'Glass nails', las uñas transparentes que van a desbancar al resto de manicuras

Por María Muñiz
Photo credit: VALERIE MACON - Getty Images

From Harper's BAZAAR

Cuando pensábamos que en cuestiones de manicuras ya no se podía llegar más allá, de repente, el mundo de la belleza nos sorprende y lo hace con diseños que sobrepasan con creces lo que podía imaginarse. Y es que no hay límites para la extravagancia en lo que a nail art se refiere. En este sentido, después de haber visto la reinvención de la manicura francesa, uñas llenas de perlas, purpurina o pedrería, degradadas o de verlas en forma de lápiz, ahora son las uñas de cristal las que ponen ritmo a nuestras manos.

Estas, y mucho más después de haberse visto en la alfombra roja de los Grammy gracias a la cantante Jojo, se han convertido en absoluta tendencia, ya con nombre y apellidos: Glass nails. Estas uñas están reinventando el significado de uñas transparentes, entendidas por todos como esa manicura limpia y discreta, que pasa por llevar las uñas con cierto brillo pero completamente al natural.

Las glass nails se llevan largas, sobre todo en pico y redondeadas aunque también hay quien se atreve con ellas en forma extra cuadrada. Pero la verdadera clave de esta manicura está en que sea translúcida o directamente transparente, como si las uñas fueran de cristal o metacrilato, sin importar que se vea nuestra uña original debajo. Y es que, esta tendencia solo se consigue con uñas postizas.

Photo credit: Imaxtree

No solo se llevan transparentes, también se llevan adaptándose a las tendencias del momento, como en tonos neón o decorándose con dibujos de nail art, aportando un toque extra de personalidad y elevando aún más la tendencia.

Porque una de las ventajas de esta tendencia es que, al ser transparente, acepta todo tipo de creatividades sin resultar demasiado recargada, aunque sí extravagante. Tanto es así, que hasta se completa con pedrería o glitter, transformando la tendencia pero respetando sus bases.

Photo credit: Imaxtree

Sin duda, se trata de una tendencia atrevida donde las haya, aunque en su punto justo, ya que se pueden llevar sencillas, aunque de colores o con algún dibujo para no llevar la uña totalmente tranpsarente, en la versión más discreta, o completamente decoradas.