Gabriele Thyssen, de Begum a reina del imperio Media Markt

En 1879, Julio Verne publicó la novela Los quinientos millones de la Begum, la historia de una princesa que deja una herencia fabulosa… y sin aparente sucesor. Si Verne viviera hoy, podría escribir una secuela basada en la vida de Gabriele Thyssen y podría titularla Los quinientos apellidos de la Begum. La protagonista de este increíble relato nació con el nombre de Gabriele Renate Homey, pero cuando era muy pequeña fue adoptada por su padrastro, el industrial alemán Bodo Thyssen, y comenzó a llevar su famoso apellido, sinónimo de riqueza y poder.

Con 27 años, Gabriele Thyssen se casó con el príncipe Karl Emich de Leiningen, un noble alemán aspirante al trono ruso. Entonces comenzó a hacerse llamar princesa de Leiningen. Karl Emich, bisnieto del gran duque Kirill Vladimirovich de Rusia y reconocido por los monárquicos rusos como el legítimo sucesor del último zar, perdió toda su fortuna, estimada en cientos de millones de euros, por amor. Su familia lo desheredó al casarse con Gabriele.

Gabriele Thyssen con su madre

La pareja tuvo una hija, la princesa Theresa, pero no soportó los contratiempos derivados de la batalla judicial que inició el príncipe para intentar recuperar su patrimonio. “Desde el principio de nuestro matrimonio me convertí en un enemigo para mi familia. Los dos estábamos sometidos a una enorme presión. Ningún matrimonio puede soportar ese tipo de cosas durante mucho tiempo", reconocería Karl Emich en una entrevista al diario The Guardian.

El matrimonio se disolvió a comienzos de 1998 y en mayo de ese mismo año Gabriele ya tenía un nuevo marido: Karim al-Ḥussayni, más conocido como el Aga Khan, líder espiritual de los musulmanes ismaelitas y uno de los hombres más ricos del mundo. Y con él llegó un nuevo título para la protagonista de esta historia: el de Begum. Gabriele también se convirtió al Islam y cambió su nombre por el de Inaara, derivado del árabe 'nur', que significa luz.

El Aga Khan y la Begum tuvieron un hijo, Ali Muhammad Aga Khan, en el año 2000, pero en 2004 anunciaron su separación. El suyo es considerado el divorcio más caro en la historia de Francia. Un tribunal de Amiens determinó que Karim -descendiente directo de Alí, yerno de Mahoma- debía indemnizar a su exmujer con sesenta millones de euros. En 2016, Gabriele se embolsó otros veinte millones tras vender su colección de joyas, incluido el collar de esmeraldas y diamantes de Cartier con el que acudió a la cena de gala previa a la boda de don Felipe y doña Letizia, valorado en tres millones.

A sus 56 años, la ex Begum, que suele dejarse ver en eventos sociales acompañada de su madre, está más cerca de conquistar un nuevo título: el de 'reina consorte' de Media Markt. Está saliendo con el magnate alemán Jürgen Kellerhals, de 55 años, heredero de ese imperio dedicado a la venta de electrodomésticos y con más de mil tiendas en quince países de Europa. “Son la nueva pareja de poder en los negocios y la sociedad”, apunta Bunte. La pareja hizo su primera aparición pública hace unos días en el torneo ecuestre de Aquisgrán​, una elegante ciudad balneario situada cerca de la frontera alemana con Bélgica y los Países Bajos.

Los primeros rumores sobre su relación comenzaron a circular el año pasado en el Oktoberfest de Múnich. Ahora, Gabriele y Jürgen ya no se esconden. Kellerhals es el único hijo del fundador de Media Markt y en 2017 heredó una fortuna estimada por Forbes en más de mil quinientos millones de euros. Julio Verne se quedó corto con aquello de “los quinientos millones de la Begum”.