Gerard Piqué explota y anuncia medidas legales contra los paparazzi que acosan a sus hijos

·2 min de lectura
Gerard Piqué credit:Bang Showbiz
Gerard Piqué credit:Bang Showbiz

El futbolista Gerard Piqué ha emitido un duro comunicado para criticar la actividad reciente de ciertos reporteros gráficos que, tras conseguir imágenes exclusivas de su relación sentimental con la joven Clara Chía Martí, también han estado merodeando estos días en los alrededores de su vivienda de Barcelona y en el colegio donde estudian Milan y Sasha Piqué, los dos hijos que comparte con su expareja Shakira.

El jugador del FC Barcelona no solo ha arremetido contra los responsables de estas "intromisiones" ilegítimas en su derecho a la intimidad y, sobre todo, en la de sus dos retoños, sino que ha anunciado además que emprenderá acciones legales para prevenir futuros problemas que consoliden esta tendencia. De forma más concreta, Piqué pedirá a los juzgados que se interpongan medidas cautelares de alejamiento que protejan el espacio privado de los menores, cuyo bienestar anímico constituye la máxima prioridad y preocupación del deportista en estos tiempos convulsos.

En la nota que han facilitado sus abogados, el defensa catalán subraya que siempre ha respetado a la prensa y la labor informativa que desempeña en el marco de los asuntos de rabiosa actualidad, como es su separación de la estrella colombiana, pero también ha señalado que no tolerará que su vida familiar se vea "alterada" más allá de los límites que marca la propia ley. El también empresario ha pedido a los reporteros "sensatez y sentido común" a la hora de llevar a cabo sus tareas, sin caer en unos niveles de sensacionalismo que, en su opinión, también "dañan su honor" y suponen un "perjuicio para su imagen".

"Desde que el pasado 4 de junio Shakira y Gerard Piqué confirmaran su separación a través de un comunicado conjunto, se han publicado muchos rumores y presuntas informaciones no contrastadas sobre el jugador, su familia y su vida personal y, por tanto, privada. Estos reportajes e imágenes ocasionan no solo un daño a su honor y un perjuicio a su imagen, sino un grave atentado contra los derechos de sus hijos, cuya seguridad y protección representan para él su mayor preocupación. Al mismo tiempo, el seguimiento de algunos medios y paparazzi ha sido continuo, viéndose nuestro cliente obligado a alterar su rutina diaria con el único fin de proteger a sus hijos, a su familia y a su entorno más cercano", explican los letrados de Gerard Piqué.