Godzilla, el monstruo que nació a raíz del pánico nuclear de la Segunda Guerra Mundial

Cuando pensamos en franquicias cinematográficas, hay quienes creen que los universos cinematográficos de James Bond, El Planeta de los Simios o Star Wars son los que llevan más tiempo en la gran pantalla. Y si bien la conquista simia tiene una historia de 49 años (1968-2017), y el agente 007 cumplirá 57 años cuando se estrene Bond 25 el próximo año, la más longeva de todas es Godzilla.

Incluso ¿sabías que posee el récord Guinness a la saga cinematográfica más longeva de la historia?

© 2019 WARNER BROS. ENTERTAINMENT INC. AND LEGENDARY PICTURES PRODUCTIONS, LLC

Con el estreno de Godzilla: el rey de los monstruos, el kaiju por excelencia del cine cumple nada menos que 65 años trayéndonos aventuras a la gran pantalla. La saga comenzó en 1954 y desde entonces suma 32 producciones de los estudios originales, Toho, otras 4 coproducciones y 4 adaptaciones hollywoodenses.

Pero si eres de una generación más tardía que se sumó a la cola del furor monstruoso tras el auge del género catástrofe en los años 90 y más recientemente con el reboot actual, quizás desconozcas el origen de este personaje. ¿Creías quizás que partía de un comic? Pues estarías equivocado.

La saga nació en 1954 con Godzilla de Ishirō Honda, siendo una de las películas más influyentes de su era, con temas sociales y políticos japoneses del siglo XX. En esta primera producción, la aparición repentina del “monstruo” resonaba con el temor nuclear que vivió el pueblo japonés tras los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, al oeste y sudoeste de Japón, al final de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Aquellos ataques nucleares ordenados por Harry S. Truman, el trigésimo tercer presidente de los Estados Unidos, se estiman que se cobraron la vida de 246.000 personas, alimentando el terror generalizado ante la amenaza nuclear en todo el mundo.

Sin embargo, con el paso del tiempo esta metáfora fue desapareciendo, cumpliendo el papel de héroe y antagonista, dependiendo de la película, pasando por el manga, el cine de acción, la animación, etc.

De dónde viene Godzilla es un tanto desconocido, ya que diferentes historias le han dado orígenes distintos. Pero la relación más firme lo conecta con los efectos de la radiación nuclear. Sin embargo, las películas iniciales cambiaron varias veces sus orígenes a través de viajes en el tiempo e ideas metafóricas como que era la fusión de las almas de las víctimas fallecidas en la Segunda Guerra Mundial.

Los retoques que hicieron para estrenar la primera película en EEUU cambiaron completamente la idea, al transformarla de manera que un reportero narraba lo que estaba sucediendo para evitar las referencias a las armas nucleares, manteniendo “limpia” la imagen americana.

En las primeras etapas del proyecto, Eiji Tsuburaya, el especialista en efectos especiales responsable de su creación, lo había pensado como un pulpo gigante hasta que los responsables optaron por definirlo como una criatura inspirada en dinosaurios. Podría decirse que esta película fue una de las pioneras en efectos a gran escala, ya que fue la responsable de perfeccionar una técnica conocida por entonces como suitmation, en la cual un especialista disfrazado como el personaje destruía una recreación del set en miniatura.

Incluso el rugido original de Godzilla se grabó del ruido que hacía la puerta de entrada del estudio al abrir y cerrarla.

El personaje vivió cuatro periodos diferentes en la industria japonesa. La de los estudios Toho original de 1954 a 1975, a la era del reboot japonés conocida como la serie Heisei (1984-1995), el periodo “Millennium” con un segundo reboot (1999-2004) que retomaba la historia tras los eventos de la película original y el periodo actual conocido como “Reiwa” que incluye la trilogía animada distribuida por Netflix. Tras dar el salto a EEUU en 1956, Godzilla también encontró su hueco en la industria americana con un crossover junto a King Kong (1963) y reediciones de producciones originales. Fue recién en 1998 que Hollywood lo convirtió en un monstruo digno del género blockbuster con la malograda versión del género catástrofe de Roland Emmerich.

El hijo de Godzilla (1967); Godzilla (1998); Godzilla: planeta de monstruos (Toho Company, TriStar Pictures, Netflix)

Sin embargo, Godzilla fue fuertemente criticada por los fans y expertos cinematográficos, y Hollywood tardaría otros 16 años en volver a intentarlo de nuevo. Fue gracias a Legendary Pictures que se arriesgó con la idea de un “MonsterVerse” que pretende expandir la trama del monstruo japonés con otros kaiju.

El reboot aterrizó en cartelera en mayo de 2014 bajo las órdenes de Gareth Edwards, arrasando en la taquilla mundial con 469 millones de euros ($529 millones), y demostrando que todavía había lugar para el gran monstruo del cine. Aquel éxito hizo que los estudios Toho apostara por sus propias versiones japonesas y Legendary expandiera el universo. Y es así como en 2019 nos llega Godzilla: rey de los monstruos.

A lo largo de los años, Godzilla se ha enfrentado a todo tipo de seres. Desde civilizaciones fantásticas, a alienígenas, King Kong y otros kaiju del género. Y en esta ocasión es el turno del Rey Ghidorah. Dirigida por Michael Dougherty y protagonizada por Vera Farmiga, Millie Bobby Brown y Kyle Chandler, entre otros, Godzilla: rey de los monstruos abre el camino a otros monstruos del género colocando al protagonista como héroe de la humanidad.

Cartel de Godzilla: rey de los monstruos (Warner Bros.)

En esta ocasión, Godzilla debe enfrentarse a Ghidorah, que ha despertado a otros titanes con la intención de destruir el mundo. Es decir que los fans de este personaje verán muchos más kaijus de los que habrían imaginado: además de Ghidorah, tenemos a Rodan, Mothra, Scylla y otros, así como referencias a la batalla siguiente contra King Kong.

La película aterriza en la cartelera española el 21 de junio tras haber recibido críticas mixtas en su estreno en EEUU y otras partes del mundo, pero abre la puerta a la siguiente entrega prevista para 2020: Godzilla vs. Kong.

Para seguir leyendo:

El pequeño de ‘Un niño grande’ ya no es tan niño: Nicholas Hoult derrocha talento como Tolkien

Cuando una madre es capaz de un amor atroz: 'The Act' te pondrá los pelos de punta

Manipulada, sola y triste: la verdad tras los últimos años de vida de Doris Day

Así nos ven: la miniserie de Netflix que remueve hasta las entrañas

Hablemos de la 2da temporada de Big Little Lies: tenemos nueva reina para las galas de premios y no es Nicole Kidman

Todo lo que sabemos sobre el Batman de Robert Pattinson