Joaquin Phoenix y su Joker ganan la primera batalla a Adam Driver pero todavía queda el Oscar

Para aquellos que seguimos la temporada de premios a lo largo del año, sabemos que la gran batalla interpretativa de 2019 es la que protagonizan Joaquin Phoenix y Adam Driver por sus trabajos en Joker e Historia de un matrimonio. Dos actuaciones impecables y diferentes que se han convertido en la quiniela más interesante. De momento, Joaquin lleva la delantera tras hacerse con el segundo Globo de Oro de su carrera en la madrugada del 6 de enero.

(AP Photo; Chris Pizzello; GTRES)

El intérprete de 45 años se alzó con el galardón a mejor actor en drama por su trabajo en la película sobre el villano de Gotham, mientras la cinta también se hizo con el Globo de Oro a mejor banda sonora, pero perdió mejor película y mejor director contra 1917 y su responsable, Sam Mendes. Y es que Joaquin lleva siendo el gran favorito para la temporada de premios desde que Joker debutara en el Festival de Venecia y la cinta arrasara en la taquilla mundial. Sin embargo, el estreno de Historia de un matrimonio en Netflix puso en el mapa de los premios a Adam Driver con una actuación cargada de emoción que está a la altura del mismo reconocimiento.

Y es que mientras el apartado femenino tiene una clara y justa favorita en la figura de Renée Zellweger por su impecable interpretación de Judy Garland en Judy -que también se hizo con el Globo de Oro y es más que seguro que consiga también el Oscar- el apartado masculino no lo tenía tan seguro. Si bien otros candidatos como Christian Bale o Jonathan Pryce podían, y aun pueden, dar la nota, la verdadera guerra está entre Joaquin y Adam.

Phoenix ya se anotó un punto con el Globo de Oro, y otro en nuestro corazón con el tímido “Te amo” que le dedicó a Rooney Mara, pero esto no significa que la victoria final esté asegurada. Recordemos que los Globos de Oro son entregados por un grupo reducido de unos 90 periodistas, mientras que los próximos galardones de prestigio como el Sindicato de Actores, los BAFTA y Oscar son entregados por la industria misma, con una manera de ver el cine, sus premios y reconocimientos diferente.

Debemos tener en cuenta también que Joaquin nunca fue muy amigo de los Oscar. Estuvo nominado en tres ocasiones y de momento no ganó ninguna, incluso en años que lo merecía con creces como fue el caso de The Master (2012). Si no lo viste, existe un vídeo que resume sus tres fracasos, mostrando su alegría en el primero, a la decepción del tercero:

Phoenix se robó toda nuestra atención con su trabajo en Joker, logrando una transformación única y capturando la esencia de un personaje conflictivo y perturbado a través de cada mirada, risa y movimiento. Nunca antes su cuerpo había sido un instrumento tan importante como en esta película. Él baila la historia, danzando con cada acto dramático, llevando el compás constante sin frenarse nunca. Supo llevar el peso de una trama difícil, de secretos y violencia, con el poderío de un actor empoderado por la convicción de su trabajo. Y por todo ello merece el Oscar.

Pero también Adam Driver. Que perdiera el Globo de Oro me hizo sentir la misma decepción que si lo hubiera perdido Joaquin Phoenix. El actor de 36 años se entrega en cuerpo y alma a la historia de Noah Baumbach, trasmitiendo las emociones de un personaje en pleno divorcio a través de actitudes aparentemente vacías pero miradas y gestos que hablan por sí solos. Momentos de autodescubrimiento a través de la música y otros de rabia contenida que explotan en un clímax que pasará al recuerdo como uno de los mejores arcos dramáticos de la historia del cine. En Historia de un matrimonio, Adam Driver se consagra como uno de los mejores actores de su generación y también merece el Oscar.

La guerra está servida. De momento, el primer punto se lo anota Joaquin. El 20 de enero sabremos si empatan o no en la ceremonia del Sindicato de Actores y, si están nominados, saldremos de dudas con los BAFTA el 2 de febrero, y los Oscar el 9.

Más historias que te pueden interesar:

'Joker', la película que en 2019 nos puso de frente con nuestra realidad social

Adam Driver, el exmarine convertido en el chico de moda en Hollywood

La frase de 'Historia de un matrimonio' que nos destroza el corazón