandes espectáculos como Godzilla vs Kong. No es una película que sobresalga por su calidad fílmica o guion, puesto que se limita a ser una sucesión de batallas y efectos especiales con alguna chirriante trama humana de por medio. Pero es esa acción y esos efectos especiales lo que justifica que un espectador se sienta atraído a pagar por ver una película en la gran pantalla. Y mientras eso ocurra, bienvenidas sean estas películas.

Los cines españoles estaban esperando una cinta de estas características como agua en mayo. La mayoría de salas se vieron obligadas a cerrar en enero de 2021 ante la falta de estrenos y no han vuelto a abrir hasta esta Semana Santa, cuando las majors se han lanzado a estrenar películas como Godzilla vs Kong, Monster Hunter, Tom y Jerry o Nomadland. Entre medias, ha habido pequeños títulos independientes o reestrenos lanzados en las pocas salas abiertas, que no han bastado para mantener la taquilla española a flote. También llegaron esperadas películas familiares como Raya y el último dragón, pero el boicot de las principales cadenas de cine a Disney eclipsó su estreno.

En las próximas semanas se estrenarán títulos como Ruega por nosotros, Mortal Kombat, Una joven prometedora, Chaos Walking, Península, Nadie, Este cuerpo me sienta de muerte o Spiral: Saw con los que los cines esperan que el público siga respondiendo. Aunque todo dependerá del avance de la pandemia, de las medidas sanitarias que puedan afectar a la apertura de los cines y de que desde Hollywood no se lancen con nuevos retrasos.

De hecho, el estreno en Estados Unidos de Godzilla vs Kong este 30 de marzo puede ser la prueba de fuego que decida el rumbo del calendario de estrenos. Se estrenará de forma simultánea en cines y en HBO Max, pero tras los buenos resultados de otros estrenos simultáneos de Warner como Tom y Jerry (que ya acumula 37,1 millones en Estados Unidos y 85,6 en todo el mundo), la reapertura de cines en mercados clave como Nueva York, Los Ángeles o San Francisco, y el tratarse de un blockbuster tan apetecible de ver en la gran pantalla, podría convertirse en el mejor estreno postpandemia en territorio norteamericano.

s historias que te pueden interesar: