Gal Gadot hunde definitivamente al director de 'Liga de la Justicia'

·4 min de lectura

La controvertida versión de Liga de la justicia de Josh Whedon sigue dando mucho que hablar, aunque más que por la película en sí, por los presuntos tratos abusivos del director hacia los miembros del reparto durante el rodaje. Fue Ray Fisher, el actor bajo los engranajes de Cyborg, el que abrió la veda de acusaciones, pero ya han sido varios los intérpretes que han salido a denunciar públicamente a Whedon. 

La última en hacerlo ha sido Gal Gadot, la Wonder Woman del Universo DC. Y ha sido rotunda al respecto.

Gal Gadot (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)
Gal Gadot (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

The Hollywood Reporter trató recientemente el caso de Fisher en profundidad y se hizo eco del trato del director hacia Gadot. Según una fuente anónima, Whedon llegó a prometer dañar su carrera haciendo que su personaje luciera “increíblemente estúpido” en su montaje de Liga de la Justicia.

“A Gadot le preocupaba el corte final de la película y tenía problemas con que su personaje pareciese más agresivo que el que conocimos en Wonder Woman. Quería que el personaje tuviera cierta continuidad entre una película y la otra”, explicaba dicha fuente a THR. “El mayor choque se produjo cuando Whedon presionó a Gadot para rodar unas frases que no le gustaban y amenazó con dañar la carrera de Gadot y menospreció a la directora Patty Jenkins".

Ahora, la propia actriz ha salido a confirmar estas palabras. En una entrevista para la televisión israelí N12 (recogida por medios como Page Six) la intérprete de Diana Prince ha denunciado públicamente la amenazas sufridas por el cineasta de Los Vengadores o Buffy Cazavampiros, sumándose así a las numerosas acusaciones que recaen sobre Whedon y su abusivo comportamiento a la hora de trabajar. 

"Amenazó mi carrera. Me dijo que si hacía algo se aseguraría de que tuviese una carrera miserable", confirmaba Gadot mientras añadía que, en su caso, "lidió con el asunto" reportándolo a sus superiores en el estudio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Tras la denuncia de Ray Fisher, quien calificó a Whedon de “asqueroso, abusivo, no profesional y completamente inaceptable” a través de Twitter, compañeros como Jason Momoa, el actor bajo la piel de Aquaman, salieron a apoyar sus declaraciones asegurando que “muchas cosas serias” ocurrieron durante las grabaciones. Recordemos que Joss Whedon tomó el mando de la película cuando Zack Snyder decidió retirarse del proyecto para lidiar con una tragedia familiar, optando por cambiar secuencias y parte de la historia que llevaron a los famosos reshoots de la discordia.

Warner decidió tomar cartas en el asunto e inició una investigación interna que acabó el pasado mes de diciembre, asegurando que habían tomado una "acción rectificativa" pero sin especificar las medidas tomadas o la conclusión final. Whedon abandonó la serie The Nevers, producción de HBO Max donde ejercía de productor, director y showrunner. Sin embargo, en la versión oficial se alega que dejó el proyecto por no poder afrontar los desafíos de la serie en medio de la pandemia y solo se llegó a decir que, en su caso, la empresa no recibió quejas en su contra.

Fisher no se dio por satisfecho por las medidas de Warner, puesto que también culpabiliza al presidente de DC Films, Walter Hamada, de haber permitido el comportamiento de Whedon. De hecho, el actor asegura que su personaje fue eliminado de la nueva película de The Flash por sus polémicas acusaciones.

Joss Whedon (Photo by Jordan Strauss/Invision/AP)
Joss Whedon (Photo by Jordan Strauss/Invision/AP)

No solo el reparto de Liga de la Justicia ha hablado alto y claro sobre Josh Whedon. Charisma Carpenter, quien dio vida a Cordelia Chase en Buffy cazavampiros y Angel, relató en sus redes sociales que el director “abusó de su poder en numerosas ocasiones” en el set de rodaje. Carpenter, que aseguró que los malos tratos sufridos le derivaron a posteriores problemas personales, fue apoyada por su compañera Sarah Michelle Gellar, quien pese a admitir sentirse “orgullosa” de tener su nombre asociado con el de Buffy Summers, explicó que no quería “estar asociada con el nombre de Joss Whedon”.

Sin embargo, las acusaciones de Gal Gadot dejan aún más claro que la carrera de Whedon, quien durante años fue considerado como un difusor de ideas feministas, está tocada y hundida. No hay dudas que el peso de la actriz en la industria podría suponer el fin definitivo para este director. De momento, desde su partida de The Nevers, no tiene ningún proyecto en marcha.

Por suerte, la actriz israelí sigue siendo una Wonder Woman adorada por los fans de DC y tiene en el horizonte una prometedora carrera, ya que próximamente la veremos en grandes producciones de Hollywood como Muerte en el Nilo de Kenneth Brannagh o protagonizando la Cleopatra que prepara Patty Jenkins. Aunque por el momento, Gadot anda tomándose un pequeño descanso mientras está embarazada de su tercer hijo.

Más historias que te pueden interesar: