El bullying en la infancia de Gianmarco: el concursante revela en GH VIP que sus compañeros se meaban en sus zapatos

Cada curva de la vida de los concursantes de GH VIP 7 es más sorprendente. Si hace escasas semanas el Maestro Joao revelaba que sufrió abusos sexuales con 14 años, ahora ha sido Gianmarcoquien ha puesto los pelos de punta a los espectadores tras confesar que sufrió bullying en el colegio.

(©Mediaset)

El concursante italiano se ha convertido en uno de los protagonistas de la edición tras su acercamiento a Adara Molinero. A pesar de que hay voces de que acusan al concursante de embaucador, lo cierto es que su presencia en el reality está dando mucho contenido últimamente ya que podría ser incluso la persona que habría hecho tambalear la relación de la azafata de vuelo con Hugo Martín, tal y como descubrió el propio Jorge Javier Vázquez en Sálvame tras preguntar al padre del bebé de la que fuera concursante de Gran Hermano 17.

A pesar de que hace unas semanas Gianmarco estuvo a punto de convertirse en el mueble oficial de la edición, castigo que finalmente fue para Noemí Salazar, el concursante poco a poco va abriendo sus sentimientos. En la curva de la vida, de hecho, ha sorprendido relatando que su infancia no fue todo lo feliz que se podría esperar ya que su físico de antaño nada tiene que ver con el atractivo de ahora.

A sus 23 años, el joven ha comenzado su curva de la vida explicando que nació en el seno de una familia feliz en la que aprendió lo que era realmente importante, sobre todo, gracias a su hermano Luca que se ha convertido en la sensación del plató por sus divertidas conversaciones con Jorge Javier Vázquez. “He nacido en una familia que siempre me ha dado todo sin pretender nada a cambio. Ha intentado siempre hacerme estar feliz y hacérmela pasar bien”, ha asegurado primeramente.

Sin embargo, Gianmarco ha contado que fue un niño gordito y que lo pasó mal en la escuela porque sufrió bullying: “En 2004 estoy en el colegio y empiezo a engordar. Mis compañeros me hacen muchas bromas, tomándome el pelo en varios sentidos como meándome en los zapatos. Empiezo a engordar mucho y era un sentimiento de frustración y me desahogaba comiendo”.

Un acoso escolar que vino seguido de un fallecimiento que le marcó la infancia: “En 2008 hay una perdida para mí muy importante porque es el año en que pierdo a una persona en mi familia debido a una enfermedad grave. Antes de irse me dijo que tenía siempre que disfrutar del momento y hacer lo que sentía. Era mi tía y me deja con mis dos primos muy chiquitos. Una cosa muy fuerte para todos, era muy joven, tenía 35 años.

Tras abrirse en canal sobre el gran drama de su vida, el joven ha contado que el deporte y los estudios le cambiaron su percepción: “En 2010 empiezo a ir al liceo y empiezo un nuevo deporte. Entiendo que tengo que cambiar. Mi entrenador me puso enfrente del espejo y me dijo que la persona que tenía enfrente era mi más grande enemigo, por tanto tienes que luchar contra ti mismo para darte la vuelta y empezar un nuevo camino. Hay un momento para mí de subida porque es un cambio, empiezo a adelgazar y a sentirme más seguro de mí mismo.

Asimismo, el concursante ha explicado que empezó a trabajar con tan sólo 15 años: “Era ayudante didáctico de instructor de vela. Trabajaba en el verano y mientras tanto estudiaba. En el 2012 conozco el amor y para mí es un momento muy bueno, es mi primera novia. En 2014 tomo la certificación de idiomas y empiezo un nuevo trabajo como socorrista. Y hay un cambio radical en 2016 cuando empiezo también la universidad, mitad en italiano y mitad en inglés, que me ayuda para seguir en mi sueño que es ser abogado”.

De cualquier manera, parece que Gianmarco ya tiene superada la etapa amarga del colegio por su sobrepeso, que ha hecho llorar a su hermano Luca desde el plató tras confesar que fue maltratado, y ahora se muestra feliz de haber venido a España. Sin dudas, GH VIP 7 ha sido su tabla de salvación y con este programa ha querido zanjar precisamente su particular curva de la vida: “En 2019 he decidido dejar mi país y mi familia, pero estoy muy feliz porque España es un país que amo y el español es un idioma que siempre me ha gustado mucho. Aquí ha habido momentos que me han hecho sufrir mucho, pero también momentos que me han dado muchas alegrías. Mi momento más feliz creo que es la amistad real  que tengo tanto con Adara como con Joao”.

¿Cómo continuará su vida cuando culmine su encierro televisivo?

Para seguir leyendo:
¿Estrategia o ataque de nervios real? Mila Ximénez pierde el control en GH VIP 7 tras la vuelta de Hugo Castejón
El novio de Adara explota en lágrimas y acusa a Gianmarco de estar manipulando a su chica
Críticas a Viva la vida por investigar el entorno de Adara y sacar la faceta más negativa de la concursante

Imagen: ©Mediaset