Gerardo Fernández, el hijo menos conocido del Charro de Huentitán que complicó a su familia

·8 min de lectura
Vicente Fernández y su hijo menor Gerardo Fernández
Vicente Fernández y su hijo menor Gerardo Fernández. Cortesía VFE

La llegada al mundo de Gerardo Fernández, el segundo de los hijos de Vicente Fernández fue complicada y en un momento difícil de la vida del legendario cantante de la música mexicana. Así lo contó la familia Fernández en la serie 'El Rey, Vicente Fernández', que se estrenó finalmente en Netflix el 15 de septiembre de este 2022.

En el capítulo tres de la esperada producción, protagonizada por Jaime Camil, se ve cómo el personaje de Vicente Fernández conversa con el médico que atiende a su esposa, que casi pierde el embarazo de Gerardo a los seis meses de gestación. "Podría tener que escoger entre madre e hijo", le dice el doctor al joven artista, quien en esos momentos tiene severos problemas legales con la disquera CBS y un hombre llamado Alberto Ríos, a quien le había firmado un contrato para que fuera su representante.

Ya sabemos que tanto Gerardo Fernández como la esposa de Vicente Fernández, María del Refugio Abarca, salieron del percance sin contratiempos y aún falta por nacer el tercer potrillo. Ese hijo del medio es el único de los tres que que no se ha dedicado a la vida artística y el que más ha provocado comentarios, aunque no por decisión propia.

La vida de Gerardo Fernández ha sido examinada con lupa por admiradores y detractores del Charro de Huentitán a consecuencia de un libro de la escritora argentina Olga Wornat, quien le acusó de tener relaciones con el narcotráfico, hasta el punto de estar involucrado en el secuestro de su hermano Vicente Fernández Junior, quien estuvo en manos de delincuentes por más de 100 días.

La obra de Wornat, titulada 'El último rey', una biografía no autorizada de Vicente Fernández, recibió un interés especial porque fue publicada en los días de la muerte del artista en diciembre de 2021. Además, fue versionada por la empresa Televisa Univision y transformada en una serie protagonizada por Pablo Montero. La figura de Gerardo fue presentada como uno de los villanos de la historia.

Vicente Fernández y sus hijos pequeños
Vicente Fernández y sus hijos pequeños

EL PROTEGIDO DE DOÑA CUQUITA

La obsesión que el libro y la serie generaron en torno a Gerardo Fernández fue alimentada por la escasa información que hay sobre el menos conocido de la casa Fernández Abarca. A diferencia de sus hermanos, en especial de Alejandro Fernández, el hijo del medio de Don Vicente no estaba interesado en seguir los pasos de su papá en la vida artística.

De hecho, el que parecía más interesado en ser el segundo Fernández sobre el escenario desde la infancia era Vicente Jr. Ni Alejandro ni Gerardo mostraron en la infancia amor por el escenario. Ambos tenían el talento interpretativo del padre y la dulzura de la voz, pero no las ganas.

Gracias a un duro incidente en el que Alejandro sufrió un terrible ataque de pánico a los 5 años cuando su papá lo puso a cantar en un show, Don Vicente ya ni intentó obligar a Gerardo a seguirle los pasos. Doña Cuca Abarca, el apodo de la matriarca de la familia, también se había comprometido a protegerlo y lo logró.

LOS CABALLOS Y EL AMOR

Eso no quiere decir que Gerardo no tenía cosas en común con su padre. Ya en la adolescencia se comenzó a notar que era justamente quien tenía la pasión por los caballos, la charrería, el manejo de los ranchos y el lado empresarial, en especial en los bienes raíces, que es una de las áreas más fuertes del imperio Fernández en la ciudad mexicana de Guadalajara.

Eso, a pesar de que fue el que nació cuando la carrera de Vicente Fernández estaba empezando a despegar y estaba recorriendo el país en palenques y otras presentaciones personales. El Charro de Huentitán ya estaba en camino de ser toda una estrella.

Mientras Don Vicente viajaba por sus compromisos artísticos, los niños, pero Gerardo en especial, se iban apegando más y más a su mamá y a la familia materna. Ya más grandes, mientras Vicente Jr. lo intentaba en la música y Alejandro estudiaba arquitectura, Gerardo se metía más y más en los negocios y en la familia. Tanto que según el libro de Wornat, el 27 de diciembre de 1988 se casó con su prima hermana Alba Abarca, con la que tuvo dos hijos, Alba y Gerardo.

Con el talento que heredó de su padre para la vida rural se convirtió en uno de los mejores exponentes de la práctica del jaripeo en su área. También es un exitoso criador de caballos y maneja muchos de los negocios de la familia.

EL SECUESTRO Y LOS NARCOS

El 20 de mayo de 1998, el hermano mayor de los tres potrillos fue secuestrado en el rancho familiar. Pasó 121 días en manos de los criminales, que después se supo estaban vinculados con el narcotráfico.

La experiencia fue un trauma para toda la familia, principalmente para la víctima, a quien le cortaron dos dedos y mantuvieron encadenado durante el secuestro. La historia conmovió a todo México, pero cobró interés de nuevo cuando Wornat aseguró en su libro que el crimen había sido orquestado por Gerardo Fernández, a quien acusó de tener relaciones con el Cartel de Sinaloa, cuyos líderes le compraban caballos.

Gerardo Fernández, el más criticado de los hijos de Vicente Fernández, fue relacionado con el secuestro de su hermano Vicente Fernandez Jr,
Gerardo Fernández, el más criticado de los hijos de Vicente Fernández, fue relacionado con el secuestro de su hermano Vicente Fernandez Jr, Los criminales le cortaron dos dedos ( Ulises Ruiz / AFP) (ULISES RUIZ/AFP via Getty Images)

Gerardo ha llegado a ser vinculado con Ignacio "Nacho" Coronel, uno de los líderes de esa agrupación delictiva. De hecho, expertos criminales en México han asegurado que las investigaciones que le han hecho a Vicente Fernández por sus presuntas relaciones con el narcotráfico son consecuencia de esas relaciones de su hijo.

La periodista habló específicamente de la pesquisa que sufrió el Charro de Huentitán en 2013, cuando se descubrió que el colombiano Andrés Barco, que estaba siendo investigado en su país, era el promotor de la gira del artista en España a través de su empresa Total Conciertos. En esa época trascendió que la investigación era por lavado de dinero, relacionado con narcotráfico, aunque luego fue archivada. Según Wornat, el encargado de las finanzas de ese tour había sido Gerardo Fernández.

Sorprendentemente, el empresario no ha demandado a la periodista, aunque la familia Fernández luchó infructuosamente en los tribunales para evitar que Televisa Univision transmitiera la serie. El personaje de Gerardo fue interpretado por Jesús Moré, quien no lo dejó muy bien.

NO TODO SE HEREDA

Así como Gerardo Fernández nació sin el gen del entretenimiento, tampoco tiene el don de gentes que ha hecho que su padre y su hermano Alejandro sean queridos por el público. Lamentablemente, se enteró de la forma más pública cuando en 2011 vivió el único fracaso público de su vida.

Ese año quiso hacer carrera política y convertirse en diputado, representando a la alianza entre el Partido Republicano Institucional (PRI) y el Partido Verde. Sin embargo, ni la magia de los Fernández ni su plataforma política le ayudó a obtener el escaño. En esa época, la prensa aplaudió su determinación de mantenerse en la campaña hasta el final, a pesar de que las encuestas ya lo daban como perdedor antes de las elecciones.

UN EMPRESARIO EXITOSO

Según la revista Forbes, Gerardo Fernández Abarca “es dueño de 20 marcas comerciales como la Arena VFG, que ofrece servicios de producción y organización de espectáculos, presentación de espectáculos de entretenimiento. Vicente Fernández Jr. se ha aliado con Alejandro para emprender en las inmobiliarias Ferabar y el Jilguero, así como el Grupo Cavae o la Organización de Espectáculos de Occidente. Asimismo su nombre aparece registrado como dueño de la Arena VFG”. Fue allí donde se realizó el conmovedor homenaje funerario a Vicente Fernández.

Además, es el principal responsable de manejar las empresas que forman parte del legado millonario que dejó su padre. El sello VFG tiene un portafolio extenso con servicios de educación, formación, servicios de entretenimiento, actividades deportivas y culturales, bebidas alcohólicas, calzado, vestuario y sombrerería Los Tres Potrillos.

LA VOZ DEL CHENTE

Así como Alejandro Fernández se ha convertido en el patriarca musical de la familia tras la muerte de Don Vicente y Vicente Jr. ha dado la cara en lo que se refiere a la presencia en la comunidad, Gerardo se ha convertido en su voz empresarial. De hecho, cuando se anunció el fallecimiento del Charro de Huentitán fue él quien terminó siendo el portavoz ante los medios y dio más información que el propio Alejandro.

Durante los actos fúnebres, Gerardo y sus hermanos mostraron una gran unión familiar, especialmente en lo que se refirió al apoyo a su madre, quien había pasado cuatro meses cuidando al artista mientras permaneció hospitalizado tras una caída, que al final cobró su vida.

Los hijos de Vicente Fernández y su viuda Cuquita Abarca ante la urna del legendario artista.
Los hijos de Vicente Fernández y su viuda Cuquita Abarca ante la urna del legendario artista. Gerardo está a la izquierda con el lazo blanco (ULISES RUIZ/AFP via Getty Images)

Desde entonces, Gerardo Fernández ha mantenido un bajo perfil y se ha mantenido callado ante la ola de acusaciones que le han caído encima. La serie 'El último rey' lo dejó bastante mal parado y en la de Netflix se le ignora. Aún así su vida ya se ve complicada, pero es difícil que él, su mamá o sus hermanos se animen a cambiarla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La salsa cumple 60 años y sigue muy viva, aunque sin el arrastre del reguetón