'El gato acostado': la versión 'más mala' del 'León come Gamba'

·3 min de lectura

“La verdad que todo juega a mi favor porque hacerlo peor es difícil”, decía Luismi muy seguro de sí mismo a la hora de enfrentarse al reto. Pero claro, el tiempo vuela y si no tienes las ideas fijas puedes terminar haciendo un verdadero desastre. La idea central de Luismi era desarrollar de nuevo el concepto de “león” pero esta vez de una forma mucho más profesionalizada. Quería mantener la esencia de moldear la figura de un león, pero que los jueces se llevaran sorpresas con el plato gracias a la elección de buenas elaboraciones y de conseguir un gran sabor. Sin embargo, todo esto dejó de tener sentido en el momento en el que Luismi entró en un bucle de nervios e inseguridad que acabó en el terror culinario por excelencia. El aspirante no logró terminar su plato y presentó frente al jurado una recreación del “León come gamba” mucho peor que el original.

El primer reto de la noche consistió en mejorar los peores platos de la historia de MasterChef o replicar algunas de las mejores creaciones que han aparecido en el programa. La invitada del primer reto de la noche fue Silvia Abril y ella se encargó de repartir los platos seleccionados entre los aspirantes. De esta forma, decidió jugar con Luismi y retarle a superar el plato al que definió como una auténtica “idea de bombero". A Luismi le tocaba reinterpretar el clásico “León come gamba” que viralizó en su momento convirtiéndose en uno de los momentos más debatidos de la televisión.

'El gato acostado'

La idea central de Luismi era desarrollar de nuevo el concepto de “león” pero esta vez de una forma mucho más profesionalizada. Quería mantener la esencia de moldear la figura de un león, pero que los jueces se llevaran sorpresas con el plato gracias a la elección de buenas elaboraciones y de conseguir un gran sabor. Sin embargo, todo esto dejó de tener sentido en el momento en el que Luismi entró en un bucle de nervios e inseguridad que acabó en el terror culinario por excelencia. El aspirante no logró terminar su plato y presentó frente al jurado una recreación del “León come gamba” mucho peor que el original.

El problema está en que cuando este plato se presentó por primera vez no se hizo con la idea de crear un desastre. Más bien había ilusión y la intención de hacer algo bien. Pero, lo que acabas de presentar Luismi y tu forma de trabajar en las cocinas es imperdonable”, decía Jordi Cruz al comprobar semejante desastre. Luismi no paraba de defender que el tiempo se lo había comido y que él tenía una gran idea que no pudo desarrollar. Sin embargo, el jurado no podía perdonarle algo así al aspirante en una décima edición.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente