Por qué no deberías tirar a la basura estas bolsitas "mágicas"

Bolsa de gel de sílice para combatir la humedad. Foto: Getty.

Normalmente, solemos echar a la basura las bolsitas de gel de sílice que encontramos dentro de la caja de unos zapatos nuevos o al abrir el envoltorio de un televisor o una cámara fotográfica.

Sin embargo, estamos cometiendo un error, al no tener en cuenta las buenas propiedades de esta sustancia y lo beneficiosa que puede sernos si la colocamos en el lugar adecuado.

Este video producido por Business Insider (en inglés) nos recuerda qué provecho podemos sacarles a estas bolsitas en nuestra vida cotidiana.

Principales beneficios y utilidades

Estas peloticas de dióxido de silicio que no son tóxicas ni venenosas, y tienen como principal beneficio la propiedad de secar cualquier cosa con la que entre en contacto.

Entre tantas cosas, resultan ideales para colocarlas dentro de la bolsa con la que vamos al gimnasio, o dentro de zapatos. Ellas solas evitar que proliferen las bacterias y el moho. Sin descontar que eliminan los olores desagradables.

Si tu teléfono móvil se ha mojado, introducirlo en un recipiente lleno de estas bolsas mágicas será más beneficioso que meterlo en arroz, como hacen millones de personas desesperadamente....y en vano.

Si somos dados a valorar los recuerdos del pasado, deberíamos colocar al menos una de estas bolsas dentro de la caja de las fotos viejas. Sus propiedades evitarán que las fotos se peguen o se arruinen con la humedad y el paso del tiempo.

También son muy útiles para desempañar el interior del parabrisas de tu auto. Basta colocar varias bolsas de estas en la parte inferior para que el silicio te ayude a evitar que el cristal se ahúme cuando afuera está húmedo o frío.

También contribuyen a extender la vida útil de las cuchillas de afeitar. Basta su presencia dentro de un recipiente para que estas bolsas absorban la humedad de las cuchillas y eviten que se oxiden.

Ya lo sabes, tienes una buena herramienta al alcance de la mano, que te ayuda a ahorrar dinero. No eches a la basura estas bolsas mágicas, pero sí debes mantenerlas lejos del alcance de los niños, para evitar que ingieran el gel o se ahoguen con las bolitas.

Artículos relacionados que te pueden interesar: