¿Pueden las gafas de sol producir manchas en la piel?

·4 min de lectura
Photo credit: Catherine Delahaye - Getty Images
Photo credit: Catherine Delahaye - Getty Images

Todos los años, la vuelta del verano es uno de los motivos que causan acné y la aparición de manchas. Se cree que lo primero podría ser debido al taponamiento que producen algunos fotoprotectores solares en los poros, y lo segundo está directamente relacionado con la exposición solar. “En verano se incrementan las horas de exposición solar y la incidencia del sol es más perpendicular en zonas más expuestas como la cara, el escote o las manos”, asegura el médico estético José Manuel Fernández (Centre Mèdic i D´Estètica, Barcelona, tel. 934 080 179).

Este tipo de manchas, oscuras, marrones, planas e irregulares, se denominan léntigos solares y son más frecuentes de lo que piensas, como las manchas en el bigote. De hecho, más del 20% de las personas mayores de 35 años presenta algún léntigo y a partir de los 60 años estos ya afectan al 90% de la población, debido a la exposición solar continuada con el transcurrir de los años. Estas manchas son muy comunes en la zona de la ojera, haciéndonos parecer mayores y con cansancio acumulado. Así pues, vamos a hablar de por qué salen ojeras y cómo combatirlas.

Ojeras pigmentadas

Ahora bien, existe un tipo de ojera, concretamente las pigmentadas, que se pueden formar por causas genéticas o por tomar medicamentos, pero también por un exceso de exposición solar en la zona o por llevar gafas de sol con filo metálico. “El contorno de los ojos es un área más sensible a la acción solar. La piel de los párpados es más fina y tiene menor elasticidad por lo que es más sensible al sol”, detalla José Manuel Fernández. Además, “durante el verano se incrementa el uso de gafas de sol y se ha comprobado que el uso de las que tienen montura metálica produce un aumento de la reflexión de los rayos del sol que da lugar a una sobreexposición de esta zona con el consiguiente agravamiento de la pigmentación localizada”, añade este médico estético. Algo más: el sol agota las reservas de humedad en la piel y en el contorno de los ojos en particular, dejándola deshidratada. Así pues, ¿cómo tratar las ojeras pigmentadas?

Contornos de ojos específicos

La piel de esta zona es más fina y requiere el uso de cosmética específica desde los 20 años. Los mejores contornos de ojos del mercado contienen “vitamina C antioxidante, y colágeno marino, elastina y ácido hialurónico durante el día para hidratar, regenerar y proteger. Y vitamina K óxido, zinc y extracto de canabidiol por la noche, para descongestionar y evitar la retención de líquidos”, aconseja la médico estético Natalia Ribé. También podemos optar por parches para el contorno de ojos para acabar con ojeras y bolsas.

A continuación, una selección de los mejores correctores de ojeras pigmentadas.

Photo credit: Teoxane
Photo credit: Teoxane

R[II] Eyes (c.p.v), de Teoxane. Con hamamelis, extracto de castaño de Indias, ácido hialurónico resilente y un complejo antioxidante.

Photo credit: Bonaloa
Photo credit: Bonaloa

Natur Lift (39,95 €), de Bonaloa. Con tres tipos de vitamina K, aumenta la microcirculación y combate el color morado de las ojeras.

Photo credit: LPG
Photo credit: LPG

Unique Eye Cream (50,00€), de MASQMAI. Formulado con ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular, aceite de argán y de jojoba, pantenoly extracto de flores blancas.

Photo credit: Bluevert
Photo credit: Bluevert

Contorno de ojos La Sagesse (65,00€), de Bluevert. Enriquecido con el complejo marino Plasmarine™ y activos de origen botánico.

Photo credit: OLEHENRIKSEN
Photo credit: OLEHENRIKSEN

Banana Bright + Eye Crème (37,99€), de OLEHENRIKSEN. Con un complejo triple de vitamina C, oro, bioflavenoides antioxidantes, extracto de naranjo y pigmentos inspirados en el polvo del plátano.

Photo credit: Masqmai
Photo credit: Masqmai

Soin Contour Yeux & Lèvres (66 €), de LPG. Rico en colágeno, elastina y ácido hialurónico, reduce bolsas y ojeras.

Photo credit: Lancôme
Photo credit: Lancôme

Advanced Génifique Yeux (63 €), de Lancôme. Enriquecida con fracciones de pre y probióticos, ácido hialurónico y un derivado de la vitamina C.

Photo credit: Virtud Estética
Photo credit: Virtud Estética

Eye Contour ATX Care (35 €), de Virtud Estética. Con colágeno natural, ácido hialuróico de bajo peso molecular, aceite de germen de trigo y jojoba, y activos tensores.

Filtros para la luz azul

Hay que evitar el uso de gafas cuya montura sea dorada o metálica y que apoyen justo dónde salen las ojeras. Y procura que éstas lleven cristales que te protegen de la luz azul. También debes activar esta función en las pantallas que utilices, una de las claves para cuidar tus ojos si trabajas desde casa.

Photo credit: Multiópticas
Photo credit: Multiópticas

Gafas Mó Latitude, de Multiópticas (59,00€).

Un filler con ácido hialurónico y antioxidantes

El ácido hialurónico en general tiene unas propiedades que hacen que aumente la hidratación de la piel, inducen la formación del colágeno propio y estimulan la elasticidad cutánea”, apunta el médico estético. Así, los cosméticos con ácido hialurónico resolverían los problemas de deshidratación que producen los rayos UV en la zona: “una piel bien hidratada y bien nutrida es una piel con menos signos de envejecimiento.”

Pero, además, existen rellenos de ácido hialurónico, desarrollado específicamente por los laboratorios Teoxane, para el tratamiento de la ojera. “Tiene una alta viscoelasticidad para adaptarse al espacio de la ojera, sin comprimir tejidos adyacentes, lo que provocaría edemas. Al mismo tiempo, tiene una baja capacidad higroscópica (de retención de agua), de manera que cuando se consolida no se produce un exceso de captación de agua en la zona. Y también unifica el tono gracias a que incorpora antioxidantes en su fórmula que revierten los efectos del sol y evitan la aparición de manchas”, explica José Manuel Fernández. Es decir, este filler es capaz de rehidratar, mejorar la elasticidad, corregir el hundimiento y la pigmentación que se produce en el contorno de los ojos. El ácido hialurónico para rellenar las ojeras es, así, infalible, y uno de los mejores tratamientos estéticos para combatir el envejecimiento.

El tratamiento

Se infiltra ácido hialurónico entre el hueso y los panículos grasos para que no se vea y no se note, y así evitar un posible efecto Tyndall, que es cuándo el relleno queda superficial, la luz se refleja, y la ojera se ve todavía más oscura y azulada. El ácido hialurónico se va depositando en forma de abanico hasta que se corrige la depresión y luego se realiza un suave masaje para distribuir el producto dentro del canal ocular y asegurar que el relleno permanece en el lugar correcto”, detalla el médico estético Javier Anido.

Sesiones: son necesarias una o dos sesiones, esperando un mes entre una y otra para dar tiempo a que el producto se consolide y rehidrate, y evitar así una sobrecorrección.

Precio: desde 350 €.

Dónde: En el tel. 960 47 96 00 y en la web Combate tus Ojeras se puede localizar la clínica más cercana avalada por Teoxane.