¡'God of War: Ragnarok' lanza un nuevo tráiler, avanza su historia y presenta a Odín

·12 min de lectura
Photo credit: Santa Monica Studio
Photo credit: Santa Monica Studio

God of War: Ragnarok será, salvo enorme sorpresa, uno de los juegos que marcarán la historia de PS5. Cuando hablamos de la saga de Santa Monica Studio lo hacemos de una de las franquicias más míticas de la historia y su quinta entrega va a llegar en el mejor momento. ¿Por qué? Porque tras lo que parecía el final de Kratos y su lucha contra los Dioses griegos en PS3, revivió en PS4 con la cuarta entrega de la saga, un reinicio que trasladó al guerrero espartano bastante más al norte y que nos conquistó a todos. God of War 4 no solo fue el mejor juego de 2018, sino que ha sido uno de los tres o cuatro mejores de toda la generación PS4, como el God of War 3 lo fue de la PS3 y el primero y segundo de la PS2. Pero el cuatro tuvo especial mérito porque todo lo que cambió y modificó de la idiosincrasia de la saga fue, de manera impresionante, para bien. Un juego que roza la perfección y, si no la alcanza, es solo porque se trataba de un comienzo, uno del que ahora tendremos la esperada continuación que marcará, seguro, la generación PlayStation 5.

‘God of War: Ragnarok’: Fecha de salida, precio y exclusividad de PlayStation ¿y Pc?

La gran sorpresa del Showcase de septiembre de 2020 PlayStation 5 fue un pequeño clip final en el que se reveló poco más que el logo del juego y una fecha, 2021. Y eso fue más que suficiente para que fuese la gran noticia de la temporada. Habría nuevo God of War 5 en 2021. Sin embargo, el tiempo pasaba y sin más noticias o avances del título estaba claro que habría un retraso. God of War 5 saldrá en 2022. La aparición de los primeros avances nos dirán si para principios o finales de año. Recordemos que, por ejemplo, The Last of Us 2 o Cyberpunk 2077 se retrasaron medio año desde sus fechas iniciales. No es una decisión extraña ni poco alentadora. De hecho, más de uno quisiéramos que Cyberpunk 2077 se hubiese retrasado todavía más.

Con el siguiente comunicado, Santa Monica Studio anunciaba el retraso, aludiendo al cambio de dinámica de trabajo que ha supuesto la pandemia:

Desde el lanzamiento del teaser del próximo 'God of War' el pasado años estamos muy agradecidos con la cantidad de cariño que la comunidad nos ha mostrado. Estamos muy agradecidos de ver que tanta gente está emocionada por ver el siguiente capítulo del viaje de Kratos y Atreus. Seguimos enfocados en entregar un juego de la máxima calidad mientras mantenemos la seguridad y el bienestar de nuestro equipo, compañeros creativos, y familias. Con eso en mente, hemos tomado la decisión de retrasar la fecha hasta 2022. Gracias a todos por el apoyo, tenemos muchas cosas emocionantes en proceso que no podemos esperar a enseñarte.

Bueno, pues por fin tenemos fecha de estreno para God of War: Ragnarok. Tras tanta espera ya se ha confirmado que el juego se pondrá a la venta el próximo 9 de noviembre de 2022 para PS4 y PS5. Y, además se ha estrenado un nuevo teaser que nos deja muy claro que se viene un auténtico juegazo:

Ahora le toca el turno al precio y, te preguntarás, si no saben la fecha mucho menos el precio. Pues te equivocas. Si hay un videojuego Triple A, un AAA al que casi le podemos añadir un par de as más es este. Es una gran superproducción, un juego exclusivo de primera categoría de un gran estudio. Es decir, tendrá el precio máximo recomendado por Sony para la próxima generación, unos 79,99€ que, en este caso en particular, nos parecen un chollo. Por supuesto, tratándose de un exclusivo de PlayStation, también habrá alguna edición especial con un precio superior y, entre tú y yo, si hacen una edición con las espadas del caos o el hacha de leviatán, vacío mi cuenta del banco. Además, si eres de los que tienen una paciencia estoica y has sido capaz de esperarte hasta mediados de 2022 para comprarte la PS5 (mi más sincera enhorabuena), probablemente puedas adquirirla junto con el God of War en un pack conjunto, como suele ser habitual con los grandes lanzamientos exclusivos.

Por si no ha quedado claro todavía, God of War y Santa Monica Studio trabajan en exclusiva para PlayStation, por lo que si eres usuario únicamente de la Nintendo Switch o, sobre todo, de la Xbox Series X/S tendrás que conformarte con ver como juegan otros en Youtube o Twitch. Eso sí, la cosa puede ser diferente para los usuarios de Pc. PlayStation ha abierto su política de exclusivos a Pc en los últimos tiempos y, al igual que Red Dead Redemption 2, Horizon: Zero Dawn o Death Stranding, un par de años después puede que tengas la suerte de jugar en tu Pc.

Otra duda inicial era si el juego todavía saldrá para PS4 además de para PS5, cosa que no han hecho Returnal ni Ratchet y Clank: Dimensión Aparte. A pesar de llegar al mercado dos años después de la salida de PS5, Santa Monica Studio no quiere dejar escapar un mercado de PS4 de más de 100 millones de consolas, así que se tratará de un título intergeneracional. Esto es una gran noticia para todos aquellos usuarios que no hayan podido dar el salto a la nueva generación, ya sea por razones económicas o por la famosa falta de stock de la consola de Sony. Sin embargo, también ha sembrado el pánico en relación a las posibilidades del título. Para rendir correctamente en PS4, God of War tendrá que dejar de exprimir al máximo PS5 o ser bastante diferente en uno u en otro. No todo son tiempos de carga y fps por segundo pero, si God of War Ragnarok quiere ser un juego excelente lo tendrá que ser en ambas consolas, y eso en 2022 será todo un reto ¿Podrá God of War 5 mantener la excelencia que se le espera a un triple AAA de 2022 en PS4? Os diremos que tenemos fe, pero también que será un inmejorable título para estrenar una PS5.

‘God of War: Ragnarok’: Argumento

Si no has jugado al God of War 4 te recordamos que es uno de los juegos que estarán disponibles con la suscripción a PlayStation Plus en PS5 gracias a PlayStation Plus Collection, así que apúntatelo y deja de leer porque vienen spoilers nivel ira de Kratos.

En resumen, todo God of War 4 fue un viaje de Kratos y su hijo, Atreus, hasta la cima más alta del mundo para depositar las cenizas de su mujer, Faye. Ocultándose de los Dioses como mortales, Atreus se enteraba de que su padre era un Dios y él, por tanto, un Semidios. Mientras Baldur, el hijo de Odín y Freya, los perseguía por todo el mundo, Kratos abrazaba su divinidad y le revelaba a Atreus su naturaleza. Tras acabar con Baldur y ganarse como enemiga futura a Freya, Kratos y Atreus llegaban al mundo de los Gigantes para depositar las cenizas en la colina más alta. Allí Kratos se enteraba de que su esposa tampoco era una vulgar mortal y que su hijo es, para los gigantes y los Dioses, Loki. Un lío familiar muy típico de la mitología clásica que acababa con el inicio del Ragnarok y unos truenos que anunciaban la llegada de Thor.

Photo credit: Santa Monica Studio
Photo credit: Santa Monica Studio

En la trilogía griega Kratos derrotaba a Ares en el primer juego, a Atenea en el segundo y al resto de dioses, incluido a Zeus, en el tercero. Aquí ocurre algo similar. Pese a la sombra continua de Thor y Odín, el gran rival del juega era Baldur, un Dios menor en celebridad que parecía hecho para preparar el camino al gran clímax. Aquí todo apunta, como anunciaba la escena postcréditos del God of War 4, a una lucha contra Thor. Sin embargo, al tratarse de, salvo sorpresas, el final de la saga nórdica, también deberíamos ver lucha con Odín.

Loki, al que muchos conocerán por Marvel y Tom Hiddleston, es hijo de los gigantes del hielo, contenido por Thor y Odín para que no provoque el Ragnarok. Sin embargo, tanto en Marvel como en el videojuego de Santa Monica Studio, acaba iniciándolo. El Ragnarok llama finalmente la atención de las primeras figuras, es decir, de Thor, la mano ejecutora y asesina de Odín, que acude a la misma puerta de Kratos.

Aunque puede que Thor sea el primer enfrentamiento del juego, como lo fue Baldur en el God of War 4, lo más probable es que también sea el último, la gran batalla en medio de un mundo caótico en plena destrucción por el Raganarok y en el que volveremos a visitar los 7 mundos que conecta el Bifrost. Recordemos que en el God of War 4 nos movimos principalmente por Midgard (nuestro mundo), Helheim (el mundo de los muertos), Alfheim (el mundo de los elfos), Niflheim (el mundo de la niebla), Jötunheim (el mundo de los gigantes) y Muspelheim (el mundo del fuego).

Photo credit: Santa Monica Studio
Photo credit: Santa Monica Studio

Por tanto, a Kratos todavía le queda por visitar Svartalfaheim (el mundo de los enanos y los orcos o elfos oscuros), Vanaheim (el hogar de los dioses Vanir como Freya) y Asgard (el reino de los dioses Æsir como Thor y Odín). Además, esperamos ver más de los gigantes tras enterarnos de que Atreus es uno de ellos. Al fin y al cabo, de Jötunheim solo contemplamos una parte muy pequeña en el final del juego. Lo mismo se podría decir de Muspelheim, que en el pasado juego era un simple campo de pruebas de combate. El Ragnarok se inicia precisamente allí, donde el gigante de fuego, Surt, despierta al resto de gigantes para marchar hacia Asgard para destruirlo.

En el primer tráiler se desveló que el motor de la trama será encontrar a Tyr, el Dios de la Guerra nórdico. Es decir, el equivalente de Kratos en estas Tierras. Al contrario que Kratos o Ares, Tyr era reconocido por su cabeza fría y sus deseos de mediar antes del conflicto, un ser justo y razonable que, sin embargo, aquí están encerrado por los Dioses. Más allá del primer enfrentamiento con Thor, el crecimiento de Atreus indica que pasan algunos años. Según la conversación padre e hijo, parece que Kratos obliga a Atreus (Loki) a ocultarse en el bosque para no desatar la guerra con Asgard, pero este quiere cumplir su destino y, escudándose en los deseos de su madre, partir a descubrirlo aunque este signifique la guerra.

Deja de pensar como un padre y actúa como un general.

Kratos atraviese nuevos mundos y paisajes, se reúne con nuestros viejos amigos como Mimir, Brok y Sindri, pero también se enfrenta a una Freya cegada de venganza tras la muerte de Baldur y a un Thor que, lo tenemos claro, será el gran rival el título. En el mismo clip se nos muestra como llegan a rescatar a Tyr de su prisión, por lo que suponemos que esto no ocurrirá en una etapa muy avanzada del título. Aunque las intenciones y el grado de colaboración de Tyr todavía no las tenemos claras.

En la mitología nórdica, Tyr pierde una mano en una negociación con el lobo gigante Fenrir, el mismo que matará a Odín en el Ragnarok. Sin embargo, aquí no solo hemos visto poco de lobos gigantes, sino que este lobo es hijo de Loki, es decir, de Atreus, y como que ser padre de un lobo no le pega mucho al personaje. Ver como adapta la mitología Santa Monica Studios alrededor de Kratos siempre es apasionante, y no lo será menos en este título.

El segundo tráiler, ya a menos de dos meses del lanzamiento, ha seguido dándonos pequeñas migas de la historia en esa dirección. La mudurez de Atreus será un punto clave, así como la relación con Freya y Tyr. Sin embargo, lo que destaca de este segundo clip es la aparición de Odín y sus dos lobos, Geri y Freki.

‘God of War: Ragnarok’: Gameplay

Todavía estamos lejos de conocer detalles técnicos específicos del nuevo God of War: Ragnarok pero nace hace esperar que no se trate de un sistema bastante continuista del God of War 4. A las siempre imprescindibles Espadas del Caos se les volverá a sumar el Hacha de Leviatán, una explosiva mezcla de fuego y hielo que nos hizo disfrutar más que nunca masacrando enemigos. Eso sí, según el primer tráiler hemos visto que las cadenas de las espadas serán más útiles que nunca y que, además de para luchar, podrán servirnos como impulso plataformero en determinadas ocasiones.

Photo credit: Santa Monica Studio
Photo credit: Santa Monica Studio

De la misma manera, se espera que el juego vuelva a repetir su logrado híbrido entre historia lineal y mundo abierto, una especie de falsa abertura que hizo más que dar el pego en God of War 4 y que aportó muchas horas extra y libertad a la historia. Incluso podemos prever que esta libertad aumente y los espacios abiertos para explorar sean todavía mayores. Eso sí, no nos podemos imaginar una historia tan potente como la del God of War, y menos en medio del Ragnarok, sin una dirección establecida. Del mismo modo, repetirá la estructura de rol en la que Kratos y sus armas tenían niveles de mejora y habilidades que lograr y aumentar, esenciales para acabar con los enemigos más difíciles (sí, hablamos de las Valkirias).

La principal duda, y probablemente lo más interesante que le queda por hacer a Santa Monica Studio con el gameplay, es el lugar del personaje de Atreus/Loki (no ese otro Loki). Al igual que en The Last Of Us, la mayor riqueza de la historia del juego estaba en la convivencia de ambos protagonistas, durante las cinemáticas pero también durante el gameplay. Mejorar a Atreus y su arco se convirtió en parte esencial de la lucha aunque nunca llegó a ser, a diferencia de Ellie, un personaje jugable. Sería un auténtico golpe sobre la mesa y un soplo de aire fresco a la saga que, aunque fuese en determinadas misiones, pudiésemos manejar a Loki en algunos momentos, sobre todo ahora que está más crecido y con ambiciones de cumplir su destino. Para todo eso, lamentablemente, queda esperar varios meses.