¿Cómo gano más músculo? La respuesta es: con una frittata

·3 min de lectura
Photo credit: Michelle Tran / EyeEm - Getty Images
Photo credit: Michelle Tran / EyeEm - Getty Images

La fritatta es un plato típico de la cocina italiana que se parece bastante a la tortilla francesa, pero que se suele rellenar de otros ingredientes como verduras, setas, jamón... Además es mas cremosa y gruesa pero, sobre todo, es la solución para que consigas ganar músculo.

La base son huevos, que ya sabemos que son uno de los alimentos que más proteínas tienen, pero puedes añadirle tantas cosas como quieras esta tiene: cebolla, ajo, champiñones, espinacas, un poco de mozzarella y ricotta. La receta es muy sencilla:

-Por un lado bate ocho huevos y añádele la mozzarella, sal y pimienta. Si quieres que quede un poco más cremoso puedes añadirle nata líquida, pero no es necesario. Cuando lo tengas, resérvalo para más tarde.

-Por otro lado, en una sartén pon a freír la cebolla, el ajo y los champiñones. Cuando esté hecho, añádele las espinacas y espera a que se cocinen. Recupera la mezcla anterior y júntala con lo que tienes en la sartén.

-Coloca un poco de ricota, al gusto, y hornéalo a 190 grados (corresponde a los 375ºF del vídeo) durante 12 minutos.

¿Por qué una frittata?

Una de las principales ventajas de este plato es que puedes cocinarlo por la noche y te aguanta hasta tres días. Además, puedes comerlo caliente o frío, y te sirve casi para cualquier comida del día.

Lo mejor es empezar el día con un trozo de fritatta en el desayuno, te ayudará a cargar pilas y la energía que te aportan las proteínas del huevo te durará durante más tiempo. También es una buena opción como snack antes de entrenar, tus músculos empezarán el entrenamiento preparados para darlo todo.

Puedes además añadirle prácticamente lo que quieras. Si la prefieres más ligera puedes optar por hacerla de verduras, pero también puedes añadirle más proteína haciéndola de carne.

La frittata es el típico plato de aprovechamiento. Elaborada a base de huevo y algún lácteo como queso o nata, la frittata más conocida es la de cipolle (cebolla, en italiano) preparada con cebollas blancas fritas en abundante aceite de oliva, huevo, sal, queso y pimienta: “A muchas frittatas se le añaden hierbas aromáticas como la mejorana, la salvia o la albahaca, aunque nosotros no lo hacemos porque hemos tratado de adaptar la receta al gusto español” – nos cuenta Moncho López, de Levaduramadre Natural Bakery.

En cualquier caso, como ya hemos dicho, se trata de una receta sencilla, habitualmente con pocos ingredientes y que admite prácticamente cualquier cosa, incluso hay una muy popular, la serittata di maccheroni que se prepara con los restos de pasta del día anterior: “Ha pasado de ser uno de los platos que los campesinos y pastores acostumbraban a llevar al campo a convertirse en la reina del tupperware, por lo que es fácil suponer que la frittata está igual de buena se coma fría o caliente y también es ideal para comer al día siguiente” - continúa explicando Moncho.

Y precisamente, al tratarse de un plato tan popular, cada zona e incluso cada cocinero tiene su propia receta, un poco parecido a lo que ocurre en España con la tortilla de patata. Unos prefieren usar mantequilla y otros aceite de oliva, algunos un determinado queso y otros nata o leche, pero quizás el aspecto que crea mayor controversia es la forma de cuajar la frittata: “Si hablas con los mayores, te dirán que lo auténtico es hacerla en el horno, en una sartén de hierro fundido, aunque actualmente la mayoría la hagan directamente al fuego. Nosotros tratamos de defender la tradición y por eso la cuajamos en el horno”.

En cuanto a los ingredientes que utilizan para su elaboración, se decantan por las verduras y hortalizas y así podemos encontrar la frittata de espinacas, la de manzana y zanahoria con una mezcla de dulce y ácido muy particular, y la de puerro con queso. También cuentan con una de clara inspiración española preparada con atún y pimientos de piquillo y, por último, haciéndole un guiño a la quiche, elaboran una frittata Lorraine a base de bacon y quesos Edam, Mimollete y Mozzarella.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente