Geena Davis comparte el momento incómodo que vivió con un director de cine: "No sabía que podía decir que no"

Es una de las mujeres más imponentes de Hollywood. De eso no cabe duda. Ni Brad Pitt pudo resistirse a los encantos de Geena Davis, al menos en la ficción de la inolvidable Thelma & Louise en 1991. Ella y Susan Sarandon rompieron moldes y marcaron un antes y un después en el cine con sus personajes femeninos fuertes y valientes a los que Ridley Scott, su director, les dio el absoluto protagonismo en esta road movie. Algo que muchos consideraron un suicidio profesional pero que acabó valiéndole su primera nominación al Oscar como director.

Pero volvamos a Geena. Porque ser mujer, sexy y con una carrera prometedora le causó algún que otro disgusto. La actriz de 63 años acaba de confesar que ella también sufrió acoso sexual en sus años mozos. “Probablemente hay un millón de ejemplos. Uno de ellos fue muy al principio”, contó en una entrevista al periódico USA TODAY.

Geena Davis, la incorporación estelar en la tercera temporada de Glow estrenada en Netflix (Ali Goldstein/Netflix)

La escena real con su “abusador” supera algunos de sus momentos más oscuros delante de las cámaras. Acudía a un casting y la prueba consistía en sentarse en las piernas del protagonista. Así que al director de la audición no se le ocurrió otra cosa que ejercer él de actor. “’Haz la escena conmigo’, me dijo y me hizo sentar sobre sus muslos. Era una escena un poco sexy,. No quería hacerlo y me sentí muy incómoda, pero no sabía entonces que podía decir que no”, describe el incómodo momento.

Los tiempos han cambiado. La llegada de movimientos como el #Metoo y Time’s Up ha invitado a las víctimas de acoso a hablar alto y claro. Pero lo de antes era un mundo de fieras. Las actrices luchaban por su hueco y supervivencia y no había testigos en las habitaciones donde se hacían las pruebas. Todo valía, y afortunadamente ya no.

Espero que en la era de #MeToo y Time’s Up las mujeres no tengan que sufrir lo mismo” añade la intérprete. “Es muy común que ya no te reúnes con un hombre a solas en una habitación privada o un hotel, pero todo eso ha sucedido durante mucho tiempo”.

En lo que a la presencia femenina se refiere, aunque queda todavía un largo camino por recorrer, cada vez son más los personajes de mujeres en cine y en series. Roles en los que no se desnudan a la primera de cambio, ni ejercen de sumisas amas de casa ni madres devotas, al menos todo el rato. Es el caso de Glow, la serie de Netflix en la que Geena trabaja dando vida a la gerente de un hotel. Se acaba de estrenar su tercera temporada y la ganadora de un Oscar por El turista accidental está encantada de la vida.

Hay un ambiente diferente cuando hay más mujeres. Siempre digo que los hombres no tienen ni idea de cómo somos cuando estamos solas”, explicó en la misma entrevista. Por eso adora trabajar con su mismo género. “Tenemos una forma especial de relacionarnos y eso es muy inspirador.”

Inspiradora es ella y su historia personal que, de forma sincera y natural, ha compartido con el mundo para seguir dando pasos hacia adelante.

Para seguir leyendo:

Charlize Theron estuvo a punto de sufrir abuso de un productor en el primer casting de su carrera

Anjelica Huston defiende la supuesta violación de Roman Polanski "porque era de rigor" para hombres como él comportarse así

Una toma falsa de Toy Story 2 fue eliminada por bromear con el acoso sexual

El beso espontáneo de Adrien Brody en los Oscar seguramente hoy recibiría una bofetada