Mila Ximénez se posiciona como la posible ganadora de GH VIP 7

Mila Ximénez está a un paso de hacerse con el suculento maletín de GH VIP 7. Lo que hasta hace unas semanas parecía imposible, ahora está cada vez más cerca de hacerse realidad. La colaboradora de Sálvame se ha convertido en finalista junto a Noemí Salazar y Alba Carrilo tras encontrarse en la cuerda floja con Adara Molinero y Estela Grande, pero una vez más ha conseguido el beneplácito de la audiencia.

¿Esto qué significa? ¿Estamos ante la ganadora de esta edición? ¿Se habrá hartado el público de los triángulos amorosos de Adara y Estela, cambiando su atención a la veterana de Mediaset?

(©Mediaset)

En ausencia de Jorge Javier Vázquez por baja médica, Carlos Sobera ha sido el encargado de conectar con la casa de Guadalix de la Sierra para comunicar que Mila era la concursante salvada. “Gracias a todos, de verdad. Ha sido una noche complicada y emotiva, pero un millón de gracias, ha acertado a decir.

Lo más llamativo es que el presentador ha anunciado que los porcentajes habían cambiado enormemente con respecto al domingo entre Adara y Estela, convirtiendo a la sevillana en la favorita del público ya que es el cuarto martes salvada con el porcentaje más bajo. De esta manera, Mila se ha posicionado como la nueva Adara. O la nueva favorita sorpresa.

Pero, ¿por qué Mila se ha ganado el favor del público en la recta final del concurso?

Curiosamente, mientas se creía que Adara y Estela serían las finalistas absolutas porque ambas han protagonizado las dos carpetas más sonadas y comentadas de la edición, Mila se ha colado despacito, beneficiándose seguramente de que la joven mamá no lo lo tiene fácil por su situación sentimental que ha dividido a los espectadores, ya que unos apoyan su paso adelante con Gianmarco y otros defienden que su acercamiento y confesión de amor por el italiano no se debería haber producido hasta que no abandonara el concurso y entablara una conversación con Hugo Martín Sierra, el padre de su bebé, que acaba de anunciar que luchará por la custodia compartida del pequeño.

Lo cierto es que el cambio de Mila ha sido radical de unas semanas a esta parte. Si bien la colaboradora de Sálvame recibió muchas críticas (incluidas de sus compañeras Belén Esteban y Lydia Lozano), puesto que ya en la primera velada amenazó con abandonar el programa-lo que le valió comparaciones con Isabel Pantoja y su paso por Supervivientes 2019-, su actitud ha ido cambiado poco a poco consiguiendo que los espectadores, algunos de los cuales exigían el pasado mes su expulsión disciplinaria, la miren ahora con otros ojos. Porque Mila ha remontado del trance y ya no le pesa tanto la convivencia ni la falta de sus seres queridos.

Además, la participante ha superado sus miedos, como la claustrofobia y la ansiedad, lo que le ha valido rozar la gran final. A pesar de que todavía no haya nada decidido, en esta cuenta atrás la periodista ha empezado a sentirse cómoda entre los muros de Guadalix. Obviamente la expulsión de Hugo Castejón, su archienemigo en el encierro televisivo, ha ayudado enormemente a su bienestar ya que la comunicadora de 67 años llegó a amenazarle con una demanda por acoso y maltrato psicológico.

Actualmente Mila se muestra con fuerzas renovadas y sin pelos en la lengua, ha empezado a disfrutar del concurso que es básicamente el verbo que le pedía Jorge Javier Vázquez, su amigo del alma, en una carta abierta que publicó en la revista Lecturas el pasado mes de octubre. Así, ha dejado atrás su pésimo concurso, y aquellas galas en las que faltaba al respeto a sus compañeros de manera reiterada, porque se ha dado cuenta de que no hace falta tanto espectáculo para ganarse el favor de la audiencia: basta con ser real y única. Y de esto la colaboradora sabe un rato ya que se ha mostrado tal cual es, con sus defectos y virtudes. Así, la concursante ha llorado y ha peleado, pero también ha protagonizado grandes y divertidos momentos que han permitido a los espectadores descubrir su personalidad fuera del plató de Sálvame.

Además, Mila últimamente se muestra fuerte y serena a la par que dice siempre lo que piensa siendo una concursante auténtica y transparente. ¿Qué más se puede pedir a una participante cuyo futuro en el reality está en manos de la audiencia? La prueba de esta sinceridad la encontramos, por ejemplo, en que se convirtió en íntima de Antonio David Flores a pesar de que le valiera las críticas de la también finalista Alba Carrillo.

Y tú, ¿consideras que Mila se ha convertido en el peso pesado de la edición y que debe ganar GH VIP 7?

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset