Gamze destrozada por la pérdida en ‘Madre’

Por Telenovela

From Diez Minutos

Cengiz se cuela en la mansión y Gamze lo amenaza con una pistola. El tipo no la toma en serio y le revela sus intenciones con una maliciosa sonrisa: “He venido a ver a tu madre, sé que está muy delicada y que ha incluido a Melek en su testamento”. La chica pierde el control y le dispara en el brazo. El ruido alerta a Dura y a Cahide, que le gritan que se vaya si no quiere que llamen a la policía. Sule llega y se lo lleva de vuelta a casa, donde lo cura pues se niega a ir al hospital.

Gönül por fin recibe el amor de su hija

Después de abrazar a Gönül y llamarla por primera vez madre, Zeynep le pregunta por qué declaró ser la asesina de su padre. La mujer no sabe qué responder y se siente aliviada cuando una llamada al teléfono de su hija las interrumpe. Zeynep se va a la mansión Günes al saber lo que ha ocurrido allí. Esa noche, la fotógrafa culpa a Cahide de todas las desgracias que ha llevado a la familia. A pocos metros de allí, Sule escucha a su marido, que delira debido a la fiebre. Así descubre que cuando su primer esposo murió, sus suegros le llevaron una gran cantidad de dinero para su nieta que él gastó.

A la mañana siguiente, Gamze va a despertar a su madre y se derrumba al comprobar que no respira. De inmediato grita a sus hermanas para que llamen a una ambulancia, pero es demasiado tarde…

Cengiz, que ya se ha recuperado, se alegra al conocer la muerte de la señora pues piensa pedir la parte de la herencia que le corresponde a Melek. Sule, sin embargo, va a dar el pésame a las Günes y acaba aceptando la propuesta de Zeynep de entregar en adopción a su hija. De regreso a casa, se lo cuenta a su marido y, para su sorpresa, él se ríe. Lue o, la golpea y se marcha.

Tras el entierro de Cahide, Gamze deja a sus hermanas para formalizar la adopción de la niña, que se queda feliz con Duru y Zeynep hablando sobre su nueva vida juntas. Solo una hora después, Cengiz va a buscar a Melek con unos policías. Zeynep se resiste ,pero Gamze llega y le explica que el tipo está en su derecho: “Aunque no lo sabíamos, según el registro, también es su hija, no solo de Sule. No podemos adoptarla sin su autorización”.