Tras el rapapolvo a Hollywood, Ricky Gervais afirma que “jamás” volverá a presentar los Globos de Oro

Si hubo un protagonista de la 77 ceremonia de los Globos de Oro ese fue Ricky Gervais. El humorista británico arrasó con Hollywood, plantándose con un monólogo tan ácido como valiente, en donde cantó las cuarenta a toda la industria sin importarle en lo más mínimo las consecuencias.

(AP Photo; Paul Drinkwater; GTRES)

El británico confirmó desde el inicio de su monólogo que su quinta colaboración como anfitrión de los Globos de Oro sería la última. Y así aprovechó para agotar el cartucho sin dejar títere con cabeza, lanzando dardos envenenados escondidos en la sombra del humor a grandes empresas como Apple cuando, al hablar de su serie The morning show dijo: “un drama magnífico sobre la importancia de la dignidad y hacer lo correcto hecha por una compañía con fábricas de explotación en China”.

Miren las compañías para las que trabajan” dijo a los asistentes. “Apple, Amazon, Disney. Si ISIS comenzara un servicio streaming llamarían a vuestro agente” sentenció como una acusación directa a la industria por su egocentrismo económico. “Así que si ganan un premio esta noche, no lo usen como plataforma para dar un discurso político. No están en posición de dar lecciones al público sobre nada. No saben nada del mundo real. La mayoría pasó menos tiempo en la escuela que Greta Thunberg” culminó acusando a Hollywood de ignorancia aunque, para sorpresa de muchos, recibió aplausos.

No me importa” fue una frase que repitió en varias ocasiones. “Solo son bromas. Vamos a morir pronto” sentenciaba para luego llamar “pervertidos” a los ejecutivos de la industria y volver a decir “no me importa” cuando recibía risas y abucheos al colocar a Los dos Papas en la categoría de cine sobre pedófilos o acusar a la industria de haber sido amigos de Jeffrey Epstein. Y verdaderamente no le importaba. Ahí estaba para darle a Hollywood por cada rincón, bajando de un pedestal la creencia superior de los mensajes políticos de sus estrellas.

Y no piensa volver a hacerlo.

En la mañana siguiente a la ceremonia, Gervais tuiteó y retuiteó muchas de las recepciones positivas que tuvo su monólogo, y cuando Gold Derby publicó que una encuesta entre espectadores pedía que presentara los Globos e Oro “cada año”, respondió “Jamás va a pasar”.

Es más, agradece que haya culminado. “Gracias a todos por vuestros maravillosos comentarios sobre mi monólogo en los Globos de Oro. Es la mejor reacción y significa mucho para mí” tuiteó más tarde.

Lo pasé genial pero jodidas gracias que haya terminado, así puedo volver a mi trabajo real editando After Life 2 y al tour de Super Nature. Hagan bromas, no la guerra” sentenció para cerrar página aparentemente para siempre a esta etapa en los Globos de Oro. La Asociación de la Prensa Extranjera en Holywood tendrá que buscar a otro que le cante las cuarenta a sus invitados en 2021. Y viendo que el monólogo de Gervais tuvo una repercusión más relevante que los premios mismos no sería de extrañar que busquen repetir la fórmula. ¿Quién será el próximo?

Más temas que te pueden interesar:

¿Boicot a Netflix? Los Globos de Oro pasan de sus películas y series premiando a ‘1917’ y ‘Érase una vez en… Hollywood’

Ricky Gervais no deja títere con cabeza en su monólogo de los Globos de Oro: "No saben nada del mundo real"

Tom Hanks nos crea un nudo en la garganta con sus lágrimas en los Globos de Oro