Cuánto cuesta la nueva Copa Davis de Piqué y quién la paga

Gerard Piqué durante la presentación de la Copa Davis en Madrid. Foto: Gabriel Bouys / AFP via Getty Images.

Pocos quedarán, a estas alturas, que no se hayan enterado de que la Copa Davis de tenis ha cambiado de formato y que desde hoy, día 18, hasta el próximo 24 de noviembre tendrá lugar en la Caja Mágica de Madrid. Lo que quizás haya generado más dudas para los aficionados más profanos sea la presencia en todo esto del futbolista del Barcelona Gerard Piqué... y las implicaciones económicas que tiene todo esto.

Porque el hecho de que la capital de España se convierta esta semana en el lugar del que están pendientes todos los aficionados a la raqueta tiene sus repercusiones. Los organizadores aseguran que se generarán unas ganancias de hasta 200 millones de euros; 50 de ellos directamente, debido a los puestos de trabajo generados y a los visitantes recibidos (110.000, según las previsiones), y el resto potencial gracias a la audiencia internacional de televisión, que se estima en diez millones de espectadores en más de 170 países.

Todo esto son previsiones. De momento, lo que está claro son los gastos. El gobierno municipal y el regional se han comprometido a aportar 4,5 millones cada uno, y otro más que pondrá IFEMA, la entidad pública que se encarga de organizar ferias en Madrid. Diez millones de inversión en total, que son veinte teniendo en cuenta que ya está pactado que la edición de 2020 también se dispute en el mismo lugar.

¿De dónde sale el resto, los 3000 millones de dólares (unos 2700 de euros) que se invertirán durante los próximos 25 años en la nueva Davis? ¿Y qué tiene que ver Piqué con este asunto? Se trata de uno más de los ámbitos de acción del defensa central azulgrana, que no solo se dedica a jugar al fútbol y a generar polémicas de todo tipo y color cada vez que abre la boca, sino que también destaca en su faceta de empresario.

Piqué es el presidente de Kosmos Holding, un grupo de inversión con sede en Barcelona que el año pasado presentó una oferta multimillonaria a la Federación Internacional de Tenis (ITF) para hacerse cargo de la gestión y reorganización radical de la Copa Davis. En esta compañía está implicado también el multimillonario japonés Hiroshi Mikitami, dueño (entre otras cosas) de Rakuten, una plataforma de comercio online que es competencia directa de Amazon y que en España se hizo famosa en 2016, cuando llegó a un acuerdo para patrocinar la camiseta del Barça.

Kosmos está haciendose un nombre en el mundo del deporte con intervenciones, digamos, un tanto heterogéneas. Su división audiovisual es la que está detrás, por ejemplo, del famoso documental con el que Antoine Griezmann hizo saber en verano de 2018 que se quedaba un año más en el Atlético de Madrid. También tiene una sección futbolística con la que, de momento, ha tomado el control del FC Andorra, que milita en la Segunda División B española tras haber adquirido la plaza del deficitario Reus, y actualmente, tras una inyección económica bastante potente, ocupa posiciones de playoff de ascenso a Segunda.

En cuanto al tenis, la vinculación se generó el año pasado, cuando la compañía presentó una propuesta con la intención de remodelar por completo lo más parecido a un campeonato del mundo de selecciones que existe en el tenis. La ITF la sometió a votación en agosto de 2018 y hasta un 71% de los representantes votó a favor de la idea, que plantea un cambio radical. Con apoyo de potencias como Estados Unidos o Francia, pero no sin oposición de pesos pesados como Australia, que consideraban la revolución demasiado profunda y contraria a las tradiciones.

La Davis, hasta ahora, funcionaba en un sistema de eliminatorias; las 16 selecciones clasificadas se enfrentaban en emparejamientos desde octavos de final que se iban disputando a lo largo del año en uno de los dos países (se iba alternando el anfitrión cada vez que les tocaba jugar entre sí). La gran innovación de Kosmos es que ahora todos los partidos se disputan no repartidos por el mundo, sino en un mismo lugar. Que ahora es Madrid, ya que la gran urbe española fue la que presentó el proyecto más interesante, superando a Lille en la votación. Está previsto que dentro de dos años se traslade a Indian Wells, en Estados Unidos, a petición de Larry Ellison, propietario de la compañía tecnológica Oracle y también inversor en Kosmos.

¿Le saldrá bien el negocio a Piqué? Está por verse. El número 3 de los culés ha visto la oportunidad y se ha lanzado, alegando (posiblemente con razón) que el sistema anterior, tan disperso, era poco rentable: toda una semifinal, por ejemplo, podía quedar sepultada en el calendario entre citas más llamativas. Establecer una localización única que concentre al público durante una sola fecha concreta, como si fuera un Mundial de fútbol, puede ayudar a llamar la atención.

Sin embargo, también se ha encontrado con hostilidades dentro del mundo del tenis, celoso de una tradición más que centenaria. A muchos no les ha hecho demasiado gracia que se modifique la estructura; entre ellos, ni más ni menos que Roger Federer. El suizo no estará en Madrid, primero, porque su selección no se ha clasificado, pero aun así, podría haber obtenido una plaza por invitación, posibilidad que los helvéticos rechazaron. Roger se ha declarado alguna que otra vez contrario a la presencia de Piqué, al que ha calificado de “entrometido”. Otros nombres importantes, como el francés Nicolas Mahut o el australiano ya retirado Lleyton Hewitt, también son muy reacios a lo que consideran traicionar la esencia de la competición por puro afán de dinero.

¿A ti qué te parece? ¿Te gusta el nuevo formato de la Copa Davis? ¿Crees que concentrarlo todo en una semana y una sede va a convertirlo en un espectáculo más atractivo? ¿O habrías preferido que se mantuviera como estaba? ¡Opina en los comentarios!

Más historias que te pueden interesar: