Gabriella Karefa-Johnson, editora colaboradora de Vogue, se burla de Kanye West y acusa a gordofóbicos de las redes

Gabriella Karefa-Johnson credit:Bang Showbiz
Gabriella Karefa-Johnson credit:Bang Showbiz

Gabriella Karefa-Johnson, la editora y colaboradora de Vogue de la que se burló Kanye West en medio de un escándalo por el lanzamiento de unas camisetas con el mensaje "White Lives Matter", ha asegurado que ha sido víctima de la "gordofobia".

La escritora de moda de 31 años fue ridiculizada por su ropa por el rapero, después de que ella tachara de "indefendible" su inclusión de tops en su desfile de la Semana de la Moda de París.

A través de su cuenta en Instagram, Gabriella advirtió que había sido blanco de los trolls a raíz de las burlas del rapero: "He recibido una gran cantidad de críticas y burlas en los últimos días, pero nada ha sido tan malo como lo que la gente ha dicho sobre mi cuerpo y mi aspecto. La gordofobia saltó a la vista. Sí, soy gorda y no me siento humillada por mostrarme al mundo tal como soy".

En referencia a la fotografía que publicó el ganador del Grammy donde aparece en la Semana de la Moda de París, Gabriella añadió: "Me encanta esta foto del desfile de @balenciaga porque capta algo que me ha costado mucho conseguir (y que a veces todavía no consigo) amarme y sentirme a mí misma y apoyar a los diseñadores que no hacen que los cuerpos más grandes se dobleguen ante ellos... a mis compañeras hermanas y hermanos gordos, pónganse ese vestido, usen esas minifaldas".

Kanye, -que se ha rebautizado como Ye-, había publicado una imagen de la editora en la que aparecía con botas marrones, falda de punto a rayas, camiseta amarilla y gabardina de pana.

En un post ahora borrado, hacía referencia a su disputa con el presentador Trevor Noah diciendo: "Esta no es una persona de moda. Tú hablas de Ye, yo hablo de ti. Pregúntale a Trevor Noah".

Y en una referencia a la editora en jefe de Vogue, Anna Wintour, Kanye añadió: "Sé que Anna odia estas botas".

La escritora de moda había criticado en una publicación de Instagram la apuesta del cantante por lanzar las camisetas con el mensaje "White Lives Matter" durante la Semana de la Moda de París a principios de esta semana: "Estoy echando humo... aclarando mis pensamientos", añadiendo que Kanye pensaba que su creación estaba al mismo nivel que las del artista Marcel Duchamp: "Supongo que entiendo lo que intentó hacer: pensó que era duchampiano. No lo es. No lo logró y fue profundamente ofensivo, violento y peligroso".

Kanye defendió su hazaña asegurando: "Todo el mundo sabe que Black Lives Matter es una estafa, ahora se ha acabado, de nada".