El día que Jacqueline Bisset dio el discurso más bizarro de los Globos de Oro

En la madrugada del lunes 6 de enero, Hollywood se vestirá de gala por primera vez en 2020 para celebrar la 77 edición de los Globos de Oro, en donde un puñado de afortunados lograrán una estatuilla en el apartado dedicado al mundo del cine. En total, seremos testigos de catorce discursos divididos entre actores, actrices, directores, guionistas, compositores y productores. Personajes que seguramente ya estén preparando las palabras perfectas que podrían dejar huella en la historia del cine. ¿Pero recuerdas el más bizarro de todos?

A lo largo de los años, la industria y el público fue testigo de todo tipo de discursos, de tono cómico a otros más emotivos, de pifias y aciertos a mensajes reivindicativos o políticos, pero sin dudas uno de los más bizarros fue el que Jacqueline Bisset dio en 2014 al ganar el premio a mejor actriz de reparto en una miniserie por Dancing on the edge. Era su primera y única estatuilla tras cuatro nominaciones previas.

(AP Photo, Jordan Strauss, Copyrigth : GTRES)

Despistada y sin saber lo qué pasaba, la belleza británica estaba tan perdida con su victoria que tardó un minuto y medio en llegar al escenario (una eternidad en una gala televisada) y emitir su primera palabra. En el camino se detuvo a besar a Jon Voight hasta que, entre aplausos y paso lento, alcanzó el escenario.

Fue el segundo premio entregado aquella noche con un discurso de palabrotas y frases extrañas que pasaron a la historia. "Mi madre me decía que me vaya al infierno y no regresara" fue una de las perlas, así como aconsejar al mundo que el perdón es el mejor tratamiento de belleza.

Nerviosa y tras varios segundos en silencio, arrancó: "Creo que fue hace 47 años que la Asociación de la Prensa Extranjera me dio una nominación a la mejor promesa" dijo (aunque en realidad eran 45) acentuando con gritos la última palabra y añadiendo una palabrota que fue censurada en la emisión en directo. "Estoy temblando, no puedo creerlo" continuó con otro corte por culpa de un taco, que deducimos gracias a las bromas que aparecen en el vídeo de repente.

Mientras se acomodaba el cabello y hacía varias pausas para encontrar el tren de las palabras que quería decir, continuaba: "Ok, raíces pasadas al frente, ok" emitía como dándose órdenes militares para componerse y dar un discurso en condiciones.

"Siempre quise hacer algo para la BBC e hicimos esto y fue estupendo" continuaba como si estuviera dando una entrevista y de repente llamaba a su compañero de reparto, Chiwetel Ejiofor. "¿Dónde estás? No puedo verlo ¿donde está? Lo necesito para inspiración" preguntaba desde el escenario para, al encontrarlo, preguntarle "Tuvimos un buen reparto ¿no?"

Y así se volvía a quedar en silencio, pasando a agradecer a sus agentes, pero olvidando al director, compañeros, familia, compañía, etc. y empezaba la música advirtiéndole que debía concluir. Pero no lo hizo, sino que hizo caso omiso y continuó.

"Me voy a componer" dijo. "Quiero agradecer a la gente que me da alegría y ha habido muchas, gente que me dio mierda como mi madre que me decía vete al infierno y no vuelvas". La música sonaba más fuerte pero ella seguía en su mundo. "Sin embargo, sin embargo, sin embargo (sí, lo dijo tres veces) mi madre no era del todo como yo. Yo creo que si te quieres ver bien debes perdonar a todo el mundo. Es el mejor tratamiento de belleza. Perdón para ti mismo, y para otros".

Y así llegaba al final, lanzaba un beso al aire y concluía (ya levantando la voz por culpa de la música): "Amo a mis amigos, amo a mi familia, y son tan amables. Muchas gracias".

Y así concluía y salía del escenario para luego asistir a la pequeña rueda de prensa que dan todos los ganadores, mostrándose en su línea. Ella seguía en su tono casi burlón, ajena al momento vivido o bajo el efecto de la sorpresa, explicando que no recordaba lo que había dicho unos minutos atrás sobre el escenario ya que le había sorprendido mucho ganar. Según dijo en aquel entonces, pensaba que su premio sería anunciado cerca del final de la gala. "Estaba esperando la cena" dijo, cuando de repente dijeron su nombre.”Y todavía no la he recibido”.

Más historias que te pueden interesar: